lunes, 15 de julio de 2019

La Real Liga Naval Española en Alicante con Luís Barcala.




En un ambiente distendido y ameno propio de la camaradería de las gentes del mar, desde la Delegación de la Real Liga Naval Española (RLNE) en Alicante organizamos un Almuerzo coloquio con Luís Barcala, Alcalde de Alicante, que tuvo lugar en el restaurante La Cantera con un menú arrocero. Empezó el almuerzo con una breve exposición sobre quién es Luís Barcala, cómo llegó a la política y a Alcalde de Alicante, en el que manifestó su perfil humano y social. 

Contó su incorporación a la Academia del Aire en San Javier, siguiendo los pasos de su padre que fue piloto del Ejército del Aire español, pero descubrió que no era lo suyo y estudió derecho. Después de su licenciatura y de tres años de pasantía, montó un despacho profesional, fue asesor jurídico del Teléfono de la Esperanza, del PP, de un importante banco, y desarrolló su carrera profesional en esta disciplina. 


Después de esta breve introducción, se abrió un turno de preguntas de los asistentes, advirtiendo Barcala que estaba abierto a cualquier pregunta de la índole que fuera. Este fue el motivo de tratarse muchos temas prioritarios de la ciudad como los urbanísticos, tecnológicos, náuticos, culturales, … Un largo etcétera de temas entre los que estuvo Alicante Futura y el Distrito Digital en relación con el puerto de Alicante, el soterramiento del tráfico rodado de la fachada marítima de Alicante, el Parque Central, los depósitos de la Británica, la remodelación de los espacios de la Fábrica de Tabacos en la que hay verdaderas sorpresas para la ciudad, el Palacio de Congresos, nuevas zonas verdes, infraestructuras ferroviarias como la conexión del tram con la Estación de Renfe y con el aeropuerto, …. 


Con una atención especial al voluntariado, para ayudar a esas asociaciones que llegan donde la Administración no alcanza. Con interesantes novedades cuyos detalles aún no se pueden contar porque están en desarrollo y de las que dio algunas pinceladas. Y con pinceladas los asistentes descubrimos una de sus aficiones: pintar, enseñando algunos de sus cuadros donde refleja sus gustos, imágenes de viajes que llamaron su atención, sus recuerdos, mostrando ese lado humano que tanto desconocemos de nuestros servidores públicos.

Entre las iniciativas náuticas del equipo de gobierno municipal, que lo componen los concejales de PP y Ciudadanos, destacó el proyecto de la Semana Azul a iniciativa de Cs, destinada a los colegios de la ciudad para que se dedique tiempo para enseñar a sus alumnos los deportes que tengan que ver con el mar como la vela ó el remo. Desde la Delegación de la RLNE en Alicante nos ofrecimos a aportar ideas para desarrollar este asunto. 

A su vez, invitamos a Luís Barcala, como Alcalde de Alicante, a la entrega de Trofeos de la Alicante Royal Cup, regata que se celebrará en Alicante durante los próximos 6 a 8 de septiembre desde las instalaciones del Real Club de Regatas de Alicante, club organizador de esta regata junto con la RLNE.


Fue un almuerzo coloquio en el que se trataron muchos asuntos de una ciudad que necesita definirse a sí misma, además de ser ciudad de servicios y destino del turismo de sol y playa. Luís Barcala y sus socios de gobierno tienen un gran reto: poner en marcha esos proyectos que harán de Alicante una nueva ciudad empresarial, cultural y marítima.


Pascual Rosser Limiñana, Delegado de la Real Liga Naval Española en la provincia de Alicante.


