domingo, 31 de octubre de 2021

Ysabel, el nuevo buque de transporte logístico del Ejército de Tierra

 


Del ejército de tierra español. Pintado de color gris, es operado por personal de la Armada, con la denominación militar de A06.


El Ysabel es un nuevo buque de transporte logístico del Ejército de tierra español con nombre de Reina, por Isabel la Católica. También, por Isabel de Portugal, consorte y regente del Rey Carlos I; y de Isabel de Valois, consorte y consejera del Rey Felipe II. Su nombre también está vinculada a los descubrimientos, por Isabel Barreto, Gobernadora y Almiranta de la Mar del Sur, así como de Isabel de Guevara, que participó en la colonización del Río de la Plata y en la fundación de Buenos Aires; según se recoge en la Resolución de 17 de mayo de este año en el Boletín Oficial de Defensa.


Tiene como misión el apoyo logístico con transporte de material y vehículos principalmente a las unidades desplegadas en Ceuta, Melilla, peñones de soberanía española en el norte de África, y en los archipiélagos de Canarias y Baleares. Además de todas las actividades operativas que contribuyan a la defensa del territorio nacional, incluso fuera de nuestras fronteras en el transporte de material y equipos por los compromisos de cooperación internacional adquiridos por España, así como en misiones de la OTAN o de la ONU.


En el puente de mando está el Capitán de Fragata Pedro A. Pérez Núñez. La dotación de este buque la componen 51 personas: 7 oficiales, 9 suboficiales y 35 de marinería. Su base de estacionamiento es el Arsenal de Cartagena.




El Ysabel tiene una eslora de casi 150 metros, una manga de 21 metros, un puntal de 7 metros y un calado mínimo de 5,85 metros. El desplazamiento a plena carga es de 16.361 toneladas. Tiene dos motores, siendo su velocidad máxima de 17 nudos.


Tiene capacidad para el transporte de 110 trailers de entre 32 y 54 toneladas de peso o 1.200 coches en seis cubiertas de carga, dos de ellas tipo car-deck. En sus depósitos puede almacenar más de 700 toneladas de gasoil. Casi nada. Un nuevo coloso de los ejércitos españoles en el mar.




El Ministerio de Defensa compró este buque a la Compañía Grupo Suardiaz en noviembre de 2020 por 7,5 millones de euros. Construido en los Astilleros Hijos de J. Barreras, era un buque de transporte de carga rodada Ro-Ro. Fue botado en Vigo en septiembre de 2003 y entró en servicio en diciembre de ese año. Ha recorrido más de 110.000 millas náuticas, especialmente entre puertos del Mediterráneo y europeos del Atlántico. 




Esta adquisición era una necesidad imperiosa por la prevista baja de los buques de transporte El Camino Español y Martín Posadillo de la Armada española.

miércoles, 27 de octubre de 2021

El Castillo de Moraira

 


Desde un lugar privilegiado, dominando la bahía a babor y a estribor como si se tratara de la proa de un barco encallado en las rocas. Divisando y controlando todo lo que se veía en el horizonte. Defendiendo a los habitantes del lugar de piratas berberiscos, de corsarios de Europa, de cualquier enemigo fiero que asolara esas costas en busca de botín.


Esta fortaleza protegía la zona de la playa de LÁmpolla y El Portet al considerar los navegantes a esta bahía como un puerto natural donde se refugiaban de los fuertes vientos y la marejada.






Se construyó a mitad del siglo XVIII. Tiene una planta peculiar en forma de “pezuña de buey”. Con una fachada semicircular orientada hacia el sur, con una única puerta en su parte norte. Encima de la puerta hay un escudo de los Borbones, la Casa Real reinante cuando se terminó la fábrica de este castillo (1742). En ese año reinaba en España el Rey Felipe V. Este acceso tiene un foso y un puente que era levadizo. Los muros, en talud, miden 10 metros de altura. Son de mampostería, con sillares de piedra de tosca de canteras de los alrededores. La parte superior tiene siete aperturas en donde se ponían los cañones.


El interior del castillo tiene una nave central y dos inferiores de menores dimensiones. Eran para dar servicio a la dotación de vigilancia y defensa en esta fortaleza. Actualmente está destinado a una instalación temática y se presenta un audiovisual a los visitantes sobre el sistema defensivo de la zona ante la incursión de piratas y demás intrusos de semejante calaña.




