domingo, 29 de noviembre de 2020

Una manga marina en Alicante



Con alerta naranja en la Comunidad Valencia, excepto en la provincia de Alicante con alerta amarilla, esta vez las lluvias no han sido protagonistas en la capital alicantina.

Pero lo que sí ha sido noticia ha sido una manga marina que se produjo mar a dentro en la playa de San Juan en Alicante y, después, en la playa Muchavista en Campello. Fue espectacular verla avanzar, rozando las olas y produciendo ese torbellino circular tan llamativo. Y mas lo fue si tenemos en cuenta que este fenómeno meteorológico no es común en estas costas.



Las trombas marinas o manga de agua pueden producirse en tierra y continuar en el mar o formarse en el mar y deshacerse al tocar tierra. Este último es lo que ocurrió el pasado viernes 27 de noviembre en Alicante y en Campello. Su formación depende de la existencia de un mesociclón, un sistema de baja presión en la escala de 2 a 10 km que se forma dentro de una tormenta eléctrica.


En esta ocasión, se formó frente a la playa de San Juan (Alicante) para continuar por la playa de Muchavista (Campello) con un desplazamiento veloz hacia las viviendas y establecimientos comerciales de primera línea. Al tocar tierra, levantó las baldosas y mobiliario urbano del paseo marítimo produciendo diversos daños materiales. Y fue perdiendo fuerza hasta convertirse en una fuerte ráfaga de viento.



Las redes sociales se hicieron eco de este extraordinario fenómeno meteorológico tan inusual en estas costas que produjo incertidumbre y no pocas sensaciones de miedo entre el vecindario y testigos de esta espectacular manga de agua.


Afortunadamente, no hubo que lamentar víctimas humanas y se quedó en una anécdota de este otoño que está siendo tan falto de lluvias en esta costa levantina.


Los vídeos de este artículo son de autor desconocido, compartido en redes sociales.

martes, 24 de noviembre de 2020

Olleta de blat, en tiempos del coronavirus

 


Cuatro cosas han ocurrido hoy que me llena de orgullo y de satisfacción, cuatro cosas importantes que llenan una vida cuando la compartes. Superamos al miedo, ya verán por qué. Buscamos nuestros queridos colores de otoño, ese que todos los años nos dan tanta energía y que este año no podían faltar en uno de nuestros recorridos tierra adentro. Disfrutar de nuestra gastronomía donde nace con nombre propio, es singular. Y todo, sobre todo, en familia. Cuántas cosas nos contamos cuando el encuentro es improvisado y cuando el entorno anima a la tertulia.


Hemos superado esa aprensión de comer lejos y fuera de casa que teníamos por protegernos del “bicho”, ese gran enemigo invisible que está ahí fuera al acecho para atacar a quien tenga más a mano. Y quien sabe, quien se pone a tiro. Pero no, esa incertidumbre no puede doblegar nuestra necesidad de relacionarnos, de emprender nuevos caminos.



Por las fechas, porque es noviembre, necesitábamos tirar al monte y buscar colores de otoño. Vamos al valle de Guadales. Sabemos que allí las montañas se visten mayoritariamente de pinos y de árboles de secano como el almendro o el olivo, pero cerca de los riachuelos que bajan de las fuentes de la Aitana hacia el embalse del mismo nombre que el valle hay olmos de altas copas cuyas hojas se colorean de oro, de naranja, de ocre. Y otros árboles, como las moreras, que los imitan. Algunas hojas ya caídas hacen una alfombra natural dorada que cubre el terreno árido de este lugar.



