domingo, 29 de mayo de 2022

Ampliación del Parque del Mar

 


Una nueva zona verde suma a las ya existentes en la ciudad de Alicante y amplía el Parque del Mar. Es notorio por su situación, por los muchos metros cuadrados que se añaden a ese parque, por la recuperación de patrimonio histórico de la guerra civil, por sus fuentes, sus miradores, sus pequeñas colinas, por las láminas de agua reciclada que recorren el parque y se añaden a la ya existente de su lago. En una ciudad que siempre ha buscado recursos para consumir agua potable para sus vecinos, que en sus parques destaque el agua, es una buena noticia.




En la primera fase se inauguraron 35.000 metros cuadrados en 2010 con una inversión de un millón de euros. Esta segunda fase, inaugurada el 3 de noviembre de 2021, suma otros 20.000 metros cuadrados con una inversión de 1,5 millones de euros.


Es una iniciativa de la Autoridad Portuaria de Alicante para favorecer su integración en la ciudad, evitando el choque de sus instalaciones con el casco urbano de la ciudad. Es un parque del puerto que se hace con la intención que dependa del Ayuntamiento de Alicante para su uso y mantenimiento.


La entrada principal está en uno de los laterales de Casa Mediterráneo, la más cercana al puerto. Una vez dentro, nos la bienvenida una fuente, unos chorros que salen de la tierra. Refresca el ambiente. El agua de los chorros sube y baja y revolotea, produciendo una agradable musicalidad. Hay otras entradas laterales.






Unas acequias llevan agua reciclada como si se tratase del antaño sistema de riego de la huerta alicantina. Muy poco después vemos la joya de este parque por su curiosidad. Un bunker y nido de ametralladoras de la guerra civil española frente a una lámina de agua. Le sorprenderá que esté tan lejos del mar pero cuando se construyó, para vigilar posibles incursiones enemigas, no lo estaba tanto. Entonces, ¿Qué ha pasado?. Es cierto que cuando se construyó este bunker estaba muy cerca de la orilla del mar. Posteriormente, después de terminada la guerra, el puerto ganó terreno al mar, por eso este está mucho más lejos de lo que estuvo antes. Frente al bunker hay un mirador desde donde se ve este, la ciudad y al fondo el castillo Santa Bárbara. Siempre presente, para algo es nuestra seña de identidad.





Después del bunker el paseo conecta con la primera fase del parque. Es fácil ver la conexión porque los árboles ya son frondosos y dan sombra, porque las laderas de las pequeñas colinas tienen un césped abundante. Y porque el pequeño lago que se construyó inicialmente allí sigue, con su pequeña cascada.


Todo el parque puede caminarse por una senda. Si la haces entera como si se tratara de una ruta circular, el recorrido suma unos cuatro kilómetros en total. Es sencillo, para todas las edades. Le invito a que lo recorra, también tiene rincones donde sentarse en un banco, dejar correr el tiempo sin prisas, con el sosiego necesario para hacer más saludable la vida cotidiana.




Las fotos están hechas el 13 de febrero de 2022

lunes, 16 de mayo de 2022

Reivindico a Juan Carlos I

 


Reivindico a las instituciones del Estado y al pueblo español para – entre todos - recuperar su buen nombre, ahora que parece que por fin vuelve a España después de esas largas vacaciones en Abu Dabi forzadas por el Gobierno sin saber muy bien por qué.


El Padre del Rey será bienvenido allí donde vaya, donde tengan la suerte de recibirle y aplaudir su excelente trayectoria en la historia de España.


Reivindico que se respete su figura como el Rey que reinó en los casi cuarenta años más prósperos de la historia española.


Reivindico a quien fue el artífice de la Transición española. Juan Carlos I pasó de la dictadura a la democracia sin derramamiento de sangre. Tenía poderes absolutos y renunció a ellos para que pasaran a las instituciones democráticas y al pueblo. Un proceso que hoy se estudia en diferentes universidades del mundo y que hizo que promovieran al Rey Juan Carlos como candidato para el Premio Nobel de la Paz.


Lo reivindico como el líder que situó a España en el mapa después del franquismo con una apuesta clara por la democracia, los derechos humanos, la libertad y la paz, que tuvieron que desarrollar los diferentes gobiernos españoles.


Reivindico a Juan Carlos I como un maestro en abrir puertas en el mundo. Manifestó allí donde iba esta nueva y moderna España desde el punto de vista cultural, empresarial o deportivo.


