martes, 19 de junio de 2018

La Memoria Histórica como valor turístico





Alicante no es una ciudad monumental, ya nos gustaría, pero sí tiene un gran patrimonio cultural. Ya verán, sin necesidad de citarlos a todos, los hay y de gran importancia.

Alicante como ciudad de yacimientos arqueológicos entre los que destacan el Tossal de Manises ó el Cerro de las Balsas. Alicante coronada por dos castillos, pocas ciudades los tienen, el de Santa Bárbara y el de San Fernando. Alicante como plaza militar, ambicionada por todos. Alicante, ciudad portuaria, nunca dio la espalda al mar, que ha pasado de ser antaño el puerto de la Corte y de Castilla a ser hoy el puerto de salida de la Volvo Ocean Race, la regata más exigente de la vuelta al mundo a vela. Alicante y sus Torres de la Huerta. Alicante y su tesoro inigualable de arqueología industrial con La Británica. Alicante y el recuerdo de la guerra civil, es una de las ciudades españolas que tiene más refugios antiaéreos, cerca del centenar.

Resaltar aquí que Memoria Histórica es la que tiene que ver con nuestras señas de identidad. Destacar, también, que con el término de Memoria Histórica no sólo se reivindican hechos dramáticos que ocurrieron en la guerra civil española, viniesen del bando que vinieran, tan malo fue uno como el otro,  sino la que tenga origen en cualquier acontecimiento destacable en nuestra historia en su sentido más amplio.

Le invito a recorrer conmigo momentos de nuestra Memoria Histórica como valor turístico.

Vivimos en tiempos de paz, pero hubo épocas que Alicante estuvo en el punto de mira de todas las potencias europeas, por ejemplo durante la Guerra de Sucesión (1706-1709) entre el rey Felipe V y el Archiduque de Austria. Media Europa estuvo en Alicante unos defendiendo el orden y el Reino establecido y otros queriendo usurparlo. Alicante y su castillo apoyaron a Felipe V. Al mando de la guarnición del castillo estaba el Mariscal francés Conde Mahoní, aliado del bando Borbón. El 15 de junio de 1706 la bahía de Alicante se llenó de más de un centenar de embarcaciones de la Armada inglesa que querían rendir a Alicante. El 8 de agosto de ese año tomaron la ciudad después de 8 días de continuo bombardeo. Faltaba rendir el castillo y lo consiguieron en septiembre de 1706. El 28 de noviembre de 1708 partidarios de Felipe V sitiaron la ciudad consiguiendo la rendición de los ingleses salvo los que se refugiaron en el castillo. El Caballero Asfeld, al mando de las tropas francesas, al no conseguir rendir el castillo por los ingleses, se le ocurrió hacer una mina bajo las murallas con un túnel de 20 metros llenándolo de 1.500 quintales de pólvora. Después pidió la rendición a los ingleses con amenaza de explotarla. Estos no se rindieron y construyeron una contramina para reducir los efectos de la explosión. El 29 de febrero de 1709 los franceses explotaron la mina. Fue tal su magnitud que los cascotes de las murallas y de la montaña al quebrase arrasó buena parte de las viviendas de las faldas del monte Benacantil. Aunque los ingleses siguieron luchando con sus fuerzas mermadas con cuantiosas bajas, entre ellas la de su Jefe Richard Siburch, terminaron rindiéndose el 20 de abril de 1709. Hoy, una de las Salas del Museo de la Ciudad (MUSA) narra este hecho trascendental en la historia de Alicante. Y por serlo bien podría convertirse en un festejo de la ciudad que celebrara este acontecimiento como se celebran otros como el de los Moros y Cristianos.

A su vez, hoy el castillo Santa Bárbara es una de las señas de identidad de la ciudad de Alicante, uno de nuestros monumentos más visitado y el quinto en el ranquing de los monumentos más visitados de España en la misma lista que el Museo del Prado ó la Alhambra de Granada.