De mayor quiero ser político



Hace unos días el CIS publicó el barómetro de junio y la intención de voto de cara a unas nuevas elecciones generales con datos interesantes y cuestionados para todos los gustos, por lo que esa estimación lo que hace es sumar más incertidumbre. A esto se añade el hartazgo de la sociedad española que ve con preocupación lo que cuesta que nuestros políticos se pongan de acuerdo para formar Gobierno y para iniciar una necesaria actividad parlamentaria. Con esto, todo parece indicar que el PSOE se siente cómodo con la posibilidad de la repetición de elecciones generales porque aumentarían mucho sus votos y sus escaños frente a las anteriores, si las encuestas no se equivocan.

Al mismo tiempo el CIS publicó los datos de lo que más preocupa a los españoles. La mayor preocupación es el paro. Con la segunda mayor preocupación surgió la sorpresa: los políticos. Su valoración está bajo mínimos. Tantas elecciones juntas, la repetición de las elecciones generales anteriores a las ultimas, la posible repetición de unas nuevas si es fallida la investidura de Sánchez,…. Caso aparte es el de Iglesias quien por sí solo daña a la clase política con su descrédito, la desconfianza que ha generado entre los suyos, con el cabreo generalizado de los demás. A este político la ambición le ha superado y cada paso que da es peor que el anterior. Primero vino lo de la mansión donde ahora vive tirando por tierra sus propios criterios ideológicos, luego las escoltas, y ahora su afán de ser ministro en el próximo y posible Gobierno de Sánchez, supeditando su cargo a la propia negociación de Unidas Podemos con el PSOE. “El burro por delante para que no se espante”, dice un dicho popular del pueblo que es llano y sabio. Una vergüenza de libro. Y si no hay vergüenza, si no se tiene decoro con lo público, si la ambición personal prima sobre el interés general, es fácil que la buena imagen de los políticos se eche de menos. Aunque no se puede generalizar porque siempre pagan justos por pecadores.

Las negociaciones previas a la investidura citada no ayudan a mejorar esa mala imagen. En esas conversaciones entre líderes de algunos de los partidos políticos con representación parlamentaria parece que no prima el interés general, ni el servicio público, y sí el interés particular de algunos y las estrategias de su partido político. Siempre se ha dicho que cuando han gobernado tanto el PP como el PSOE, lo han hecho con sentido de Estado. Esto último brilla por su ausencia actualmente en muchos de los representantes políticos, esos que ellos mismos se han llamado “la nueva política”. Que Dios nos coja confesados ante tanto dislate.

Me preocupa y me duele que la percepción de la mayoría de los españoles sea tan negativa con los políticos. A nadie puedo engañar que me gusta la política. En mi familia ha habido varios miembros que la han ejercido desde diferentes ideologías. De ellos aprendí que el interés general es lo primero de todo. Cuando dejaron de ser políticos se incorporaron a su recuperada vida cotidiana más pobres económicamente que cuando iniciaron su actividad política, aunque mucho más “ricos” que nadie por haber ejercido el servicio público de una forma totalmente desinteresada. La única que debería primar.

Y ¿qué pasa con las negociaciones, tendremos Gobierno antes de agosto?. Está claro que no hay alternativa, que solo con el PSOE se puede hacer una mayoría que prospere, pero aun así no se ponen de acuerdo. La abstención de PP y Cs bastaría y evitaría que el PSOE de Sánchez negociara con los independentistas y populistas. Rivera reitera que no se abstiene. Casado también se reafirma en lo mismo, aunque se ve más obligado a buscar una solución porque el PSOE se abstuvo para elegir a Rajoy como Presidente del Gobierno y evitar el bloqueo para no repetir elecciones generales por segunda vez, y sugiere acuerdos entre otras formaciones políticas que sumen esa mayoría.

Y sino, nuevas elecciones generales. La última encuesta privada de GAD3 para ABC da ganador al PSOE, se desploma Unidas Podemos, sube PP, se mantiene Cs y baja Vox. La del CIS se parece aunque con sorpasso de Cs sobre el PP (con una diferencia de un 2%) pasando Cs a ser la segunda fuerza política. O sea, los extremos se deshinchan y se hace fuerte de nuevo el bipartidismo de PP y PSOE. Sería otra clara consecuencia del hartazgo del pueblo español ante tanta incertidumbre política.