Una excursión montañosa por asfalto, por tierra, deben tener un premio, con ese alto en el camino necesario para el estómago y el espíritu. Y bien viene hacerlo en un sitio elegido por las tantas veces que hemos ido, por las tantas que nos han hecho disfrutar de lo mejor de su casa y de lo más preciado de su cocina. Me refiero a La Venta de Benifato. Antaño fue amparo y auxilio de viajeros en el largo y tortuoso tránsito de mercancías entre Alcoy y Villajoyosa, entonces un vasto y estrecho camino que se abría paso entre la maleza. Camino que buscaba el mar a través de la falda de la sierra Aitana. Todo evoluciona y aquella venta es hoy un restaurante en toda regla. En los fogones de su cocina se elabora probablemente la mejor olleta de blat del valle de Guadales. Este día añadimos a esa elección caldo con pelota, después de frutos del mar y unas cocas. Y de postre, dulce, una memorable tarta de manzanas. Oscar y su familia han hecho de esta Venta un lugar de culto en la gastronomía en la montaña alicantina. Además de un lugar de sosiego extraordinario. En su carta hay platos tradicionales y otros que no lo son tanto, con carnes a la brasa para todos los gustos. Lo mejor, es probarlo. Que les voy a contar yo, que para mi familia y para mí es nuestro restaurante de referencia en este valle.




La familia, una de esas cosas que menciono al principio. Que grande es estar reunido en familia. Y cuánto nos contamos cuando improvisamos, cuando estamos a gusto. No cambiamos el mundo para bien porque no nos dejan, que si no…. Tenemos la suerte que nos vemos todos los días en casa, aunque cada uno va a lo suyo y después nos reunimos casi siempre alrededor de la mesa. Aquí en la Venta esa magia se multiplicó este día. Y la palabra fue libre y resuelta en cada frase. Y es que es nuestra “casa” de este valle por lo a gusto que estamos allí. El tiempo ha pasado por todos, pero que bien que pase. Pues eso.

lunes, 9 de noviembre de 2020

La Monarquía Parlamentaria, más necesaria que nunca

 


El Círculo Monárquico de Alicante ha retomado su ciclo de conferencias, la primera con el título “La Monarquía Parlamentaria, más necesaria que nunca”, que dio el pasado 4 de noviembre el politólogo Carlos Rico Mira en la Sede Ciudad de Alicante de la Universidad de Alicante. Se hizo de forma presencial con protocolo covid-19 con un aforo máximo de 20 personas con las distancias de seguridad adecuadas entre los asistentes y, al mismo tiempo, por videoconferencia a través de la plataforma zoom.


Pascual Rosser Limiñana presentando a Carlos Rico Mira

El ponente dio una conferencia amena, interesante, con ese verbo fácil que le caracteriza, y ese énfasis con el que afirma sus convicciones. Al principio de su intervención manifestó que daba tres consejos a los monárquicos y constitucionalistas españoles: no abandonar nunca la defensa de la Monarquía, que ningún partido se apropie la defensa de la Monarquía porque la Monarquía es apolítica, es de todos los españoles, y no pedir nunca al Jefe del Estado que el Rey incumpla la Constitución.


Carlos Rico manifestó en otro momento de la conferencia que la Monarquía Parlamentaria “ha demostrado generar una estabilidad institucional muy importante” que da mucha tranquilidad a la sociedad española. También manifestó que la “Monarquía Parlamentaria consiguió una gran reconciliación nacional” avalada por la Constitución de 1978. Resaltó esta idea que hoy Monarquía y Constitución van de la mano. “Esa reconciliación – siguió manifestando – nos hizo olvidar todo el pasado para emprender juntos un nuevo futuro”.



Rico resaltó y reiteró que la Monarquía Parlamentaria no es partidista, que está amparada por la Constitución de 1978 donde se regula con mucha claridad la división de poderes del Estado y el papel del Rey.


Esta conferencia despertó mucha expectación en redes sociales por lo que tuvo un gran éxito de audiencia de forma presencial y por videoconferencia simultánea.



Esta conferencia es la primera de la nueva actividad de este Círculo Monárquico de la provincia de Alicante. Las siguientes actividades son:


·         20 de enero de 2021: conferencia on line por zoom titulada “El Rey y la Constitución”, por Teresa Freixes, Catedrática de Derecho Constitucional  y Vicepresidenta de la Real Academia Europea de Doctores;

·         27 de enero de 2021: concierto de guitarra clásica de título “Del Barroco al siglo XX español”. Con este concierto celebran el cumpleaños del Rey en una fecha cercana al 30 de enero.  

