lunes, 30 de junio de 2008

un broche de oro, un día de fiesta


Un broche de oro al final de las Fogueres de San Juan, en Alicante. Un castillo de fuegos artificiales extraordinario. Oro. Plata. Bronce. Y los colores del arco iris. Los colores de la bandera de España. Los de la roja, la camiseta de la Selección Española de Fútbol. Un lujo a la retina de nuestros ojos. Un espejo de nuestra alma después de tantos acontecimientos de estas fiestas, de la vida cotidiana, de la vida nacional. Un día de fiesta.

Un día para recordar

Una de las cosas más gratificantes que hay en la vida es pasar buenos momentos con amigos y con la familia. Seguramente los mejores. Seguro que los más entrañables. Y uno de estos días lo viví el pasado sábado en casa de mi amigo Enrique, por su cumpleaños. De enhorabuena la hospitalidad que nos brindaron Enrique y Mª José, su mujer. Enrique, un amigo y un gran compañero senderista.

Un día de encuentros. Con amigos que no veía desde hace tiempo. Agustín, Julián. Apretones de manos. Abrazos. Entre todos, contando anécdotas de nuestra infancia, de nuestra juventud. Y en el recuerdo, aquellos que ya no están entre nosotros y fueron protagonistas de estas: Jose Miguel, Antonio. Los ausentes también estuvieron presentes.

Nuevos conocidos. Nuevos amigos. Una velada internacional, con Lisboa y Oporto presente en nuestras conversaciones. Un día para nuestro diario. Un día para recordar.

España: Campeona de la Eurocopa 2008 de Fútbol



Por fín. La roja lo consiguió. Esta vez, la Selección Española de Fútbol ha sido una piña, un equipo, y ha conseguido un sueño. La Copa de Europa de Fútbol 2008. Ante SS.MM. los Reyes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía, y el Presidente del Gobierno D. Jose Luis Rodríguez Zapatero, en representación de todos los españoles. Ante millones de teleespectadores. Ante millones de esperanzas. ¡La Copa de Europa!. Los muchachos de Luís Aragonés lo han conseguido. Por ellos mismos. Por la afición. Por España. ¡Felicidades!.

sábado, 28 de junio de 2008

Molí de Xirles

En la comarca de la Marina Baja, a unos 10 kms de Benidorm, una pedanía rodeada de altos árboles y un riachuelo. Xirles, a 2 kms de Polop, de quien depende administrativamente. Pueblecito de un centenar de vecinos. Casitas construidas en la falda del Monte Tossal, a la orilla del río que lleva su nombre. De alquería árabe a lugar de descanso, visitado por miles de turistas y de caminantes del sosiego.


Para aquellos que huimos de las aglomeraciones de algunas poblaciones de la costa. Para los que necesitamos y queremos disfrutar con nuestra familia en un entorno natural agradable. Para los que somos amantes de la buena mesa. Para los que nos gusta la tertulia de la sobremesa con el rumor de las hojas de unos chopos. Para los que nos agrada el cantar de las aguas que acarician el lecho de un río. Para los que buscamos un rincón en la montaña donde encontrar un poco de sosiego.




Cerca del río. Un molino. Sacos de trigo esperan su molienda. Actividad heredada de los árabes y éstos de los romanos que lo copiaron a los griegos y a los egipcios. Aunque fueron los romanos los que inventaron la muela. Con la fuerza del agua se movian las muelas. Una vertical. Otra horizontal. En su lecho, los granos de trigo. Tras la molienda, la harina.

Junto al río. Bajo los chopos. El molino de Xirles , Moli de Xirles en valenciano, constaba de dos muelas. Estuvo funcionando moliendo trigo hasta 1960, abasteciendo de luz a Polop, además de a Xirles. Por aquellos años el río Xirles traía tanta agua que el molino podía estar funcionando las 24 horas del día. Las máquinas acortaron su vida, hasta desaparecer. Desde 1970 este molino harinero se transformó en restaurante, conservando sólo del molino algunos de sus lienzos de pared. Conservando la misma ubicación. En el mismo entorno. Bajo altos árboles de frondosas copas, testigos del paso de tantos cambios.