El tren es un medio de comunicación imprescindible para cualquier población que aspire a ser destino y origen para el tránsito de mercancías, personas, cultura, etc, en un trasiego permanente. El tren es el motor de la industria y del turismo. Esto pensaron ya en el siglo XIX cuando Alicante se convirtió en la tercera ciudad de España en llegar el tren. El 25 de mayo de 1858 llegó a Alicante como un gran acontecimiento social, tanto que la reina Isabel II quiso estar presente en ese gran día e inauguró esta ruta. Alicante se volcó con la reina. Entre los fastos, hubo tiempo para firmar acuerdos importantes para el desarrollo de la ciudad como el derribo de las murallas pasando Alicante de ser una plaza militar a una ciudad abierta al mar con muchas posibilidades urbanísticas, empresariales, portuarias, culturales, … Hoy se recuerdan estos dos logros como importantes hitos de nuestra historia. Lamentablemente no queda nada de las puertas de aquellas murallas que bien pudieron conservarse. Y el resultado de ambas cosas fueron los inicios de la ciudad que hoy conocemos.

Y para terminar este breve recorrido por parte de nuestra Memoria Histórica definamos este concepto por si no ha quedado claro y quien mejor para hacerlo que el responsable de Memoria Histórica del Ayuntamiento de Alicante: “Memoria no es toda nuestra historia. La Memoria rescata de la Historia lo que nos ayuda a identificarnos”, dijo Pablo Rosser Limiñana, en su conferencia “Alicante, Memoria y Señas de Identidad para el Turismo”, organizada por la Asociación Alicantina de Periodistas y Escritores de Turismo (Aapet) en una de las Salas del Claustro de San Nicolás. Y añadió que en “Alicante trabajamos como Memoria Histórica nuestras señas de identidad y su recuperación: carácter de población portuaria, comercial y con huerta; carácter de espacio como frontera y plaza militar; la defensa de la cultura autóctona; la defensa de las libertades y de los derechos humanos; Ciudad de acogida (refugiados y turistas)”.



Este artículo ha sido publicado con anterioridad en mi columna de opinión del periódico Alicante Press

domingo, 10 de junio de 2018

Menudo sorpasso





Menudo Sorpasso, en expresión del argot popular. Menudo, por decir algo. Sorpasso, porque lo ha sido. Para todos, para los que se van, para los que vienen y se estrenan en sus nuevas responsabilidades políticas.

Cuando Rajoy fue el jueves al Congreso de los Diputados lo hizo como si la moción de censura contra él y su gobierno fuera un mero trámite. Estaba tranquilo, iba preparado a un debate parlamentario convencido que sería como uno más de los que se le han dado tan bien: en estas lides del pase corto Rajoy ha demostrado muchas veces ser un artista. Estaba dispuesto a escuchar, a debatir y a pasar página cuanto antes para seguir gobernando España.

Esta moción de censura fue promovida por el PSOE después de la sentencia del Caso Gurtel en el que se condena al PP. Esto supuso un hartazgo de la oposición contra la corrupción política del partido en el Gobierno.

Todas las mociones de censura realizadas hasta ahora en la joven democracia española se habían perdido. En 1980 Felipe González (PSOE) presentó una moción de censura contra Adolfo Suárez (UCD). En 1987 fue Antonio Hernández Mancha (AP) quien la presentó contra Felipe González (PSOE). Hace poco, en el 2017, Pablo Iglesias presentó una moción de censura contra Mariano Rajoy (PP). Y esta última de 2018 de Pedro Sánchez (PSOE) también contra Mariano Rajoy (PP). Todo apuntaba a tener el mismo resultado, su rechazo. No iba a ser esta una excepción. Parecía estar todo controlado.

Conforme discurría la mañana del jueves los rumores presagiaban una sorpresa, un cambio de rumbo.  El objetivo era uno: todos contra Rajoy. En la presentación de la moción de censura Pedro Sánchez manifestó que aplicará los Presupuestos Generales del Estado propuestos por el PP, y aprobados hace unos días, haciendo un guiño al PNV porque en ellos el País Vasco sale muy beneficiado. A su vez, los independentistas negociaban fuera del hemiciclo con el PSOE sus condiciones para darles su apoyo.