·         24 de febrero de 2021: conferencia on line y presencial de título “Monarquía Parlamentaria como régimen constitucional. Mitos y realidades”, por José Sanmartín, Doctor en Ciencias Políticas Y Sociología por la Uned.


Hay otras actividades pendientes de confirmar fecha, acuerdos de colaboración, encuentros, … Todo por medio de protocolo covid-19.


Carlos Rico Mira, Pascual Rosser Limiñana y Bernardino Roca de Togores

El Círculo Monárquico de Alicante es una asociación cultural sin ánimo de lucro, apolítica, aconfesional, independiente no adherida a ninguna otra asociación monárquica, que organiza actividades culturales en relación con la Monarquía y con Alicante, con el convencimiento que la Monarquía Parlamentaria es el mejor modelo de Estado para España y los españoles.

 

La conferencia del Círculo Monárquico de Alicante, "La Monarquía Parlamentaria, más necesaria que nunca", es noticia en el ABC

Entrega Trofeo Real Liga Naval Española 2020

 

Nacho Campos, patrón del Tanit IV-Medilevel

El pasado viernes 30 de octubre se produjo la entrega del Trofeo Real Liga Naval de la regata Alicante Royal Cup organizada por el  Real Club de Regatas de Alicante y la Real Liga Naval Española, que no pudo entregarse después de la competición. Esta regata se realizó durante los pasados días 26 y 27 de septiembre, con gran éxito de participación en todas las categorías.

 

Magú del Spaniard

Los armadores y/o patrón clasificados del Tanit IV-Medilevel, Nacho Campos; del Spaniard, Alfonso Rodríguez; del Despelote, Jorge García; y del Nemox, Jose Francisco Romero, representaron a sus embarcaciones y a los demás que no pudieron asistir por diversas razones.

 

José García, armador del Despelote

Jose Francisco Romero, armador del Nemox

El Real Club de Regatas de Alicante estuvo representado por su Presidente Miguel López Barbero y su Comodoro Juan Luís Díaz. A su vez, la Real Liga Naval Española estaba representada por Pascual Rosser Limiñana, Delegado, y Francisco Rosser Limiñana, Subdelegado, de esta asociación en la provincia de Alicante. Todos ellos agradecieron la participación de las tripulaciones y sus armadores en esta regata que se ha consolidado como la competición que arranca la nueva temporada después del verano.

Miguel López Barbero, Presidente RCRA, y Pascual Rosser Limiñana, Delegado RLNE en Alicante

Fue un encuentro deportivo y entrañable, con un menú excelente en el restaurante Poniente en Alicante. Aprovecharon los armadores para conocerse un poco más y contar particularidades desconocidas sobre sus veleros, sus singladuras, incluso cómo había surgido el nombre de sus embarcaciones. Porque todo tiene un por qué, un sentido, y una historia que compartir.

Los trofeos conmemoran, además, el V Centenario de la Vuelta al Mundo por Magallanes y Elcano en el que se descubrió el estrecho de Magallanes, se certificó que la tierra es redonda y se abrió una nueva ruta marítima dominada por la Corona española. Estos trofeos fueron patrocinados por la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Alicante con los que se sumó a esta celebración.

 

Todo se realizó con estricto protocolo y distancias de seguridad por el covid-19.


Clasificados. "Tanit IV Medilevel, Ohana y Bicus Dos lideran el Trofeo Real Liga Naval de Alicante" en este enlace

Fotos de Paco Rosser Limiñana

viernes, 6 de noviembre de 2020

Las cigarreras

 

cigarreras en la fábrica de tabacos de Alicante, operarias con la máquina universal 
para la fabricación de cigarrillos sin boquilla

Cuando una ciudad era elegida para instalar una fábrica de tabacos era como si le hubiese tocado la lotería y más aún a los miles de mujeres que eran contratadas para hacer los cigarros. Una de esas ciudades fue Alicante (1801).