En temporada alta está abierto al público, con entrada gratuita. Para el resto del año, hay que consultar en los teléfonos 00 34 96 574 01 58 Ext: 1800 - 00 34 96 574 51 68 para concertar una visita.


Desde el castillo, desde la explanada que hay a sus pies, se domina una preciosa vista. Por mar destaca el peñón de Ifach al sur y al norte la torre defensiva construida en el siglo XVI en el Cap d´Or. Por el interior, la sierra de Bernia es la más destacada tierra adentro.




Frente a la puerta principal hay una ermita que daba culto a la dotación del castillo. Muy cerca, un aljibe donde se abastecían de agua potable. Sorprende que esté fuera de las murallas, pero está donde la encontraron que con los medios de entonces no sería tarea fácil.


Bien merece una visita y disfrutar de este entorno envidiable que la naturaleza ha ido puliendo a lo largo de los siglos.


Los toros son cultura


¿Cómo qué los toros no son cultura? Quien haya hecho esta afirmación no ha leído a Lorca, Alberti, Ortega y Gasset, Manuel Machado o Hemingway, no ha visto películas de Berlanga o Almodóvar, ni cuadros de Goya o Picasso, donde los toros y los toreros son héroes de esa acción.  Basta echar la vista atrás y ver los orígenes del toreo, allá por los años 2.000 a. C, nada menos, cuando en la isla de Creta tentaban al toro y luego lo saltaban con gran audacia y valentía. Son muy bellas las pinturas que lo representan en el palacio de Cnosos. De entonces a hoy ha evolucionado mucho, sin menospreciar aquellos inicios sagrados, y alabar a las actuales maneras taurinas.  

 

Basta observar la historia de España y encontrar bellos pasajes donde el arte del toreo es protagonista. La primera corrida narrada ocurrió en el año 1.128 en Saldaña (Palencia) durante la boda del Rey Alfonso VI de Castilla y Doña Berenguela. El cronista de aquel acontecimiento contó que “…en que casó Alfonso VI en Saldaña con Doña Berenguela la chica, hija del Conde de Barcelona, entre otras funciones hubo también fiestas de toros”. Se corrían los toros a caballo y a pie. Fue evolucionando y el toreo actual tiene sus bases en las modificaciones que en el siglo XVIII se hicieron en Sevilla cambiando la técnica y la estética.

 

Pero hay más. Es suficiente con fijarse en los pueblos y ciudades y ver que los toros forman parte de los festejos populares, que se toreaba en las plazas como la de Chinchón, Ocaña o incluso en la Plaza Mayor de Madrid.; también en cosos improvisados hasta que se construyeron las plazas de toros.

 

La tauromaquia forma parte de una de nuestras señas de identidad como Nación, aunque algunos quieran negarlo. Se olvidan que los toros son Patrimonio Cultural de España desde que se aprobó en el Senado en el año 2013. La ley que lo regula manifiesta que “la tauromaquia es cultura, comprendiendo otras facetas dignas de protección a parte del propio espectáculo, ya que comprende todo un conjunto de conocimientos y actividades artísticas, creativas y productivas, que van desde la crianza del toro a la confección de la indumentaria de los toreros, la música de las corridas, los diseños y la producción de carteles”. Ya se decía esto en el 2013 por medio de una ley: los toros son cultura. ¿Usted entiende que se niegue ahora?, porque yo no.

 

Desde el siglo XV se tiene conocimiento de una incipiente afición taurina alicantina. Permita que le cuente unos datos de interés sobre la tauromaquia en Alicante. El primer coso taurino se construyó en 1847 en el Raval de San Antón. Por su parte, la actual plaza de toros se inauguró en 1888. En 1905 se empezó a celebrar la Corrida de la Prensa. A partir de 1928 se creó la Feria Taurina de Las Hogueras de San Juan que, con el tiempo, es la más importante del año. En el coso alicantino tomaron la alternativa toreros oriundos como El Tino, Pacorro, Angel C. Carratalá, así como El caracol (de Almoradí) o El Renco (de Elda); y foráneos como Manolo Belmonte, Sebastián Cortés o Miguel Abellán. Muy buenas tardes de toros han dado la saga de los toreros alicantinos Esplá y Manzanares. Precisamente, este año se dedica a Jose María Manzanares (padre) para rememorar su arte en la lidia. “Probablemente ni Manzanares fue consciente de qué duende o bruja o mago le habían elegido para llevar hacia adelante la distinción de la seducción del toreo. Un talentoso dotado de un cuerpo parido para un vestido de luces y de un alma rebosante de talento para torear” en palabras de CRV (Opinión Mundo Toro 23.06.2021).