Una valla y unos faroles presiden la senda del río. Una gran terraza con mesas y sillas a la sombra de los chopos. Una piscina con agua que surge de un manantial. Lo que era molino, ahora es un restaurante de planta baja y piso. Mesas y salones. Río y gastronomía. Platos típicos de la tierra. Hoy comemos morcillas y salchichas a la brasa. Croquetas. Arroz con marisco, unos. Arroz con naps y fesols (arroz meloso con nabos y habichuelas), otros. Cerveza. Enrique Mendoza, vino tinto de la tierra.








Como corre el río, corren las risas de nuestros hijos. Corre el tiempo. Corre la vida. Corre y se detiene un momento para recordar estos tiempos vividos. Corre y se detiene para saborear estos momentos pasados. Corre y se amansa para revivir estas horas convertidas en un instante. Un instante que vuelve a alimentarnos con el susurro del río, con los efluvios del plato de arroz, con las palabras de los amigos, las de nuestras familias, mis palabras.




viernes, 27 de junio de 2008

Turballos


Recuperando los pasos perdidos. Los niños correteando en la plaza de la Iglesia después de misa. Las mujeres, los hombres, con la ropa de los domingos. Mañana volverán a la era, pero hoy hay que disfrutar. Por estas calles oigo los ecos de aquellas risas. Los comentarios de los adultos. Los susurros de los mayores. El cantar del gallo. El relinchar del caballo.

Un caserío. Una pedanía de Muro de Alcoy, en la provincia de Alicante. Viniendo de Cocentaina, viniendo de Alcoy, por la Nacional 340, grandes señalizaciones verticales anuncian su presencia. Turballos.








Lo que antes aparentaba un caserío humilde, ahora es, además, otra cosa. Esta rehabilitación no es sólo por recuperar los orígenes de sus primeros pobladores, ni tampoco por rehabilitar un pueblo olvidado. O quizá es también por todo eso. Esta rehabilitación es la sede de una comunidad cristiana en donde se vive, se ora y se participa con un compromiso. Comunidad Ecuménica, de la No Violencia y Desnuclearizada. Fundada hace unos treinta años por Vicente Micó, sacerdote de la diócesis de Valencia. Entre los muros de la casa contigua a la iglesia realizan actividades: talleres, retiros, … Es un punto de reunión entre sus fieles.





Turballos, también es algo más. Un pueblecito, un caserío. Sus casas, sus calles, sus plazas. Su rehabilitación con materiales nobles de la tierra, los mismos con los que nació, los mismos con los que renace del abandono. Turballos, ejemplo para los que aplaudimos las rehabilitaciones de estos caseríos que estuvieron olvidados tanto tiempo.




miércoles, 25 de junio de 2008

la cremá: noche del fuego

detalles de la Hoguera Séneca - Autobuses

Arde la noche. La noche de San Juan. Con el fuego, arden los sinsabores, los peores augurios. El fuego purificador. Con el fuego … arde la hoguera.

Las lágrimas de emoción de las Belleas acarician sus mejillas. Recorren sus mofletes. Humedecen sus labios. Las lágrimas … apagan las llamas.

Entre las cenizas, los recuerdos del ayer, de hace un momento. Pero no se pierde nada. Se gana. Se gana el trabajo bien hecho, el compañerismo, la experiencia.

Entre las pavesas, una nueva luz. Entre las pavesas, nuevas ilusiones. Un nuevo boceto. Y la inspiración de un constructor de Hogueras. Y estas pavesas … encienden una nueva pasión. Hasta el año que viene. Del 20 al 24 de junio.

detalle de la cremá de la Hoguera Infantil Séneca - Autobuses

detalles de la cremá de la Hoguera Mayor Séneca - Autobuses


Y la bañá, con el calor de la Hoguera


martes, 24 de junio de 2008

carros de fuego en la víspera de la cremá



Una costumbre, probablemente catalana. Desde hace algunos años, la comisión de fiestas de la Hoguera Séneca-Autobuses, en la ciudad de Alicante, la ha tomado como propia. Unos demonios traen la llama para prender la hoguera.

La noche del 23 de junio, víspera de la cremá. Llama para la noche que se hará día. Cuando se quemen las Hogueras con la llama que hará arder los ninots. La llama que hará desaparecer los infortunios y las malas sensaciones. La llama que purifica. La llama que iluminará el camino del mañana.

lunes, 23 de junio de 2008

Alicante es mar. Hoguera Oficial

Desde antiguo. En el campo. En la ciudad. Desde las montañas. Desde el mar. Puntitos luminosos iluminan el horizonte. Disfrutando la llegada del verano. Celebrando el solsticio de verano. ¡Las hogueras de San Juan!.