Para esas mujeres era una suerte trabajar en una fábrica de tabaco porque en aquella época la mujer sólo trabajaba en las labores de la casa o del campo y no tenían casi salida en otro empleo que no fuera ese. Así lo menciona Caridad Valdés Chápuli en un interesante trabajo sobre las cigarreras de la fábrica de tabacos de Alicante. 


Las cigarreras, operarias así llamadas de forma popular, empezaban a trabajar desde muy jóvenes. Incluso una vez casadas llevaban a sus hijos de meses en sus canastos a modo de cuna mientras hacían su faena. Ya siendo adolescentes, si eran niñas ejercían de aprendices sin serlo aprendiendo este oficio que con el tiempo sería el suyo. Aprendían también de la vida, testigos mudos de las conversaciones de sus madres con otras mujeres que en sus momentos de descanso comentaban el devenir cotidiano. ¿Se imaginan encontrase con la realidad tan pronto, qué pasaría por esas cabecitas?.



cigarreras pintadas por Gonzalo Bilbao en 1915 
en la fábrica de tabacos de Sevilla

Las cigarreras llamaron la atención de escritores y viajeros extranjeros. Por citar a uno de ellos, mencionaré al francés Próspero Merineé (1803-1870) quien escribió su novela corta “Carmen” en 1845 que luego fue convertida en ópera por Georges Bizet en 1875. Merimeé narra escenas de amor, celos y muerte entre un militar y una gitana que trabaja en la fábrica de tabacos en Sevilla. A las cigarreras las describe como mujeres jóvenes, morenas, provocativas, valientes, …. Otros escritores extranjeros dieron cuenta de las cigarreras en sus  escritos de sus viajes por España como Joseph Townsend  o Teófilo Gautier.  


También contaron de ellas escritores españoles como Antonio Flores (“Los españoles pintados por sí mismos. La cigarrera”, de 1843), Armando Palacio Valdés (“La hermana S. Suplico”, 1889) o Emilia Pardo Bazán (“La Tribuna”, 1883), cuentan la vida y milagros de las cigarreras en las fábricas de tabacos y su entorno social.


Emilia Pardo Bazán narra su cruda realidad, la dureza de este trabajo y las malas condiciones laborales, que no todo era la manifestación exagerada y la imagen exótica que describían de ella algunos escritores extranjeros. Un escritor inglés escribió su crónica en The Times en Londres, que luego fue traducido en un periódico local, en la que manifestó que nos imaginemos a “mujeres de 14 a 40 años, pero la mayor parte jóvenes y bonitas, vestidas con el pintoresco traje de estas provincias, con su negra y rica cabellera por único adorno en la cabeza, y entre ellas los superintendentes que se mueven vanamente en todas direcciones para hacer guardar el silencio y el orden necesarios para el trabajo”.


En su libro dedicado a la mujer alicantina, Llofriu Sagrera manifiesta que “la cigarrera, modelo de laboriosidad y de gracia, encierra el donaire, la oportunidad, el chiste y nada más divertido que oír a aquellas la delicadeza y punzante sátira contra las que pretenden el predominio de la belleza sin merecerlo”, y sigue diciendo que “la fábrica de tabacos es foco permanente de murmuración, no saliendo de allí, ni una de las personas que visitan el establecimiento, sin llevar el epigrama atrevido, la sátira incisiva”.