 


También hubo mujeres toreras dese el siglo XVIII, entre las que destacó Juanita Cruz en los años 30 del siglo pasado, no sin algunos problemas con las autoridades republicanas hasta que en 1934 se aprobó el toreo a pie por mujeres. Tuvo mucho éxito en Latinoamérica donde siguió ejerciendo su arte de torear cuando una ley franquista prohibió torear a las mujeres. A su vez, en 1974, la alicantina Ángela Hernández Gómez debutó como torera después de ganar en los tribunales el reconocimiento de este oficio. Fue un hito en la reivindicación de la mujer en esta disciplina.  

 


Insisto. Quien haya manifestado que los toros no son cultura no ha tenido en cuenta, además, lo mucho que la tauromaquia ha aportado y aporta en España a la ecología y a la economía. Tengamos en cuenta que el toro bravo es un animal salvaje que no existiría sin la lidia. Se cría y se desarrolla en las dehesas corriendo y pastando a sus anchas por esas extensas parcelas de tierra y arbolado. Basta conocer unos datos para saber la magnitud de esta industria ganadera y del arte de torear. Genera más de 4.150 millones de euros al año, produce unos 54.000 puestos de trabajo fijos y un total de 200.000 anuales durante toda la temporada taurina, con cerca de 30 millones anuales de espectadores, según datos aportados por la Asociación Nacional de Organizadores de Espectáculos Taurinos (ANOET), superando cifras del cine o del teatro, dado el interés del público.

 

Toda esta polémica la ha producido el bono cultural que el Gobierno propone dar para los que cumplan los 18 años en 2022, unos 450.000 jóvenes, en las que hay incluidas varias actividades culturales de las que excluyen las corridas de toros al considerar que no lo son.

 


En España hemos pasado de la alabanza generalizada a las corridas de toros, a una crítica minoritaria, pero muy ruidosa, contra el arte de torear al toro bravo que genera inquietud e incertidumbre en la sociedad. Y con estas críticas, muchas infundadas, me gusta recordar lo que nos dijeron nuestros mayores a través del arte de la escritura o de la pintura. Pablo Picasso, además de pintar bellas escenas de corridas de toros y tener a este dibujado en muchos de sus cuadros, como el famoso Guernica, contó una vez que en España “se va a misa por la mañana y a los toros por la tarde”. Ya ve, es una costumbre y una afición arraigada en el pueblo. Por su parte, Rafael Alberti era un forofo de los toros y no paró hasta vestirse de luces, fue el 14 de julio de 1927, hizo el paseíllo con la cuadrilla de Sanchez Mejías en la plaza de toros de Pontevedra. La misma afición tenía Manuel Machado que dijo en una ocasión que le hubiera gustado ser un buen banderillero antes que poeta.

 

El arte de torear produce pasiones y ha conseguido convertir el entusiasmo del público en una gran y unitaria ovación. Ya lo decía Hemingway al afirmar que el “torero que es capaz de ejecutar con el toro hazañas extraordinarias, puede llevar al espectador a un intenso grado de emoción”. Y esta se multiplica con los matadores que se llevan la gloria si esa tarde consiguen una memorable faena. La fascinación por ese momento hizo a Ortega y Gasset manifestar que “hubiera cambiado mi fama por la gloria que solo es dable a los matadores de toros”.  Recojo aquí sólo algunas de estas manifestaciones, y no de otros muchos para no alargar demasiado esta lista de personajes enamorados con las corridas de toros y el arte de torear.

 

Termino con una manifestación que resume lo aquí dicho. “El toreo es probablemente la riqueza poética y vital de España. Creo que los toros son la fiesta más culta que hay en el mundo”, en palabras del poeta Federico García Lorca. Pues eso.