Todo iba muy deprisa...

Cuando desde el PNV manifestaron que darían su voto favorable a la moción de censura, Rajoy no podía creérselo. Si les habían apoyado a ellos hacía unos días – comentó - para aprobar los Presupuestos Generales del Estado, sólo pendientes de aprobarlos en el Senado donde el PP tiene mayoría absoluta. Decepcionado, derrotado, Rajoy no fue al Congreso de los Diputados por la tarde mientras se seguía debatiendo la moción de censura. La pasó en un conocido restaurante de Madrid intentando dar respuestas a todo esto, reivindicando la lealtad y el compromiso que suponía tenía de Aitor Esteban, portavoz del PNV. Rajoy y sus compañeros de mesa se plantearon todo aunque se rindieron ante la evidencia, convencidos que – al perder la moción de censura - desde la oposición pueden fortalecerse esperando que fracase el Gobierno socialista ante el apoyo conseguido por parte de fuerzas políticas parlamentarias tan dispares.

Cuando Jose María Aznar ganó las elecciones de 1996 por la mínima, Felipe González estaba convencido que su Gobierno sería breve porque Aznar no sería capaz de negociar con Pujol. Se equivocó y Aznar gobernó ocho años. ¿Y si se repite ahora la historia, pero en sentido contrario?. Por cierto, Aznar superó su Investidura apoyada por los partidos nacionalistas.

Hay una cuestión que preocupa y mucho a la opinión pública: ¿realmente qué ha pasado para este cambio inesperado de Gobierno?. Mucho ha pesado la comunicación entre los nacionalistas: PNV-PeDeCAT-ERC y sus posteriores negociaciones con el PSOE. ¿A qué precio?. Mucho se especula sobre estas conversaciones, así como la propuesta socialista para que España se convierta en un Estado Federal compuesto por cuatro territorios: Galicia, País Vasco, Cataluña (incluyendo a Aragón, Comunidad Valenciana y Baleares) y España (incluyendo a Madrid, Castilla La Mancha, Castilla y León, Murcia, Andalucía y Extremadura). Pronto sabremos la realidad y el fondo de todo esto.

Finalmente se produjo un cambio de gobierno después de la votación favorable a la moción de censura contra el Gobierno del PP en la que Pedro Sánchez es ya el nuevo Presidente de Gobierno. Cuando usted lea este escrito el Sr. Sánchez habrá o estará a punto de jurar ó prometer su cargo ante el Rey en el Palacio de la Zarzuela como el nuevo Presidente del Gobierno de España.

De todo esto hay una lectura, la victoria de la democracia. La moción de censura está regulada en la Constitución española de 1978. No hay trampa ni cartón.



Este artículo se ha publicado con anterioridad en mi columna de opinión del periódico Alicante Press. 

domingo, 3 de junio de 2018

Nunca más





Ocurrió un 25 de mayo, de 1938. Ese día no fue un día cualquiera, aunque no lo sabían. Ni ellos ni nadie en Alicante se lo podían siquiera imaginar. España vivía en guerra. Alicante sufría la Guerra desde la retaguardia, lejos del frente. 

Ese día el mercado de abastos estaba lleno de gente comprando para la comida. Era cerca del mediodía. Del mercado central entraban y salían parroquianos en un tránsito permanente. En los alrededores, había niños jugando; mujeres dejando pasar el tiempo contemplando a sus hijos o a sus nietos; hombres haciendo sus negocios; ancianos contando sus recuerdos a quienes tenían a su alrededor.

Se escuchó el ruido de unos motores que interrumpieron la tranquilidad de la mañana. Con los motores, se oyeron el silbido de las bombas y las primeras explosiones. No habían sonado las sirenas de ataque aéreo quizá porque los aviones hicieron las incursiones desde tierra en vez de desde el mar como en otras ocasiones.