grupo de cigarreras en el patio de la 
fábrica de tabacos de Alicante

Las cigarreras crearon su propio clima dentro de la fábrica, se respetaban y se protegían entre ellas de las exigencias del patrono y de lo laborioso de su faena. En muchas ocasiones trabajaban en la fábrica mujeres de tres generaciones de la misma familia: abuela, hija y nieta. Emilia Pardo Bazán nos describe muy bien ese ambiente laboral al manifestar que “medio ciega y muy temblorosa de manos, la madre no podía hacer más que niños, o sea la envoltura del cigarro; la hija se encargaba de las puntas y del corte, y entre las dos mujeres despachaban bastante, siendo de notar la solicitud de la hija y el afecto que se manifestaban las dos, sin hablarse, en mil pormenores; en el modo de pasarse la goma, de enseñarse el mazo terminado y sujeto ya con su faja de papel, de partir la moza la comida con su navaja y acercarla a los labios de la vieja”. Entrañable escena que nos narra Pardo Bazán. Y sigue manifestando que “¿sabe usted qué es esa fábrica?. Una masonería de mujeres que, aunque hoy se arranquen el moño, mañana se ayudan todas como una legión de diablos”. Tenían rivalidades, empeños y diferencias, pero ante la adversidad, se juntaban todas a una y así lo expresa esta escritora al indicar que “se ayudarían mutuamente, como siempre, las que estaban mejor se rascarían el bolsillo para atender a las más necesitadas, y en efecto, así se hizo, verificándose numerosas cuestiones, siempre con fruto abundante”. Este sentir pasaría de la ficción a la realidad y fue fruto de la necesidad de sindicarse que harían en el futuro.

El traje de Iglesias

 


Una vez más nos ha sorprendido su puesta en escena. Pablo Iglesias no deja de sorprendernos, tiene que dar la nota, da que hablar. Ya sabemos que es un as de la comunicación …. Más cuando estaba en la oposición que ahora que está en el gobierno de coalición de España, quizá porque piense que no le hace falta tanto como antes. No sé lo que pretende, porque su intención de voto y su puntuación como líder sigue cayendo en todas las encuestas. Pero ahí lo tienen, dominando la escena, o eso cree él.


Lo ha vuelto a hacer con la presentación del proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE). Iglesias ha destacado por sí mismo, por su indumentaria, más que por los PGE, incluso ha eclipsado a Pedro Sánchez, Presidente del Gobierno. ¿Y cómo es eso?.


La puesta en escena estaba calculada. Entraron los dos casi al mismo tiempo al salón del Palacio de la Moncloa desde donde se iba a hacer la comparecencia. Sánchez un poco más adelantado, que para algo es el Presidente. Como si fueran un par de amigos, ¿lo son?, camino de una tertulia. Desenfadados, tranquilos, dispuestos a mandar un mensaje de unidad del Gobierno, ¿realmente la tienen?, después de unas duras negociaciones entre el PSOE y UP para que este presupuesto previsiblemente sea el más social de todos los tiempos, ¿de verdad?, una vez se apruebe en el Parlamento.


Iglesias se presentó con traje. Dejó impresionados a los periodistas y a todos los que lo vimos después en las noticias. Seguro que tuvo que buscar en su fondo de armario un traje y corbata oscuros, propio para la ocasión. ¿Quizá el del día de su boda?. Que Sánchez llevara traje y corbata era lo normal. En esto Sánchez es más respetuoso que Iglesias con las formas, en la indumentaria y en las más mínimas normas de educación. En esta ocasión, Iglesias dominó la escena por un hecho normal que para él no lo es. Ya ven. Con un gesto tan sencillo, se hizo amo de la imagen, esa que seguro fue tan medida pero que – sorprendentemente - eclipsó la figura de Pedro Sánchez como Presidente del Gobierno de España.


A muchos nos gustaría saber quién es su asesor de imagen, o sus asesores que presuntamente debe de tener muchos cobrando del erario público. Así aprenderemos de su puesta en escena.


No se pone el traje cuando va a visitar al Rey en un acto oficial, ni en su primera comparecencia como vicepresidente gubernamental en las sesiones parlamentarias de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados. En cambio, se lo pone para presentar el proyecto de los PGE que es cuando daba igual la indumentaria que llevara. Conociéndolo, cualquiera hubiera venido bien. Pero lo hizo así para llamar la atención.


