sábado, 13 de noviembre de 2021

Entre viñedos de la Bodega Ortigosa

 


El domingo celebramos el Día Mundial del Enoturismo (se hace el segundo domingo de noviembre). Esta conmemoración fue creada por la Red Europea de Ciudades del Vino (RECEVIN). Con él se fomenta el turismo del vino y se promocionan las regiones vinícolas generadoras de riqueza, economías, y cultura. A su vez, la Asociación Española de Ciudades del Vino (ACEVIN) y Rutas del Vino en España se unen para esta celebración porque defienden intereses comunes.


Que buena idea, unir el vino con el turismo ó a la inversa, como más le guste. Y con ellos tantas cosas como la tradición, el cariño y el cuidado de la tierra, la vida cotidiana de la siembra y recolección de la uva, así como el embotellado del vino, …


En cada lugar, en cada pueblo, en la ciudad, la curiosidad por la elaboración del vino es grande. Con este interés nacen las rutas del vino con las que conocer esta cultura relacionada con su medio ambiente y su entorno. Viñedos, bodegas, paisaje y personas se fusionan para explicar este mundo a quien se acerque a conocerlo.


Para Angel L. Pavón Ortigosa, de Bodegas Ortigosa, la relación con sus vides es “de puro amor”. Cuando está junto a ellas, tiene la “sensación de pertenecerles, de sentirse parte del paisaje y del amor por la tierra”.




En esta ocasión elegimos la ruta del vino de la Pitxotxa-Modernismo en Novelda, población que está en el valle del Vinalopó entre viñedos. Esta localidad se ha caracterizado a lo largo de los años por especializarse en tres sectores industriales principalmente como son el del mármol, la uva de mesa y el azafrán. Esto hizo que surgiera una burguesía emprendedora que trajo el Modernismo a esta población, estilo artístico que dejó huella en edificios, esculturas y mobiliario de interior. Con ellos, Novelda está en la ruta del Modernismo por derecho propio. En esta ruta del vino – organizada por Bluemed Tours – se recorre el pueblo para ver la Casa Museo Modernista de Novelda, la Casa Gómez-Tortosa, el Monumento a Jorge Juan, la iglesia de San Pedro y el Casino de Novelda. Después de la visita hay una cata del vino la Pitxotxa en el Casino de esta localidad en sus modalidades de tinto, blanco y rosado. Le invito a que los pruebe, le sorprenderán gratamente.




Estar entre viñedos produce una sensación especial. Pisar la tierra, oler las hojas de las vides, la uva que cuelga de sus ramas. Mirar el paisaje en ese mar de surcos. Y más en esta ocasión con los colores de otoño de noviembre.




No hay comentarios:

Colores de Otoño por el Preventori de Alcoy

Que sabia es la naturaleza. Un momento que podría considerarse dramático se convierte en una explosión de color otoñal  y en una necesidad n...

entradas populares