Todos corrían en todas direcciones chocando unos con otros, tropezando, cayendo al suelo. Algunos alcanzaron los refugios antiaéreos. Los menos. Agazapados, asustados. Llorando unos, gritando otros a cada temblor de tierra por la onda expansiva de las bombas que caían cerca. Olían a miedo, a sudor y a tabaco. Algunos fumaban manteniendo el cigarro en sus manos temblorosas. Otros rezaban en silencio. En un rincón una pareja se abrazaba fusionándose en un solo cuerpo, consolando uno las lágrimas del otro.

Después del bombardeo, la escena en la calle era desoladora, con imágenes de destrucción y de muerte. Gritos, llantos, miradas de espanto de los que sobrevivieron a sus heridas y de los que acudieron a su auxilio. Otros, inermes, con sus cuerpos esparcidos por el suelo, algunos mutilados; con expresiones de sorpresa unos, de dolor otros, de muerte todos. 

Los 9 aviones Savoia S-79 de la avión italiana de Benito Mussolini habían bombardeado sin piedad a la población civil de Alicante con 90 bombas de 100, 20 y 15 kg. Los pilotos eran italianos. Despegaron a las 8:10 de la mañana desde sus bases en Palma de Mallorca para llegar a Alicante sobre las 11 h.. Mataron a 300 personas, entre hombres, mujeres y niños. La Casa de Socorro cercana no daba abasto para atender a los heridos, cerca del millar. Destruyeron familias enteras, además de medio centenar de edificios. Dejaron un reguero de sangre y de rabia.

Con la visión que da la historia, con la mirada hacia atrás, uno se pregunta el porqué de este ataque. Alicante no era una plaza militar de importancia. Sólo el puerto, los depósitos de campsa en la costa y el aeródromo de Rabasa eran objetivos militares. Entonces, ¿por qué bombardear el interior de la ciudad?, ¿por qué ensañarse de esta manera con la población civil?. Se sabe que no fue por casualidad, que los aviones italianos de reconocimiento fotografiaban desde el aire sus objetivos para atacarlos después con sus bombarderos.

Historiadores y articulistas de opinión achacan a varios los posibles motivos del porqué de este ataque: la aviación italiana bombardeaba a esta ciudad como castigo por el fusilamiento de José Antonio Primo de Rivera, fundador de la Falange, en el patio de la cárcel provincial de Alicante el 20 de noviembre de 1936 poco después de empezar la guerra civil acusado de conspiración y rebelión militar; ó como objetivo contra la retaguardia para forzar la rendición del ejército rojo; ó como ensayo para futuras destrucciones masivas de ciudades que tendrían lugar durante la II Guerra Mundial; … Sean los motivos que sean y quieran proponerse, ninguno justificaba esta masacre por mucho que se estuviese en guerra.

Detrás del mercado central de Alicante escuchamos ayer 25 de mayo de 2018, en la plaza con el nombre de esta fecha, una recreación sonora de un ataque aéreo: las sirenas, el ruido de los motores de los aviones, los disparos de metralleta, el silbido de las bombas, las explosiones, los gritos, …. Y el silencio. Fue dramático imaginárselo por un instante, imaginen cómo fue en realidad. Horrible.

Alicante, después de 80 años de aquél 25 de mayo de 1938, reivindica su recuerdo con exclamación para que nunca más vuelva a producirse. Reivindicación que se hace con el amparo de todas las fuerzas políticas con representación municipal en el Ayuntamiento de Alicante, sean de derechas ó de izquierdas, así como también por diversas organizaciones y asociaciones de diversa índole social.

El 25 de mayo es una fecha marcada para siempre en la historia alicantina en recuerdo de aquellas víctimas del bombardeo en la que Alicante entero hace suyo un mensaje de paz entre los pueblos.

Los niños del Centro de Atención Especial de San Roque participaron en el acto institucional mencionado en una “marcha de los niños por la paz” con mensajes de “Luchemos por un mundo mejor” y el de “Niños para la paz”. Desde su inocencia, desde su limpieza de espíritu y de pensamiento, nos recuerdan a los adultos que es posible que haya un mundo mejor para vivir desde la concordia, la tolerancia y la paz. Que así sea.



