alineación solar de la Foradá octubre 2008


El Convento Franciscano de Benitaya escala la colina. Modesto. Sencillo. Con unos ventanucos con cristales de colores. En su interior, toda la nave permanece en penumbra. Unas velas iluminan los detalles. Jesús en la cruz. La Virgen María, con el niño en brazos. Y una estatua de San Francisco. Los fieles rezan en susurros. Cantan canciones en latín. Miran el cielo esperando consuelo. Un día los frailes reúnen al pueblo en la iglesia del Convento. Entre los rezos, unos rayos de luces de colores iluminan la estancia. Es un momento muy emocionante. Los rayos de colores acarician la cara de San Francisco, su cuerpo, sus brazos. Los aldeanos cuando salen de la iglesia se encuentran con otra sorpresa: el sol se está colando por medio de una roca que hay arriba del monte, en lo que llaman la Penya Foradá. Es un día extraordinario que nunca olvidarán.

Algo así debió de ocurrir allá por el s. XVII. Así, año tras año cuando el 8 de marzo y el 4 de octubre se repite este regalo de la naturaleza. Yo lo disfruté con unos amigos en marzo pasado y conté en este blog. Fue extraordinario. Es un espectáculo vivir ese momento en que el sol se cuela por dentro de la roca. Un instante emocionante e inolvidable que hay que vivir en ese entorno junto estas piedras del Conventon y del recuerdo.

Tienes más información en http://www.lavalldegallinera.tk/

Comentarios

Entradas populares de este blog

40 años de democracia española

Alicante, la millor terra del món

Imperator Hispaniae