Los niños, los adolescentes, tienen su propia opinión sobre este asunto. Hace unos años, ya cuestionada la clase política, se hizo una encuesta en las escuelas y se les preguntó qué quieres ser de mayor.  La sorpresa es que la profesión número uno en preferencias era ser político.  Les preguntaron el motivo de esa elección. Los más avispados dijeron que porque se hacen ricos y no trabajan. Qué les dirían sus mayores para tener una percepción tan negativa porque ellos por sí mismos no podían – por su edad – conocer la verdad de este asunto. Era una percepción muy alejada de la realidad que aún está latente en la sociedad, y no sólo por los más pequeños. Es una percepción que los políticos han de enmendar con buenas maneras y mejores acciones que mejoren su imagen pública. Que así sea.



Este artículo se publicó con anterioridad en mi columna de opinión del periódico Alicante Press el 6 de julio de 2019.

Un Rey ejemplar



Parece que fue ayer y ya han pasado cinco años desde que Felipe VI  fue proclamado Rey de España. Inició su reinado con buen pie, paso firme, cargado de nuevas ideas y buenas intenciones.

Parece que ha sido fácil y, sin embargo, lo ha tenido muy complicado, no sólo por el procés en Cataluña - el Rey es garante constitucional de la Unidad y Permanencia de España - sino también por las fallidas investiduras, el bloqueo institucional, la repetición de las elecciones generales, la parálisis de las instituciones, ...

Pero ante todo, sabemos que está ahí y eso da garantía de estabilidad. No ejerce la política, no representa a ningún partido político, no tiene ideología conocida que ampare sus acciones, sino que representa a todos sin distinción alguna. Cuanto más lo atacan los independentistas y populistas, más lo reafirman los acontecimientos en su posición como Jefe del Estado y como Rey de todos los españoles, como demuestran las últimas encuestas de opinión. Su valoración personal ronda el número 7, una nota muy alta, siendo más de la mitad de los españoles fervientemente defensores del actual modelo de estado español como Monarquía parlamentaria.

En su proclamación como Rey, Felipe VI dijo que cree en la Monarquía Parlamentaria, “una monarquía renovada para un tiempo nuevo” en la que ha modernizado su Casa con mayor transparencia en el gasto y en sus maneras de realizar su función como el mejor embajador de España en el mundo y el más convencido defensor y garante de la Constitución española. En sus discursos y en sus mensajes abundan las palabras democracia, libertad, igualdad, derechos humanos, fraternidad, concordia entre todos los españoles, ...

A nadie se le escapa que el discurso del 3 de octubre del Rey Felipe VI es de los que marca una época y un reinado. Muchos dicen que se la jugó, pero otros más esperábamos como necesario ese discurso. Un clamor popular en redes sociales y más media clamaban conocer su opinión. Como el discurso del rey Juan Carlos I en el 23 F, escuchar al rey Felipe VI el 3 de octubre dio confianza para que los poderes del Estado ejercieran su poder para recuperar la tranquilad y la solvencia nacional e internacional.

En ese discurso dijo más cosas que las que parece que dijo. Fue un mensaje dirigido al pueblo español, al ejército, a los jueces. Fue un respiro para la sociedad española, puso a los independentistas en su sitio como delincuentes de un golpe de Estado y activó la maquinaria del Estado que estaba paralizada ante la gravedad de los hechos y la inacción del Gobierno de Rajoy que llegó a afirmar que no había pasado nada durante el 1-O en Cataluña.