Este artículo lo publiqué antes en mi columna de opinión del periódico Alicante Press.

lunes, 21 de mayo de 2018

Querrás tocar





Todos los días nos encontramos con un reto que realizar, la vida misma lo es. Lo es el trabajo cotidiano, lo son las relaciones sociales y los proyectos familiares. Ahí está el atractivo, superar los obstáculos para alcanzar una meta.

Incluso lo inesperado tiene su motivación. Como ese día, uno más del calendario, en el que un acontecimiento aparentemente sin importancia cambió la vida al aire libre de la calle por unas horas.

En el parque, en una plaza, en el mercado, en una estación de tren,… Sitios de paso muy concurridos. En medio de estos amplios espacios, un piano de cola. Está sólo, con las teclas a la vista esperando que alguien las toque. ¿Te animas a tocar?.

Unos miran atónicos, otros buscan las cámaras de tv creyendo que es una inocentada, los más atrevidos se acercan y hacen corro alrededor del piano de cola. En uno de los lados del piano, una frase roja hace una pregunta clara y concisa, como si el piano hablara y te preguntara si quieres tocar.

Un piano de cola genera mucho respeto, incluso para los propios estudiantes de piano. Y nunca ha de ser “el acordeón de los ricos”, como decía Michel Audiard. Por este respeto, tocar sus teclas no es tarea fácil. En estos casos bien viene el consejo de Pablo Picasso que manifestaba que “siempre intento hacer lo que no se hacer, para poder aprender a hacerlo”.

Entre los atrevidos, un joven. Se sienta y empieza a tocar el piano de cola. Lentamente hasta coger confianza, sacando lo mejor de este instrumento, su voz, su canto, el relato que se imagina al tocarlo, las notas de una partitura de donde nace una melodía. Y después toca el piano de cola otra persona, y otra, y una niña, y un anciano, y una monja, y un militar, y un cartero,… Entre todos han roto fronteras, han popularizado un instrumento musical que está tan lejos del alcance de muchas personas.

Y han transmitido sus sentimientos a través de unos acordes musicales porque la música es libertad, es tocar lo que quieres y como quieres siempre que lo hagas con pasión. Con la música y tus gestos puedes comunicarte con cualquier persona del mundo porque – como decía Weber – “la música es el verdadero lenguaje universal”.

Todo esto de los pianos de cola no es fruto de mi imaginación, es un hecho real. La Fundación Jesús Serra del Grupo Catalana Occidente ha sembrado con pianos de cola diversas ciudades españolas en colaboración con el Concurso Internacional de Música María Canals. Madrid, Barcelona, Sevilla, Cádiz, Toledo, Salamanca, Valencia, llevan camino de hacerlo en Málaga, Bilbao, Santiago de Compostela, y otras ciudades en años venideros. En Valencia, Jordi Vivancos – responsable de la realización de este acontecimiento social y Director del Concurso Internacional de Música María Canals - nos mostró con sus consejos cómo es fácil créetelo y tocar el piano de cola con una soltura inimaginable un momento antes. Te imaginas que puedes emular a Chopin ó a Liszt, que por imaginar todo es posible. Qué más quisiéramos. Pero te lo crees y tocas el piano y te hace sentirte bien y te gusta.

Vivancos da confianza, consigue que tocando las teclas del piano de cola es posible sacar una melodía que alimenta el alma y los sentidos. Consigue romper barreras y acerca la música al público en general a través de un instrumento tan completo como es el piano.

Esta idea nace de compartir una afición relacionada con Jesús Serra, fundador del Grupo Catalana Occidente, a quien le gustaba tocar el piano improvisando melodías. Improvisar es lo que hace la gente, lo que hemos hecho todos los que nos hemos atrevido a tocar ese piano de cola y tener nuestro momento de gloria creyendo emular a uno de los grandes ó también a uno de los chicos del mundo de la música, que para gustos no hay nada escrito.


