domingo, 8 de diciembre de 2019

Por el Parque Natural de la Font Roja



Por el Parque Natural de la Font Rojaa, cerca de Alcoy. Nos reciben los campos húmedos de las últimas lluvias, un limpio ambiente arbóreo, las bajas temperaturas de un sábado soleado de principios de diciembre, los colores de otoño que se resisten al invierno, un mar de montañas en el horizonte con sus picos y sus vaguadas, unas fuentes dejando escapar un chorro de agua. Y el Santuario, el moderno que sustituyó al antiguo. Como la pequeña ermita que fue el principio de todo para que este punto de encuentro del carrascal que aquí se desarrolla sea tan popular para propios del lugar como extraños que venimos de lejos.






Es un sitio singular donde son protagonistas una ermita, un milagro, diversas  fuentes de agua clara y fría, el monte y su carrascal, las labores de antaño por estos parajes, multitud de senderos que escalan y rodean la cumbre del Menejador y la gastronomía. Todo hace de este Parque Natural un espacio ideal para pasar un extraordinario día al aire libre.

El origen de la ermita fue debido a un milagro. Un religioso afligido por diversos acontecimientos entre vecinos de Xátiva, un pueblecito de Valencia, que negaban la virginidad de la Virgen María, iba cabizbajo, rezando, mientras caminaba por este bosque durante un retiro espiritual, cuando vio entre la maleza un lirio. Quiso compartir su belleza con sus compañeros de retiro. Al arrancarlo vio en su bulbo la imagen tallada de la virgen María. Arrancó otro lirio y ocurrió lo mismo. Corrió al encuentro de sus compañeros que comprobaron la veracidad de lo descubierto. Este religioso era el Pavorde Antonio Guerau. También corroboraron los hechos Luis Merita, Caballero de Alcoy, así como Jaime Margarit, Justicia de esta población. Informaron a Martín López de Ontiveros, Arzobispo de Valencia, quién a su vez se lo contó al Marqués de San Román, Virrey y Capitán General del Reino, quien informó al rey Felipe IV en conocimiento de Juan Tomás, presbítero del Oratorio de S. Felipe Neri de Valencia, a cuya Congregación también pertenecía el Pavorde Guerau. Todos aclamaron este acontecimiento como veraz.

En el mismo lugar del descubrimiento se levantó una ermita - en 1663 - a la Inmaculada Concepción de Nuestra Señora y a S. Felipe Neri, conmemorando los hechos mencionados que ocurrieron el 21 de agosto de 1653. Junto a la ermita se construyó una hospedería (1720). Nada queda de la ermita y de la hospedería original que fueron sustituidas por otras nuevas construcciones inauguradas el 19 de julio de 1744. La ermita que hoy podemos visitar es del 14 de junio de 1891, inaugurada junto a una carretera que la comunicaba con Alcoy. En 1922 se construyó junto a la ermita un hotel rural y varios chalets de reposo. Sobre el hotel, en uno de sus lados, se levantó un campanario con una gran imagen de la Inmaculada Concepción de 5 metros de altura, que se ve desde muy lejos. El autor de esta escultura es José Pérez quien la terminó en 1927.


El santuario tiene forma rectangular con tres pisos. En el segundo piso hay una hornacina con la leyenda que dice que “la declaración de la Virgen de Lirios como Patrona de Alcoy tuvo lugar el 21 de julio de 1941”. Actualmente, buena parte de este edificio rectangular son exposiciones de interpretación de la naturaleza e itinerantes, así como oficinas de la Generalitat Valenciana con su personal dedicado a la protección del lugar y del medio ambiente.



Todo forma parte de un entorno verde espectacular dentro del Parque Natural de la Font Roja. Es un verdadero tesoro tener este carrascal protegido y conservado, preservando y dando cobijo a una flora y una fauna que viven y se reproducen en este espacio desde hace muchos siglos. Multitud de árboles se refugian en la umbría del Menejador, entre ellos, encina, fresno, arce ó roble. Diversas aves encuentran en este Parque su lugar de paso ó de estancia permanente como el petirrojo, el carbonero común, el arrendajo, el halcón peregrino ó el águila perdicera. En las partes altas se han visto manadas de jabalíes y algunas liebres que corretean a sus anchas por el bosque.



El Parque Natural de la Font Roja fue declarado así el 13 de abril de 1987 por la Generaliat Valenciana. Se ubica entre los municipios de Alcoy y de Ibi. El espacio natural protegido abarca unas 2.298 hectáreas. La cumbre de la Sierra del Menejador, con 1.356 metros de altura, es la parte más elevada del Parque.



Caminar por este monte es una gozada. Se respira naturaleza y aire puro. Se siente una gran paz interior rodeado de árboles, riachuelos con agua helada y monte. Una pista forestal ancha y de buen firme sube hacia la cumbre del Menejador. En el camino te encuentras sorpresas que lo hacen más ameno como la cova gelada, un orificio rocoso que se introduce hacia las entrañas del monte; una carbonera donde se conseguía carbón vegetal de forma artesanal; unos miradores desde donde se ve el valle, Alcoy y las montañas de alrededor; y la senda que busca la cumbre desde donde la mirada se pierde en el horizonte a vista de pájaro allí arriba.





Regresamos. Después de la caminata, el estómago pide reponer fuerzas. En una casa de tejado a dos aguas con vigas de madera en su interior y paredes de piedra, tomamos unos aperitivos que son la antesala de un buen arroz al horno y un exquisito gazpacho montañés. Todo en el restaurante la Fuente Roja, junto al aparcamiento del Santuario. Una infusión de tomillo después de una degustación de pasteles cierra un día extraordinario en familia.





No hay comentarios:

Espadero y Crespo premiados en FITUR

  stand Castilla La Mancha FITUR 2022 En el sector del turismo FITUR despierta pasiones porque abre muchas oportunidades y porque consolida ...

entradas populares