Le reivindico en la cooperación internacional. Hizo fácil (aunque no lo es) sentar en la misma mesa a líderes mundiales contrarios como cuando se realizó en Madrid la Conferencia de Paz. Recorrió el planeta para contar los valores de la sociedad española por el mundo. Lo recibieron los grandes líderes internacionales con la curiosidad de conocer a ese Rey campechano, hacedor de tantas y difíciles cosas. Como la de hacer fracasar el golpe de Estado de Tejero.


Reivindico a Juan Carlos I en su perfil europeísta, esfuerzo propio y de los Gobiernos españoles hasta verlo culminado con la firma del Tratado de Adhesión a la Unión Europea en el Palacio Real de Madrid.


Lo reivindico como Rey Padre, supo inculcar a su familia el amor por España y el espíritu de servicio ante cualquier circunstancia. Lo vemos en su hijo Felipe VI, ya un Rey excelente. Si Juan Carlos I no lo tuvo fácil al pasar de la dictadura a la democracia, su hijo tampoco lo tiene fácil con el despertar de movimientos políticos independentistas y de extrema izquierda que lo cuestionan todo.


Lo reivindico cuando Juan Carlos I abdicó a favor de la Institución de la Corona. Supo pasar a un segundo plano sin traumas, ni conflictos. Preservando la Institución, separándola de las personas que ejercen el alto liderazgo como Rey de España.


Como todo gran estadista, hay sombras en su gestión. También necesitamos mayor claridad e información en los asuntos privados que han ensombrecido su figura como Rey para acallar comentarios que no tienen fundamento y para explicar los que lo tienen.


Finalmente, reivindico que viva en España en uno de los inmuebles de Patrimonio Nacional. Hay en Madrid, y a lo largo de la geografía española, palacios y palacetes que bien pueden ser su residencia habitual, siempre que le garanticen la seguridad y orden público que merece, ya que no puede hacerlo en el Palacio de la Zarzuela al ser la sede de la Jefatura del Estado. Otras Monarquías así lo hacen con el Rey Padre o la Reina Madre, no sería nada especial.

domingo, 1 de mayo de 2022

El Mirador del Príncipe

 


El Mirador del Príncipe está en un lugar privilegiado. Bañado por el Mediterráneo, que le hace frente. Después de la escuela de vela del Real Club de Regatas de Alicante. Y de la pequeña cala de la Sangueta, donde muchos hacen sus “altares” con piedras de los cantos rodados y otros se aventuran a darse un baño. Con la Serra Grossa y la Cantera a sus espaldas, cerca del Mirador del Malpás y de la playa de la Albufereta.


Desde su atalaya se ve el amplio mar. En esta mañana soleada de sábado vemos a deportistas de kayak, óptimis, sup, veleros, navegar por sus tranquilas aguas. Parecen un lago, pero sólo lo parecen. Estas se rizan, se encrestan y remueven cuando sopla levante o lebeche.




Desde su balconada de hierro se ven las boyas del canal destinado a los nadadores que se entrenan para sus competiciones en travesías de aguas abiertas, y para cualquiera que quiera recorrer este tramo desde la escuela de vela citada hasta la playa de la Albufera o a la inversa, según sea su gusto.


De pie o sentado, desde el Mirador se ven los Cabos de la Huerta y el de Santa Pola. En medio, la bahía de Alicante y el amplio horizonte donde el mar se confunde con el cielo azul, con esta luz inmaculada de Alicante.





Este Mirador forma parte de la Vía Verde de la Cantera. Con la finalización de las obras de la doble vía subterránea por la Serra Grossa que conecta los apeaderos de la Sangueta con el de la Isleta, se libera este tramo del TRAM que iba por la costa. Donde antes había vías, ahora hay en amplio lienzo de tierra por donde caminar muy cerca del Mediterráneo uniendo la playa del Postiguet con la de la Albufereta.


Esta Vía Verde de la Cantera está proyectada para abarcar desde la antigua estación del Trenet de la Marina, y ahora del TRAM, hasta la calle Sol Naciente, junto a la Torre Vistamar (popularmente conocido como “el barco”), cerca del apeadero de la Isleta. Unos 1.400 metros de paseo sobre tierra dura en un entorno paisajístico extraordinario creando un corredor ciclo-peatonal accesible, seguro y público. Durante su trazado atraviesa cuatro túneles, dos de ellos muy cortos, y los otros dos más importantes con 85 y 320 metros cada uno. El más largo con respiradores y aperturas para facilitar la entrada de aire del exterior y de luz que ilumine el interior del túnel.




Esta Vía Verde es una actuación de la Consellería de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad de la Generalitat Valenciana con la que quiere recuperar para la ciudadanía un espacio público en la fachada marítima alicantina. 

La Terra en les millors mans

  Muchas de las representaciones de las Hogueras de San Juan de este año tienen que ver con el medio ambiente, con la protección del medio m...

entradas populares