Este artículo ha sido escruto con anterioridad en mi columna de opinión del periódico Alicante Press

domingo, 13 de mayo de 2018

España no es una mierda





Me disculparan ustedes por utilizar una expresión tan soez con la última palabra del título de este escrito. Sin querer justificarme, el título entero es la contestación a un cúmulo de groserías, ó a mí me lo parecen.

Todo empezó con el título de una novela, “España de mierda” de Albert Plá, escritor, cantante y actor catalán. En su edición catalana hay una bandera estelada en la portada, no así en su edición en castellano. Un título como este enseguida genera polémica y demuestra que los ánimos están aún muy encendidos con el devaluado procés independentista.

Con este título, con el perfil del autor, con la estelada, todos imaginamos que lo que narra Plá es contra España. Y hay sorpresas en su redacción, vaya si las hay, muchas inesperadas para su público.

Esta novela pasó sin pena ni gloria por las librerías españolas. Ahora unos jóvenes con repercusión mediática en algunos de sus actos la han recuperado del olvido y la han hecho popular. En un día de San Jordi cumpliendo uno de ellos la tradición de regalar una rosa y un libro. En este caso Alfred a Amaia. Trascendió en los medios de comunicación porque Alfred lo mostró a un periodista, y se produjo el revuelo. Es decir, que los representantes de España en Eurovisión ¿se mofan de España, es esto el significado de esta torpeza?. Es lo que parece. Por el revuelo provocado se disculparon después en la cuenta de twitter de Alfred. Posteriormente, Amaia dijo entre risas en una entrevista televisada en rtve que lleva esa novela como amuleto a su viaje a Lisboa. Se creerán graciosos..... Pues no es el momento ni el lugar. Se cierran puertas ellos solitos con estas tonterías. Cuando lean ustedes este artículo estarán ambos a punto de cantar su canción en Eurovisión o ya lo habrán hecho. Todos les deseamos el mejor resultado como representantes de España en ese concurso pero si el destino les guarda un resultado amargo, estas tonterías pueden pasarles factura. En caso contrario, será un anécdota ¿motivada  por su juventud?.

Y ya puestos en saber más de esa novela, ¿no tienen curiosidad de conocer lo que cuenta?. Pues yo sí, veamos. Narra la historia de un cantante uruguayo desconocido que hace una gira por España cantando de ciudad en ciudad para darse a conocer, y las peripecias que le pasa, asesorado por un manager mediocre, que la mayor parte del viaje está borracho y que se lamenta con nostalgia de sus mejores tiempos pasados. El texto de la novela es irreverente, anticlerical, vulgar, antimonárquico, populista, …

Albert Pla no deja títere con cabeza. Dice de los vascos que son unos quejicas; de los catalanes, que son orgullosos y estúpidos, y los condena a muerte - en la novela - provocada por una extraña enfermedad al hablar el catalán; de los andaluces manifiesta que no son simpáticos en situaciones límite que - añade - es cuando tienen que serlo; de los latinoamericanos manifiesta que destrozan el español; ... A menudo desvaría con cosas sin sentido que no vienen a cuento, claro que ya saben que la imaginación y la ficción no tienen límites.

Nunca antes una novela mediocre había producido tanto revuelo. Muchos me dirán que mediocre es un calificativo benévolo. El periódico El Español definió la novela "España de mierda como novela de mierda”. La editorial Roca la define como una "novela on the road hilarante, canalla y onírica". La verdad que después de leer esta novela uno puede decir que lo que más destaca de ella es el título no por ser bueno sino por polémico en el mejor estilo propagandístico.

Permítanme que les deje con un buen sabor de boca, repase y comparta unos datos de los que los españoles podemos sentirnos orgullosos y que quizá no sean muy conocidos. España es uno de los países más antiguos de Europa, es el segundo más grande de la UE y el cuarto en número de habitantes. Según el Instituto Cervantes, el idioma español es la segunda lengua más hablada, lo hablan unos 560 millones de personas en el mundo y más de 40 millones sólo en EEUU. En España más de la mitad de la superficie es forestal, según el INE. España tiene 15 Parques Naturales, alguno como el Teide también es declarado Patrimonio de la Humanidad. El Museo del Prado está considerada como una de las tres mejores pinacotecas del mundo. España es líder mundial en trasplante de órganos. España tiene más del doble de Patrimonios de la Humanidad que EEUU y es el tercer país que más tiene después de Italia y China. Y muchas más cosas que podría contarles que hacen de España un gran país y uno de los Reinos más admirados del planeta tierra.  