En el discurso mencionado el Rey mostró  - sin quererlo - su decepción con aquellas personas que, aunque alejadas de los criterios constitucionales, habían garantizado que nunca incumplirían la ley. A aquellos les pudo la ambición, el ocultamiento de sus prácticas presuntamente ilegales con una acción de consecuencias desconocidas, llevando a un pueblo a la ruina ante el engaño y la presunta malversación de fondos públicos. Felipe VI estaba decepcionado, en su empeño de acercar Cataluña al resto de España y al inversa.

Acercar Madrid a Barcelona es un buen objetivo. Siempre será mejor para España que ambas ciudades estén más cerca que separadas o divorciadas una de la otra. Aunque hoy es inviable dar a Barcelona la doble capitalidad del Estado junto con Madrid - que propone Manuel Valls -, en el futuro, con unas relaciones normalizadas entre esa Comunidad Autónoma y el resto del Estado español, quizá sea posible. Buena señal sería que así fuese.

Desde los inicios de su reinado, Felipe VI lideró el Estado desde la responsabilidad y la discreción, muy propio con su carácter. Y ese discurso del 3-O mostró a todos los españoles lo que es y lo que representa como Jefe del Estado y representante de todos los españoles.

Con ese discurso, y con otros posteriores, el Rey llama a los catalanes a la concordia, a todos los catalanes. Los catalanes de bien, los que claman por el sentido común, los que anhelan por una Cataluña firme y próspera, son los que llaman al Rey para que no ceje en su empeño, para que visite Cataluña muy a menudo - como hemos visto recientemente - para que contribuya a consolidar una imagen de la Cataluña democrática que conocimos y que se ha puesto en entredicho a nivel internacional con todo el “procés”. Será bueno para Cataluña, también lo es para toda España. Que así sea.



Este artículo fue publicado con anterioridad en mi columna de opinión del periódico Alicante Press el 29 de junio de 2019.

lunes, 24 de junio de 2019

Sentir, vivir y sonreír



En las Hogueras de San Juan, las calles de Alicante se llenan de Hogueras, monumentos fogueriles que representan escenas del acontecer cotidiano, de la vida social, de la política nacional e internacional. Con crítica constructiva, con mucho humor. Vivos colores para grandes mensajes de todo tipo, para divulgar el valor de la vida, para reafirmar la costumbre en estas fiestas tan populares.






Estas Hogueras, estos Monumentos fogueriles, son infantiles y adultas, por llamar a estas últimas de otra manera. Las primeras son más pequeñas y se suelen caracterizar porque son los ninot los que cuentan la escena. No suelen destacan las grandes figuras, ni la altura desde su base, ni destaca mucho más una imagen sobre las demás. 

Una de estas Hogueras Infantiles tiene por nombre “Sentir, viure, somriure”, (“Sentir, vivir, sonreír”) Diputación-Renfe 2019, del constructor fogueril Raúl García Pertusa, con la colaboración de Juan Ramón Vázquez en el diseño. Es todo sentimiento, pero también son valores cotidianos. Por definición de la propia Hoguera, dice así: “cuando nos hacemos Mayores y miramos hacia el pasado, hay tres palabras que siempre nos han acompañado. Para ser feliz necesitamos sentir y experiencias deberás vivir. Coge todas las vivencias y jamás dejes de sonreír”.








Por todo el monumento hay mensajes que nos recuerdan muchas cosas como que sintamos la ilusión, la familia, la fiesta, también la pena cuando haga aparición en nuestras vidas; que vivamos reciclando, imprescindible hoy si queremos que nuestro planeta tierra nos perviva (y no al revés), que vivamos en equipo evitando las individualidades, que vivamos enamorados; que sonriamos a la vida y, también, sonriamos en blanco y negro, eso sí, sonriamos siempre con ganas.


Este monumento fogueril es un arte efímero que compite con las demás Hogueras Infantiles, este año en categoría especial, consiguiendo el quinto puesto. Se merecía mucho más, en mi modesta opinión.