Este artículo fue publicado con anterioridad con mi crónica titulada "¿Los toros no son cultura?" publicado en mi columna de opinión en el periódico Alicante Plaza el 18 de octubre de 2021.

domingo, 3 de octubre de 2021

Air Du Nord (ORC A) y DAX (ORCB) vencedores de la III Alicante Royal Cup

 


Un año más el Real Club de Regatas de Alicante, liderado por su Presidente Miguel López, y la Real Liga Naval Española, representada en Alicante por los hermanos Pascual Rosser (Delegado) y Francisco Rosser (Subdelegado), se han unido e implicado en la organización de la regata Alicante Royal Cup en su tercera edición, contra viento y marea por las circunstancias de la pandemia.


Precisamente por esto, había muchas ganas de regata, de competir y de disfrutar de esa camaradería propia de los hombres y mujeres de la mar.


Así lo anunciaba la web del RCRA en su edición del 24 de septiembre:






El Real Club de Regatas de Alicante y la Liga Naval Española organizan la Alicante Royal Cup que se disputa este fin de semana en aguas alicantinas. El RCRA inicia el calendario de competiciones con la tercera edición de esta prueba y retoma la organización de las regatas de vela Crucero. En la Alicante Royal Cup pueden participar barcos de crucero provistos de certificado de medición ORC y ORC Crucero Club.

 


La regata se ha convertido en una de las pruebas de referencia tras el parón estival. La competición se desarrollará entre el sábado y el domingo. La III Edición de la Alicante Royal Cup contará con todas las medidas de seguridad necesarias y protocolos COVID establecidos para garantizar la protección de deportistas, organización y personal técnico.”


Alicante ha demostrado una vez más que tiene un excelente campo de regatas. Una ciudad a la vanguardia de las últimas tecnologías en lo deportivo y en lo social, está preparada para todo evento deportivo relacionado con el mar.


La regata se desarrolló en dos días. En la del sábado 25 de septiembre el RCRA lo contó así:


Esta mañana arrancaba en el Real Club de Regatas de Alicante la tercera edición de la Alicante Royal Cup, una regata que cuenta con dos días de competición y que nació en el año 2019, fruto de la colaboración entre el Club de Regatas alicantino y la Real Liga Naval Española.


A las 10:00 horas, arrancaba la jornada de competición con la reunión de patrones donde Evaristo Cabanell, Oficial de la Regata, anunciaba a las tripulaciones las previsiones de poco viento existentes, las cuales dificultarían bastante la realización de pruebas, presentando vientos con muy poca intensidad a la hora de la salida y con constantes roles. Nada parecido a lo que finalmente se encontró el Comité de Regatas al posicionarse en el campo, donde finalmente se encontró un viento en calma que retrasó la salida de la prueba desde las 11:30 horas, según estaba previsto en las Instrucciones de Regata, hasta las 14:05 horas, momento en el que se se ha podido dar la salida con un viento de levante de una intensidad máxima de 5 nudos.


 

Finalmente se disputó la prueba, que, debido a la dificultad causada por el viento, fue acortada en el recorrido. La primera embarcación cruzó la línea de llegada en tan solo 1 hora y 27 minutos, y esa embarcación fue el Foxy Lady de Klaus Bauer (CN Campello). Detrás fueron entrando el resto de las embarcaciones hasta el Ruaj de Jorge Sanchis (RCR Alicante) que cruzó la línea de llegada a las 16:10 horas.


 

Tras la compensación de tiempo, el Foxy Lady de Klaus Bauer (CN Campello) lidera la clasificación provisional, seguido de la embarcación Tanit IV-Medilevel de Maria José Vila, armado por Nacho Campos (RCR Alicante), quien se mantiene segundo clasificado y del Air Du Nord de Pierre de Groodt (CN Campello) quien obtiene, de momento, la medalla de bronce en ORC A.


 

En cuanto a las embarcaciones de ORC B, el líder provisional es el Dax de Sergio Durá (RCR Alicante), seguido del Ruaj de Jorge Sanchis (RCR Alicante) quien obtiene la plata provisional.


 

La competición continua mañana cuando, con una previsión meteorológica parecida a la de hoy, se competirá por convertir los resultados en definitivos, y conoceremos a los vencedores de la tercera edición de la Alicante Royal Cup.”. (RCRA 25 sept 2021).