Este artículo ha sido publicado con anterioridad en mi columna de opinión del periódico Alicante Press

lunes, 7 de mayo de 2018

Los Súper Niños



Érase una vez un grupo de niños luchadores sin igual, con una gran ilusión por todo, por sacar mayor jugo de las cosas que hacen grande cualquier detalle insignificante para la mayoría, que disfrutan de la vida como el que más. Y lo pueden contar, que esto en su caso es lo más importante. Seguidamente les relato sobre los Súper Niños.


Cuando hicieron un dibujo que los representara no fue en un día cualquiera porque para ellos todos los días son especiales. Con una hoja en blanco y su imaginación, los Súper Niños se pusieron a dibujar. Con un montón de colores: el marrón de la tierra, el amarillo del sol, el verde mar y de la pradera, el azul del cielo,.... Colores cálidos que describen la vida.

De entre todos los dibujos son ellos los que eligieron este logo que encabeza este escrito. También son ellos los que se pusieron por nombre “Súper Niños” que, desde entonces, les identifica con el Rotary Club Alicante Costa Blanca. Los Súper Niños son la columna vertebral de los proyectos de servicio de este club rotario. Son los Súper Niños su compromiso y su implicación de hacer todo lo que esté a su alcance para su bienestar.

En la actualidad, con los nuevos tratamientos y la evolución de la cirugía las tasas de curación del cáncer infantil son altas, un 75 % frente al 25 % de los años 70. Algunas enfermedades se curan en un 85 ó 90% como las leucemias linfoblásticas, linfomas, enfermedad de Hodgkin, tumor de Wilms, etc. Mencionar los porcentajes da grima en un tema como este pero muestran un dato favorable para el futuro de estos niños. Aunque aún queda mucho por hacer en el campo del cáncer infantil.

A pesar del dolor, de no poder desarrollar la infancia con normalidad, de tener que soportar horas de tratamiento, es sorprendente cómo te sobrecoge la mirada de la inocencia de estos niños. Miradas llenas de vitalidad que te abrazan sin pedirte nada pero que te lo piden todo sin palabras. No le dan importancia a su enfermedad, es una más para ellos.

Compañeros del club rotario citado fuimos a celebrar el pasado Carnaval con estos Súper Niños. Sus enfermeras nos pidieron colaboración en su organización y participación, y lo hicimos encantados. Nos recibieron con una sonrisa después de la quimio. Está claro, son lo más grande, pero también son los más vulnerables. Se aferran a una esperanza de vida que es lo que les mantiene despiertos y con ganas de cambiar su forma de vida y del mundo si tuvieran ocasión de hacerlo. 

Para colaborar en su bienestar y en la de sus familias, el Rotary Club Alicante Costa Blanca realiza diversas actividades de servicio y para recaudar fondos para estos Súper Niños. La principal, un Torneo Benéfico de Pádel que tuvo lugar del 20 al 22 de abril de este año en las pistas del Club Atlético Montemar en Alicante. Fue una actividad benéfica al aire libre donde participó el deporte, la familia, la amistad, el compañerismo. Fue un gran acontecimiento deportivo solidario, posible gracias a los jugadores, los patrocinadores, el Montemar y a un excelente trabajo en equipo de los miembros del club rotario. “El talento gana partidos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia, gana campeonatos”, en palabras de Michael Jordan. Pues eso.



Este artículo se ha publicado con anterioridad en mi columna de opinión del periódico Alicante Press

domingo, 29 de abril de 2018

Almirante Cervera, héroe de la Armada española





Almirante Cervera, héroe de la Armada Española. No cabe ninguna duda que esto así fue, así lo recordamos, incluso lo reivindicamos como un saber hacer al servicio de su patria.

