martes, 4 de agosto de 2020

El Rey Juan Carlos no se exilia



El Rey Juan Carlos ha hecho un nuevo y enorme sacrificio al servicio de España y de la Corona ausentándose de territorio nacional en beneficio de la Monarquía Parlamentaria liderada actualmente por Felipe VI. Comunicó ayer a su hijo su “meditada decisión de trasladarme, en estos momentos, fuera de España”. Ayer a media tarde, Casa Real comunicó que el Rey Juan Carlos había mandado una carta al Rey Felipe VI en el que le transmitía su cambio de residencia fuera de España.

 

Don Juan Carlos ha sido muy expresivo en su comunicado. Ha tomado esta decisión a favor de su legado y su dignidad. De su legado, el mayor periodo de paz y prosperidad en democracia de toda la historia de España. Cansado de los ataques a la Monarquía española por la extrema izquierda y los independentistas, sin una defensa contundente del Gobierno, supongo que cree que con este sacrificio personal, esos ataques cesarán. Y no parece que así haya ocurrido desde que se conoció su decisión. Al mismo tiempo, un sentimiento monárquico ha despertado a muchos que hasta ahora estaban callados. Y por dignidad. Don Juan Carlos no está ni acusado ni procesado por nadie dentro o fuera de España y, sin embargo, ha sufrido un juicio paralelo y ha recibido un increíble acoso sobre todo por periódicos sensacionalistas y políticos antisistema que quieren romper España en beneficio propio. Decepcionado por esas acusaciones, porque se haya dado tanta importancia a sucesos de su vida privada (tema tabú en la clase política hasta ahora), cansado de tantos insultos y tantas mentiras, ha decidido tomar un nuevo rumbo en su vida. Según el periódico ABC, partió el pasado domingo vía Sanxenxo, Pontevedra - Oporto (Portugal) - Santo Domingo (República Dominicana) invitado por su amigo José Fanjul.

 

Desapareciendo de la escena política española e institucional desde hace años, los que han asesorado y apoyado al Rey Juan Carlos I creen que esta decisión favorece a la institución monárquica y a Felipe VI.

 

Su marcha es un cambio de domicilio, aunque esta vez en el extranjero. No es un exilio, ni es una huida, ni será un cambio de residencia definitivo. No es un exilio, no tiene motivos para serlo, ni es perseguido por ninguna institución del Estado español para tener que buscarlo. No es una huida, Casa Real y el Gobierno de España conocen su paradero. Y por supuesto, estará en contacto con la Justicia a través de su abogado quien, además, hará comunicados cuando lo estime adecuado ya que el Rey Juan Carlos no puede defenderse a título personal.

 

España se enfrenta hoy a grandes desafíos por el covid-19 como el sanitario, el económico, el social, además del territorial, como para sumar otro sobre la institución monárquica. Según dice el periodista Javier Cercas, no es momento de cuestionar ahora Monarquía o República sino de consolidar la democracia.

 

Por muy pactada que haya sido la decisión del Rey Juan Carlos entre Casa Real y el Gobierno de Pedro Sánchez, no deja de ser un gran sacrificio personal residir en el extranjero para preservar la Monarquía Parlamentaria y no estar cuestionada a costa de Don Juan Carlos y sus asuntos relacionados con su vida privada. Un sacrificio arriesgado que quizá no sea entendido así por muchos españoles.

 

Muchos ciudadanos consideran - considero - que su defensa la podía hacer mejor desde España que desde el extranjero. Hay un deseo generalizado para que se aclaren tantas acusaciones y que estas sean - como parece - infundadas.

 

Desde niño, pasando por los difíciles años como Príncipe y, sobre todo, en los primeros años de la democracia española, el Rey Juan Carlos no cedió en su empeño de ser el Rey de todos los españoles. Cosechó una admiración enorme dentro y fuera de nuestras fronteras por su saber hacer al servicio de España.

 

En el ánimo de la mayoría de los españoles queda y quedará siempre en su memoria que el Rey Juan Carlos es el padre de la actual democracia española y que fue el líder imprescindible para pasar de la dictadura a la democracia sin derramamiento de sangre.

 

Estoy convencido que Don Juan Carlos volverá a España, antes ó después. En su cuenta de twitter, Alfonso Usía ha compartido el siguiente mensaje: Envío un mensaje al Rey Don Juan Carlos. Me responde con esperanza. “Mil gracias, esto es un paréntesis, no unas vacaciones. Abrazos a todos”. Es un alivio conocer el buen ánimo del Rey Juan Carlos en estos momentos tan difíciles. Hasta pronto.

 

Casa Real Comunicado Oficial: ​COMUNICADO DE LA CASA DE S.M. EL REY

No hay comentarios:

Colores de Otoño por el Preventori de Alcoy

Que sabia es la naturaleza. Un momento que podría considerarse dramático se convierte en una explosión de color otoñal  y en una necesidad n...

entradas populares