Con el solsticio de verano, muchos lugares de la costa mediterránea se llenan de hogueras durante el 23 de junio en la noche que llaman de San Juan. Se quema lo viejo, lo inservible, y con el fuego purificador expulsan los malos espíritus. Hogueras herederas de una fiesta pagada de tiempos remotos. En Alicante, la noche de San Juan se celebra el 24 de junio y durante la madrugada del 25 de junio. Y se queman Hogueras, pero de otra manera.


Este monumento fogueril de “Sentir, vivir y sonreír” arderá con el fuego purificador de la noche de San Juan hasta quedar en cenizas. Y desde esas cenizas nacerá una nueva ilusión y, con ella, la imaginación de crear un nuevo monumento fogueril para que la Hoguera del año que viene sea la admiración de nuestras miradas y el consuelo que la fiesta de las Hogueras de San Juan en Alicante no muere con el fuego sino que se revitalizan y nacen de nuevo con más fuerza.


Y recuerda que siempre vivas, sientas y jamás dejes de sonreír. Cada uno a su manera, pero sonrías siempre a ese gran regalo que es la vida.


viernes, 21 de junio de 2019

Con otra mirada



“Con otra mirada” es el título de la Hoguera Oficial de las Hogueras de San Juan 2019. Es preciosa y lo es más mencionarla en femenino, ya verán por qué. De vivos colores, asombra nuestra mirada el conjunto y el cuerpo central de 20 metros de altura del que emerge una mujer que se alarga y se suelta hacia el cielo con soltura y con gracia.








Es el pueblo la que la ha bautizado como una diosa. Otros, como una Virgen. Es una mujer de hoy que reivindica valores del siglo XXI como son el amor, la tolerancia, el respeto al otro, …

“En el centro se alza triunfante una figura de mujer, - menciona la descripción de esta Hoguera -, libre, segura de sí misma, que podría recordar a la que pinta Delacroix, puesto que aglutina todos los valores femeninos tan ninguneados durante siglos. El punto de vista del hombre es el que ha dominado, el que ha instituido un patriarcado difícil de erradicar. Pero ¿y si todo se viese bajo el prisma de “otra mirada”, de una mirada de mujer?. Su intuición, su tendencia a la tolerancia, su mayor positividad ¿cambiarían a que la mirada positiva fuese la mirada de mujer?.







A los pies de la mujer hay un gran búho con las alas desplegadas que, como saben, es el símbolo de la sabiduría, y “transmite la verdad de las cosas”. En la parte trasera, al dorso de la Hoguera, grandes ojos expresan las diferentes miradas con las que vemos las cosas de tal manera que a veces no sabemos apreciarlas como son en realidad.  A la derecha surge la naturaleza con forma humana. “En esta época destructiva del hábitat y del medio ambiente, “con otra mirada” podría salvarse nuestro mundo”. A la izquierda, un busto como símbolo de unión entre los pueblos que contempla  “con otra mirada” los absurdos conflictos entre las diferentes naciones.





Es una Hoguera de contenido social necesaria en estos tiempos “en los que la humanidad debe de erradicar los odios y las incomprensiones”. Nos invitan a que todos miremos el lado positivo de las cosas. 

En diversos carteles divulgativos del mensaje del autor de la Hoguera se reiteran diversos valores que se repiten una y otra vez. Es un grito a la humanidad para ser más consecuentes con el mundo en donde vivimos y con nuestros semejantes, porque lo que vemos y lo que pensamos “no es una mirada del odio y del desprecio. Es la mirada del amor y de la tolerancia”; y porque los inmigrantes “no vienen a quitarnos lo que es nuestro, sino a pedir lo que es suyo:  el derecho a una vida digna”.


Es otra mirada que nos hace mirar mucho más lejos de lo que alcanzan nuestros ojos, observar el lado humano de los gestos y el significado de las cosas.

El autor de esta Hoguera Oficial es Pedro Espadero, que nos invita a la reflexión y la meditación con todos los valores que reivindica desde “otra mirada”. 