Una vez más ha sido mancillado el honor de un destacado marino de la historia de España con una manifestación inadecuada por desfasada e impropia por falsa. 

Justificar el cambio de nombre de la calle de este Almirante en Barcelona por el del actor Pepe Rubianes por considerar “facha” al primero es al menos de mal gusto cuando el fascismo por definición apareció años después de su fallecimiento. ¿Esta decisión fue por ignorancia?, porque otra cosa no, ¿verdad que no? ...  Ada Colau, que es quien ha decidido este cambio se supone está rodeada de asesores designados por ella que le asesoran de todo antes de tomar la decisión final. No quiero imaginarme que semejante error tan garrafal sea una provocación de una líder de un partido político hacia sus contrarios ideológicamente. Como alcaldesa tiene la responsabilidad de gobernar la ciudad de Barcelona para todos los barceloneses, no sólo para los de su afinidad política. 

El Almirante Cervera fue muchas cosas: marino, estratega, culto, disciplinado, político del Partido Liberal, Ministro, pero ¿facha?. Insinuarlo siquiera es un insulto a la inteligencia, incluso a esa Memoria Histórica que tanto se reivindica por algunos. No se puede olvidar que esta Memoria no sólo ha de ser de los últimos 100 años, sino de toda la historia de España. Siguiendo entre marinos, también es Memoria Histórica recordar a personas de nuestra historia quien bien merecen reivindicarlos: Isaac Peral y el descubrimiento del submarino; Jorge Juan y su medición de la longitud del meridiano terrestre demostrando que la tierra está achatada por sus polos; el rey Alfonso XIII, candidato al Premio Nobel de la paz por sus tareas humanitarias durante la I Guerra Mundial;…

Una de las cosas que más se recuerdan del Almirante Pascual Cervera Topete fue su participación en la batalla de Santiago de Cuba contra la poderosa Armada norteamericana en una desigual batalla. Fue heroica su decisión y la participación de todas las tripulaciones de los barcos españoles. A sabiendas que iban a un suicidio, obedecieron órdenes, rompieron el bloqueo norteamericano de la Armada mandada por el Almirante Sampson y se enfrentaron a una Armada muy superior en número, armamento, blindaje de sus cascos frente a los de madera de los españoles, para terminar en derrota. Esta batalla forma parte de la historia de Cuba y la historia de sus héroes son recordados como tales por su valor y su disciplina. Incluso Fidel y Raúl Castro consideraba, considera, al Almirante Cervera un héroe de la historia de Cuba. Y así está también reconocido en un busto ubicado en el castillo de los Tres Reyes ó castillo del Morro en Santiago de Cuba, conservando otro busto en el museo de la Real Fuerza en La Habana.

Entre los que se han quejado de este cambio del nombre de la calle, están los descendientes del Almirante Cervera quienes se constituyeron hace años como Asociación para que no se olvide su legado y reivindicar la importante actividad de sus acciones.

Somos dueños de lo que decimos. Juzguen ustedes mismos la catadura moral de cada uno según sus expresiones. Basta recordar dos frases que los define a cada uno.

Pepe Rubianes manifestaba cosas como esta, que duele escribirlas: “La unidad de España me suda la polla. Que se metan España por el puto culo a ver si les explota dentro”. Esta frase formaba parte de su espectáculo “Rubianes solamente” (2006) y produjo un gran revuelo en la opinión pública de entonces.

En cambio, el Almirante Cervera dijo cosas a sus marineros como esta: “Hijos míos, el enemigo nos aventaja en fuerzas, pero no nos iguala en valor… Ha llegado el momento solemne de lanzarse a la pelea. Así nos lo exige el sagrado nombre de España”.



Este artículo lo he publicado con anterioridad en mi columna de opinión del periódico Alicante Press

La Memoria Histórica como valor turístico

Alicante no es una ciudad monumental, ya nos gustaría, pero sí tiene un gran patrimonio cultural. Ya verán, sin necesidad de citarlos...

entradas populares