Iglesias es una caja de sorpresas, lo suyo es dominar la escena. Recuerden cuando fue a la entrega de unos Premios Goya vestido de esmoquin. No le pegaba, parecía que iba a un baile de disfraces. Que me perdonen los cinéfilos, pero iba disfrazado. Y volvió a llamar la atención, que es lo suyo. Aunque sus actitudes no sumen en su intención de voto porque cada vez sus mensajes y actos políticos son cada vez menos creíbles, están cada vez más están fuera de contexto, ni siquiera suma en su supuesto electorado. ¿Se está aburguesando y en su disimulo viene la confusión?. Le dejo que responda usted mismo a esta cuestión.


martes, 3 de noviembre de 2020

Con gennaker, en la bahía de Alicante

 


Una vez más navegamos por la bahía de Alicante, un último día de octubre. Con calor, si lo he dicho bien. En Alicante es siempre primavera, con la sola excepción de algunos días de enero y febrero cuando nieva en la sierra Aitana, tan cercana del mar. Disfrutamos de esta extraordinaria sensación de bienestar con la navegación a vela donde el motor brilla por su ausencia (sólo lo usamos para salir y atracar en el puerto). Ya saben que “en la vida hay dos clases de personas, los que navegamos a vela y los demás”, como bien dice el armador de este velero.






Esta vez navegamos con gennaker. Esta es una vela intermedia entre el génova y el espináker. Precisamente, su nombre viene de la combinación del nombre de estas dos velas. GÉNova más espíNAKER. Es más económica y fácil de poner y de manejar que el espínaker, incluso con poca tripulación. Se fija en la proa sin necesidad de poner el tangón. Su uso es ideal para vientos portantes flojos o moderados hasta los 20 nudos.


Este gennaker tiene “calcetín”, una funda para la vela que facilita el despliegue de esta y su recogida, lo que hace más sencillo su uso. También los hay sin calcetín.

El velero se deja arrastrar con sus velas mayor, mesana y gennaker, portando vientos flojos que animan la tertulia a bordo. Muchos son los temas, las bromas y los comentarios jocosos, que bien viene este rato de sosiego en nuestro devenir cotidiano en estos tiempos difíciles que nos ha tocado vivir. Pero ya saben que, con todo, lo importante es vivirlos y disfrutar de ellos. Y, si quieren, compartirlos con usted que está leyendo estas líneas.


El viento es el que manda. Esta bahía los recibe todos, vengan de tierra o de mar. Los buscamos, nuestro velero siempre navega rumbo viento hacia el horizonte. Aunque ya saben ese dicho que dice que  “quien confía del viento, confía de la misericordia del diablo”.  

Más confiados son los de “La oreja de van gogh”, grupo musical que canta la banda sonora de la película animada de “Elcano y Magallanes, la primera vuelta al mundo” de 2019. Ese año, hasta 2022, celebramos el V Centenario de la primera vuelta al mundo a vela en la que además se certificó que la tierra es redonda. Los españoles fuimos los primeros en dar esa vuelta al mundo, casi nada. Y orgullosos tenemos que estar de tan magnífico acontecimiento. La canción de esa película se titula “Confía en el viento”. Canción y película están especialmente dirigidas a un público joven. Su letra es optimista con frases como esta: “No mires atrás/Confía en el viento/Tú puedes lograr/La vuelta al mundo entero/Que nadie olvidará.


El 15 de agosto de 1519 partieron de Sevilla cinco naves patrocinadas por el rey Carlos I de España y comandadas por Magallanes. El 20 de septiembre de ese año salieron de Sanlúcar de Barrameda a la mayor aventura marina después del descubrimiento de Amériica por los españoles. Volvieron al mismo puerto el 6 de septiembre de 1522. Partieron 239 tripulantes, volvieron 18 en una sola nave capitaneados por el español, de origen vasco, Juan Sebastián de Elcano.  Una proeza extraordinaria que se lo cuento aquí, y en este otro enlace, con más detalle.

La foto de portada es de Cristian Más Torres.

Colores de Otoño por el Preventori de Alcoy

Que sabia es la naturaleza. Un momento que podría considerarse dramático se convierte en una explosión de color otoñal  y en una necesidad n...

entradas populares