¿Abstención?



Según lo que marca la Constitución española, el rey Felipe VI ya ha tenido la ronda de consultas con los líderes políticos con representación parlamentaria y ha propuesto a Pedro Sánchez, del PSOE, como Presidente del Gobierno. Ahora se abre una fase de necesaria negociación para “armar” - como dice Albert Rivera - una mayoría para investir a Sánchez al frente del Gobierno de España, si así lo deciden las mayorías del Congreso de los Diputados.

Todos los líderes políticos han manifestado sus posturas, los que pueden dar su apoyo y los que no, los que lo darían con condiciones, los que con ellos no hay posibilidad de acuerdo y será negativo su voto y la de su partido.

Si no hubiera una mayoría absoluta en la primera votación de investidura, ni una mayoría simple en la segunda, habría que repetir las elecciones generales, un escenario que no se desea y que sólo los parlamentarios pueden evitar.

¿Qué harías tú, qué haríamos nosotros si estuviéramos en la piel de los parlamentarios y de sus líderes políticos?. Personalmente, el corazón me dice una cosa y la cabeza dice otra, divorcio provocado por la incertidumbre que produjo el anterior gobierno de Pedro Sánchez aliado con podemistas, nacionalistas e independentistas. Vean que me dice el corazón y la cabeza, y tomen ustedes sus propias decisiones en las que quizá coincidamos.

La democracia española tiene una época de éxito en nuestra historia reciente que es modelo a seguir dentro y fuera de nuestras fronteras. Una etapa que pudo ser posible porque muchos renunciaron a sus propósitos por un objetivo común. Muchos dejaron atrás sus diferencias para promover una causa de todos y para todos. Y no lo tenían fácil. Me refiero a la llamada Transición española. Liderados por el rey Juan Carlos I y por responsables políticos de todas las ideologías que supieron encontrar sus puntos de encuentro para conseguir un periodo apasionante de la historia de España.

Hay momentos importantes en la historia en los que tiene que primar el interés general y no solo el de los votantes de un partido o los designios de un dirigente político determinado. Y en uno de esos momentos nos encontramos ahora. No puede repetirse un gobierno condicionado al capricho de nacionalistas, independentistas y de la izquierda radical y antisistema de Unidas Podemos. Nos llevaría a más incertidumbre y, por tanto, a crisis económica y más paro. No veo un gobierno de coalición entre el PSOE y un Unidas Podemos moribundo con un Pablo Iglesias devaluado y desprestigiado y - por serlo - revolucionario en sus formas, sus mensajes y sus maneras de intentar influir en el gobierno.

Cualquier decisión política en el Parlamento español viene condicionada por el pasado más reciente. La pregunta del millón, como diría aquél, es si Pedro Sánchez es de fiar, y otras cuestiones sobre ¿qué pactó con Torra en Pedralbes?, ¿si están encima de la mesa los indultos de los políticos presos independentistas después de cuando se conozcan las penas de la Sentencia del Tribunal Supremo sobre este juicio?. Es indudable que todo lo que tenga que ver con el “procés” y las decisiones de Pedro Sánchez y su gobierno relacionado con esto, condiciona cualquier decisión en la votación de investidura.

¿Es posible una abstención de los partidos políticos constitucionalistas?. Sí es posible, basta ejercerla. Sin embargo, nos encontramos en una encrucijada. Los parlamentarios tienen que decidir con quién quieren que el Gobierno de España se juegue los cuartos de todos, y no debería ser con los que quieren romper España. Todos los partidos constitucionalistas podrían apoyar la abstención frente al frentismo independentista y populista: PP, Cs, Navarra Suma, Coalición Canaria, ...