En la ciudad de Alicante. Por los labradores, primero. Por todos, después. Trastos viejos, objetos inservibles, eran usados para hacer una hoguera. Devorados por el fuego, junto con los malos recuerdos. Hoguera purificadora, abre paso a las tinieblas. Hogueras que iluminan el amanecer de un nuevo día.

En el siglo XIX las autoridades locales no eran muy partidarias de permitir estas fiestas. Las hogueras, el uso de la pólvora para hacer petardos, no eran del agrado del gobierno municipal, prohibiéndolo en diversos bandos y poniendo multas a los infractores. Pero en 1881 un despiste permitió la celebración de estas fiestas. No hubo bando que las prohibiera. A estas se las llamó las festes del carrer (las fiestas de la calle). Se celebraron juegos populares, representaciones musicales, se esculpieron muñecos de madera, papel, cartón, origen de los actuales ninots. Y se quemaron en hogueras. Aún tuvieron que pasar durante años algunas otras prohibiciones pero la constancia del pueblo se impuso. En 1928 se creó la Asociación Alicante Atracción con el fin de fomentar y organizar el turismo de la ciudad. Figura destacada de esta Asociación y del origen de la fiesta de las Hogueras de San Juan, fue Jose María Py. En este año recibió del Ayuntamiento la autorización de organizar oficialmente las primeras Hogueras de San Juan. Algunos años después, en 1932, se crea una figura fundamental de estas fiestas: la Bellea del Foc (la belleza del fuego), la reina de las fiestas.


Las Hogueras, monumentos de cartón, de madera, se plantan en las calles y plazas de la ciudad. Todo el término municipal es su recinto ferial. La plantá es el 20 de junio. Con ironía y mucho buen humor se representan diferentes escenas de la vida cotidiana, de la política, de la cultura. De todos los ninots, sólo se salva uno del fuego, por voluntad popular. El ninot indultats. El 24 de junio, después de que una gran palmera de fuegos artificiales ilumina la ciudad, se inicia la cremá de las Hogueras. Primero la Hoguera Oficial, plantada en la plaza del Ayuntamiento. Y así sucesivamente todas las demás en función de su categoría y situación. La ciudad ardiendo en llamas. Llamas de las Hogueras.

Hoguera del Puerto


Alicante es mar, es el título de la Hoguera Oficial. El mar siempre presente en la historia de la ciudad. Un mar que trajo peligros. Ataque de piratas, de Armadas enemigas, de enfermedades. También un mar que albergó ilusiones y acogió el espíritu emprendedor de un pueblo trabajador como es el alicantino. Un mar que esculpió su costa con sus mareas y sus olas. Un mar que viste a la ciudad de azules, de turquesas, de verdes. Un mar que refresca los días más cálidos. Un mar que ilumina incluso a las mentes más oscuras. Un mar que embriaga sensaciones. Un mar que moldea pasiones. Un mar que acompaña, en las tempestades y en las calmas. Un mar … ¡La Mar!.


Hoguera Oficial: Alicante es mar









Esta Hoguera Oficial es del constructor Francisco José Esplá. El título de la Hoguera: Alicante es mar. Con un remate extraordinario, muy alicantino, en palabras de su autor. Tiene 19 metros de altura y 12 de diámetro. 102.000.- eu de presupuesto. Está compuesta por una mujer situada en el centro de la Hoguera que simboliza el mar y que abraza la gastronomía, la cultura, las fiestas.

Y estos días la ciudad de Alicante es una mar de sensaciones. Vecinos y personas de diferentes lugares del mundo comparten la calle como lugar de encuentro para disfrutar del día y de la noche. Mascletás. Pasacalles. Desfiles. Feria taurina. Estos días se viven, también, en las barracas y en los racós, donde degustar los mejores platos de la gastronomía de la tierra, compartiendo tertulia con amigos, un lugar donde bailar la música más popular. Porque Alicante es una ciudad acogedora la fiesta se vive en la calle a la luz del sol y de las estrellas, con las caricias de la siempre presente brisa marina.

Guadalest

En un lugar estratégico en medio del Valle, esta población fue ambicionada por todos los pobladores de estas tierras. Guadalest, un pueblo ...

entradas populares