miércoles, 22 de octubre de 2008

casa rural la cruz del Maigmó

A los pies del Maigmó, en el término municipal de Tibi. Por donde los pinos escalan hacia la cumbre. Por donde las nubes acarician la pinada hacia la cima. Por donde canta el gorrión. Por donde vuela el buho en las madrugadas. Por estos caminos de tierra, una casita rural y una barbacoa en medio de una parcela de 2.000 m2. Muchos metros para el sosiego. Y unos detalles que hacen este rincón más acogedor. Un geranio que se recorta sobre los rejas de hierro de una ventana. Un pájaro de bronce es la llave de una fuente. Un grifo antiguo en el lavadero. Las vigas de madera, como en las casas de antaño. La discreta chimenea. Las tejas pardas.

Con el Maigmó a la espalda, a lo lejos nos observan la Sierra del Cabeçó d´Or y los pueblos de Ibi, Onil y Castalla, con su castillo sobre una loma que domina todo el valle. Desde aquí, los campos con árboles de secano. Almendros y olivos. Entre la bruma, el mar.



Un alto porche con columnas de piedra. Junto a pinos, olivos, higueras. Y la cruz del Maigmó sobre un pedestal de escalones de piedra. Sentado en una hamaca observo el panorama. La mesa llena de platos cocinados por manos expertas. Y muchas palabras. Palabras que se abrazan a este paraje donde el tiempo parece que se ha detenido. Aunque han pasado las horas, recordando escenas de tiempos pasados, de amigos que han marchado, de realidades de la vida cotidiana. Conversando entre risas, entre anécdotas, entre bromas. Cantando a la vida que corre, como lo hacen mis hijos cerca de los columpios. Sólo con el atardecer, con las luces del sol que se acuesta, nos damos cuenta que el día declina. Con las primeras sombras de la noche somos conscientes de que este día tan agradable está pasando deprisa, demasiado deprisa.






Un día inolvidable que nos hará volver y lo haremos con gusto. Porque por un momento, por unas horas, nos hemos olvidado del mundo. Como si lo tuviéramos entre nuestras manos para hacer con él lo que queramos. Porque en unos instantes hemos sido dueños de nuestra vida, lejos de nuestras prisas cotidianas. Hemos disfrutado de un sosiego necesario como si la vida acelerada ya no existiera. Hemos respirado de un aire puro e inmaculado, sin la contaminación de la ciudad. Hemos bailado con el viento las palabras del abecedario, nos hemos enriquecido con sus sonidos, nos hemos reído con sus voces. Hemos vivido con intensidad, sin movernos de la silla. Disfrutando, entre amigos, entre familiares.


Y con la luz de la luna tenemos que hacernos a la idea que hay que partir, pero no nos apetece volver a la rutina. Mientras, Paco y Yoli acuestan a sus hijas en las camas de su dormitorio de la casa.

Una exclamación y miramos todos al cielo siguiendo el dedo índice del brazo derecho de mi hijo Carlos. Unas estrellas fugaces juegan en el cielo, pasan veloces, como ha pasado veloz este día en esta casa rural y sus alrededores. Esta Casa Rural que bien podría llamarse de La Cruz del Maigmó, por razones obvias.

Si te animas a disfrutar de esta casa y su entorno la dirección es:

4 comentarios:

PilarMMF dijo...

¡Vaya, vaya! A esa familia la conozco yo del Complejo.
Enhorabuena por disfrutar del Maigmó. La mejora de la carretera ha sido un pilar importante para que se conozca la zona.

paskki dijo...

Efectivamente. Mi familia y yo hemos vivido muchos años en el Complejo Vistahermosa. Años atrás son testigos de muchas anécdotas en esta urbanización construida como un pueblo con sus casas, sus comercios, sus zonas recreativas y deportivas, sus jardines, su plaza del pueblo y su iglesia.

Alicante es la provincia de España más montañosa. Y el Maigmó, con su balcón, es visita obligada para los amantes de las montañas, de los senderos que la recorren, de los pinos que la adornan.

Saludos.

PilarMMF dijo...

Tu familia y la de tus primos, y la de los otros primos, y los otros. Una pista: sus comercios.
Otra pista: les bandarres del Lorenzo. Otra más: fui al colegio con tu hermana.
Bueno, que m'a dao mucha alegría veros en la foto; además tengo una casa en el Maigmó, por eso estoy al loro de lo que se cuece por allí... y me llegó tu comentario.
Saludos.
Pilar M-M F

Davicine dijo...

Buen blog de naturaleza. Tnego un grupo de ecoaventuras y nos gustaria hacer un blog, y la verdad es que en cine ya tengo uno pero el estilo debe ser muy distinto... y el vuestro me ha encantado. Preciosas fotos. Suerte en 20 minutos, donde os he conocido.

entrevista a Pascual Rosser Limiñana sobre sus novelas

En su libro, Más allá del horizonte, habla del exilio forzoso al que, como vemos en televisión, se ven obligados millones ...

entradas populares