Por tanto, el corazón me dice que PP y Ciudadanos podrían abstenerse en segunda votación después de votar negativamente en la primera votación de investidura siempre que Pedro Sánchez garantice y se comprometa - por escrito, mediante acta o similar - que no va a pactar para formar gobierno con independentistas, nacionalistas y podemistas. Otra cosa - después - serán los apoyos puntuales para aprobar determinadas leyes que - por afinidad - la izquierda se una para sacarlas adelante.

Sin embargo, la cabeza que es más pragmática, más resolutiva, menos sensible, cree que Pedro Sánchez no es de fiar y le preocupa y mucho todo lo que Sánchez y Torra negociaron en Pedralbes y en reuniones posteriores entre Gobierno de España y gobierno de la Comunidad Autónoma catalana que aflorará ahora durante el previsible nuevo Gobierno de Sánchez. Y por esto, la cabeza se decanta por nada de abstenciones de la que podría arrepentirse en un breve periodo de tiempo. Un no sería la decisión. Aunque con fisuras y con dudas, porque el PSOE se abstuvo para que Rajoy - del PP - pudiera formar Gobierno y no repetir, de nuevo, unas elecciones generales. Claro que Sánchez dimitió y renunció a su acta de diputado para evitar abstenerse y es él ahora el que pide a los demás su abstención. Paradojas de la historia de cada uno. Ya saben ese refrán popular que dice que “nunca digas de este agua no beberé” no sea que tengas que hacerlo y arrepentirte después de lo dicho y de lo hecho.

Le invito a que haga esta reflexión, valore pros y contras y decida. No estamos en la disyuntiva de los miembros del Congreso de los Diputados pero podemos opinar y, si quieren, aconsejar. Y que cada partido político y cada diputado obren en conciencia con el interés general de España como premisa. Que así sea.



Este artículo se ha publicado con anterioridad en mi columna de opinión del periódico Alicante Press

martes, 11 de junio de 2019

Parma, imprescindible


Una de las primeras cosas que descubrimos de Parma, después de dejar las maletas en nuestro hotel y dar un paseo por la ciudad, fue sus fachadas pastel y el uso de las bicicletas como medio rodado de comunicación. Me recordó a Amsterdam en esto último, aunque aún no está tan implantado como en aquella ciudad holandesa.






Muchas son las fachadas de colores pastel de edificios nobles y palacios que nos dieron la bienvenida por la avenida de la República, larga y concurrida a ratos pero no bulliciosa. Esta es la misma vía que antaño usaba la nobleza para ir al palacio Ducal en sus carruajes de lujo. Por esto, algunos de los nobles oriundos de Parma - porque esta ciudad tienen palacios por todas partes - construyeron sus palacios a la vera de esta carretera de hoy que antaño fue camino de tierra, mostrando su poder en la fábrica y en las fachadas de estos nobles edificios. Como el palacio Rangoni Farnesse que hoy ocupa la Prefectura de Parma, con grandes esculturas en su entrada principal.

Parma es una de las ciudades más hermosas de la región Emilia-Romagna en Italia. Tiene mucho encanto, sólo caminar por sus calles y plazas empedradas de adoquines en el casco antiguo, degustar su queso parmesano y sus helados de infinitos sabores como los que hay en la heladería de la plaza del rey Victor Enmanuel II de Italia, bien merece una visita. Y al hacerla cito algunos de sus monumentos más emblemáticos e imprescindibles, o al menos para mí sí que lo son, como la catedral (Il Duomo), el Baptisterio, el Palacio de la Pilota, el Teatro Farnese, la plaza Garibaldi, ó el Teatro Regio de de la Ópera que es uno de los mejores de Europa.