En la clasificación final del Trofeo Real Liga Naval de los dos días de regata (25 y 26 de septiembre) han resultado vencedores la embarcación Air Du Nord (CN Campello) en la categoría ORC A y DAX (RCR de Alicante) en la de ORC B. Ha finalizado con un exitazo de participación con 120 regatistas en las dos categorías de la competición ORC A y ORC B.


Así lo contó la web del RCRA:



La III edición de la Alicante Royal Cup, disputada este fin de semana en el Real Club de Regatas de Alicante, ha finalizado con el triunfo de las embarcaciones Air Du Nord (CN Campello) en ORC A y del Dax (RCR Alicante) en categoría ORC B. La cita ha sido todo un éxito de organización y participación con la presencia de 120 regatistas que han competido a gran nivel durante el fin de semana, a pesar de las malas condiciones de la primera jornada cuando la falta de viento complicó las labores de las tripulaciones.


La jornada del domingo, con un viento mucho más estable, permitió que el Comité de Regatas diera la salida a una prueba espectacular, donde los deportistas pudieron disfrutar de un gran día de competición. De las 11 millas de recorrido planteadas en el plan inicial, se pasó a 8 millas de navegación a vela, en una regata en la que las embarcaciones mostraron su verdadero potencial.






 

Al acto de entrega de trofeos acudieron José María Guerras, vicepresidente del Real Club de Regatas de Alicante, Pascual Rosser, delegado en la provincia de Alicante de la Real Liga Naval, Antonio Sanz, vice comodoro de la Real Liga Naval Española y el vocal de pesca del RCRA, Francisco Cuenca.



 

El Air du Nord de Pierre de Groodt (CN Campello) recogió el trofeo de ganador en ORC A. El Tanit IV Medilevel (RCR Alicante), de María José Vila, con Nacho Campos como patrón, ocupó la segunda posición y el Foxy Lady de Klaus Bauer (CN Campello) fue tercero.


 

En ORC B, al Dax de Sergió Durá como ganador, le siguió el Ruaj de Jorge Sanchis (RCR Alicante) como segundo clasificado y el Tatán de Alberto Jerez (RCR Alicante), que recogió su trofeo al acabar en la tercera posición.






Con la entrega de trofeos concluyó la tercera edición de esta regata, la primera del calendario tras el parón estival, organizada por el Real Club de Regatas de Alicante, en colaboración con la Real Liga Naval Española. Ambas instituciones mostraron su compromiso para seguir colaborando y mantener la Alicante Royal Cup como una de las regatas de vela en categoría crucero más importantes de nuestra provincia”. (RCRA 26 septiembre 2021)


  

Después de la entrega de trofeos se realizó una marinera convivencia alrededor de una paella gigante. Los regatistas, los patrocinadores, los socios de ambas asociaciones pudieron disfrutar de una actividad simpática donde la camaradería fue la tónica general. Risas, anécdotas, experiencias vividas en la mar y en tierra, en esta y otras regatas, fueron las protagonistas.




Esta Alicante Royal Cup, organizada por el Real Club de Regatas de Alicante y la Real Liga Naval Española, se consolida como una regata imprescindible en el calendario de la Federación de Vela de la Comunidad Valenciana.






Desde la Real Liga Naval Española se destaca que con estos trofeos conmemoran el V Centenario de la Vuelta al Mundo por Magallanes y Elcano al representar a aquellas embarcaciones de la Corona española que navegaban allende los mares en busca de nuevos mundos.  A su vez, agradecen al Real Club de Regatas de Alicante por compartir sus instalaciones y servicios en este evento deportivo, a los participantes y patrocinadores porque sin ellos la regata no se hubiera sido posible y al Ayuntamiento de Alicante por apoyar esta competición.


Las regatas se realizaron cumpliendo el Protocolo de actuación por el covid-19 en beneficio de los participantes.




Se termina la regata con la vista puesta en el horizonte   para organizar la cuarta edición que dicen sus organizadores que será diferente y especial atendiendo las opiniones de los regatistas consultados.


Las fotos de la regata son cedidas por Comunicación del Real Club de Regatas de Alicante

Enlaces de interés:

Real Club de Regatas de Alicante:

https://rcra.es/

Real Liga Naval Española:

https://www.realliganaval.com/

Colores de Otoño por el Preventori de Alcoy

Que sabia es la naturaleza. Un momento que podría considerarse dramático se convierte en una explosión de color otoñal  y en una necesidad n...

entradas populares