En un rincón de la Pinacoteca Nacional en Parma, muy vigilada y casi a oscuras, podemos disfrutar del mejor trazo de dibujo de Leonardo da Vinci con su cuadro La despeinada . Es el cuadro más famoso de este museo que ocupa una parte del Palacio de la Pilota, símbolo palaciego del poder Ducal de la familia Farnese. Bajo sus muros se guardan grandes tesoros como la Biblioteca Palatina, el Museo Arqueológico Nacional y el Teatro Farnese. Este fue cosntruído en 1618 por en cargo de Ranuccio i Farnese, Duque de Parma, para impresionar a Cosme II de Médici, Gran Duque de Florencia, a su paso por Parma camino de Milán para honrar a Carlos Borromeo en su tumba. Es un teatro de madera de grandes proporciones - reconstruído después de los bombardeos de la II Guerra Mundial - con capacidad de más de 4.000 personas donde representar grandes escenas de ópera, teatro ó conciertos, incluso con un foso para representar batallas navales.


Donde estuvo el foro romano, encontramos una gran plaza atravesada por la avenida de la República, lugar de encuentro de los parmesanos y en donde podemos encontrar restaurantes, tiendas, palacios y bancos, además del Ayuntamiento de la ciudad, y una estatua de Garibaldi. En el palacio del Gobernador hay una torre con un enorme reloj de sol y un calendario perpetuo.





Me dejo para el final El Duomo y el Baptisterio. Ambos se encuentran en una gran plaza de cantos rodados en el suelo frente al Palacio Episcopal. El Duomo (la catedral) es de estilo románico y se inició su construcción en el año 1059. Al entrar por su puerta principal ó por una de sus laterales, su belleza es tal que sobrecoge. De altos muros, columnas y arcos que los unen, todo cubierto de pinturas al fresco, destaca entre todo - que ya es mucho decir por las maravillas que la rodean - la pintura de la Asunción de la Virgen, obra de Antonio Correggio, representada en la cúpula de la catedral. La pintura es muy realista, fijándote uno durante un rato imaginas que las figuras representadas toman vida, se mueven, por una ilusión óptica. En el sur de la nave central hay destacado un relieve del  Descendimiento de la cruz , esculpido por Benedetto Antelami con extraordinario arte y sentimiento.







Poco voy a contar del Baptisterio porque algún día escribiré un artículo sólo de él. Si van a Parma les aconsejo que lo visiten por dentro. Por fuera parece una construcción a medio hacer, pero por dentro impresiona todo. Sus frescos, sus esculturas, su cúpula. Todo es una enciclopedia de la historia de Jesús, piensen que cuando se hizo no había ni revistas ni televisión, ni nada que no fuera representaciones religiosas como esta para informarse de lo que el sacerdote  contaba en el púlpito en cada homilía. Proyectado por Antelami - el mismo autor del relieve antes mencionado - en el que unió los estilos románico y gótico, probablemente es su mejor obra. 









Se iniciaron los trabajos de construcción en el año 1196 con mármol rosa de Verona, y se tardó más de cien años para terminarlo por continuas interrupciones por falta de presupuesto, de materiales, … Fue destinado al bautismo en el siglo XIII, en su interior hay una gran pila bautismal porque el bautizo se hacía por inmersión de la persona que se bautizaba durante el acto religioso.

Regresamos por la calle Cavour, peatonal, comercial y residencial, y paramos a tomar un helado en la heladería Novecento, un establecimiento pequeño pero con una maestría especial en presentar y en elaborar sus helados. No negaremos que somos golosos. Cucurucho en mano seguimos caminando por calles tranquilas y poco transitadas que desembocan en amplias avenidas.








Como ven y como leen, Parma tiene mucho que contar y que compartir. Y no se olviden de multitud de recetas de pasta que han de estar regadas por un buen vino tinto de la comarca - como el Sangionese Superiore 2017 - durante la tertulia sobre las muchas maravillas de esta ciudad y de lo que se tercie que los latinos sabemos cuando iniciamos una conversación entre amigos pero no cuando la acabamos.

Que la disfruten.

La Real Liga Naval Española en Alicante con Luís Barcala.

En un ambiente distendido y ameno propio de la camaradería de las gentes del mar, desde la Delegación de la Real Liga Naval Española (...

entradas populares