lunes, 29 de julio de 2019

salvar al erizo (de tierra) en Alicante



Hace unos días tuve la suerte de ver un animal salvaje en peligro de extinción, muy difícil de observar porque es de costumbres nocturnas.

Estaba con el coche en el área de aparcamiento de un chalet en Vistahermosa y los faros lo descubrieron a varios metros de distancia en un camino rodeado de arbustos. Me miró, brillando sus ojitos en la oscuridad un momento después. En seguida, reaccionó. Se dio la vuelta, arrastrando su panza por el suelo, moviéndose deprisa con sus cortas patas. En unos segundos desapareció a los pies de un seto. Era un erizo de tierra con panza blanca y espalda parda llena de púas tumbadas que se hubieran levantado si hubiera creído que estaba en peligro.

Hace unos años se veían muchos cerca de la sierra Grosa, donde me encontraba, y sus alrededores. Hace tiempo que no veía ninguno. Las urbanizaciones y las carreteras han acotado su hábitat. Alguna vez  he visto alguno chafado por la rueda de un coche a la vera de una carretera. Los vehículos rodados son su peor enemigo.

La Concejalía de Medio Ambiente del gobierno tripartito municipal, cuando Echávarri fue Alcalde de Alicante, inició un censo de erizos de tierra en la ciudad intentando proteger esta especie y su entorno natural. Se han visto varios ejemplares en el Parque Lo Morant, en el Barranco de las Ovejas y en el monte Benacantil.

Esta iniciativa está amparada por la que lleva a cabo la Universidad de Alicante (UA) con el proyecto ErizUA a través del Departamento de Ecología de esa Universidad desde el que realiza la investigación sobre como se adapta la fauna salvaje en entornos urbanos. Y una de las especies estudiadas es el erizo europeo.  En el campus de esta Universidad hay censados 25 de estos erizos a los que les hacen seguimiento para analizar su relación con el clima, sus periodos de reproducción e hibernación y su supervivencia en habitats urbanos. Con este proyecto la UA estudió también los 48 erizos censados en el monte Benacantil de Alicante, poniendo a 15 de ellos un gps para conocer mejor sus movimientos.

Los erizos de tierra son noctámbulos. Es cuando salen en busca de alimento. Estos animales se alimentan, principalmente, de insectos, frutas y vegetales.

Cualquier iniciativa en Alicante para salvar a esta especie en riesgo de extinción, siempre es bien venida.



la foto es de la base de datos de la Generalitat Valenciana

encaje de bolillos



Ahora resulta que a nadie, salvo a Ciudadanos, le interesa la repetición de elecciones generales.  El PSOE estaba cómodo con esta alternativa al bloqueo político actual porque las encuestas vaticinan un aumento de escaños aunque sin llegar a la mayoría absoluta, con el descalabro de Unidas Podemos y con la incertidumbre de con quien negociar la investidura de Pedro Sánchez después de esa repetición electoral. Y con un dato alarmante en el que coinciden todas las encuestas: el hartazgo de la sociedad española con la clase política y la seguridad de haber un alto porcentaje de abstención de repetir las elecciones. Ante esa incertidumbre, "madrecita que me quede como estoy" piensan algunos políticos, no fuercen la situación para salir peor parados. Solo hay un perdedor si esas elecciones no se repiten: Cs y con él, el desgaste de dimisiones internas que están teniendo por derechizar su partido y no facilitar un gobierno del PSOE sin ataduras populistas e independentistas.

Ante esto el bloqueo sigue con desaciertos en declaraciones y negociaciones entre el PSOE y Unidas Podemos. Y todo porque Iglesias quiere ser ministro. Aunque parece que no será en esta ocasión. Después de convocar a sus bases en plena negociación para votar entre un gobierno de coalición con el PSOE ó uno de cooperación, el 75 % votó por la primera opción, aunque fueron sólo el 50 % de los afiliados de UP. Un fracaso de Iglesias que ve que su liderazgo en su partido está cada vez más devaluado.

El viernes, la portavoz del Consejo de Ministros, en funciones, dijo que no puede haber acuerdo entre PSOE y UP mientras Iglesias quiera ser ministro.  O vicepresidente o lo que se le ocurra en el próximo Gobierno. E Iglesias ha movido ficha y le devuelve la pelota a Sánchez. Renuncia a ser ministro, vaya por Dios. No quiere ser un escollo a que haya un gobierno de coalición de izquierdas en España. Prefiere que lo sea su mujer. No me digan que no suena a chiste. Y no sólo eso, ya dice cuántos y qué ministerios quiere. No se puede ser más presuntuoso.

Ahora le toca al PSOE mover ficha, parece esto un juego de ajedrez. Iglesias quiere para UP los ministerios de Hacienda, Trabajo, Cultura y Vivienda u otro donde las decisiones sean políticas sociales. Casi nada. Incluso propone a políticos y técnicos de relieve de UP.  Tres meses negociando Sánchez lo que no va a hacer, para terminar haciéndolo. Si Arrimadas tendrá razón cuando dice que "esta negociación es el culebrón del sillón del verano".  Lo importante no es negociar programa sino quienes van a ser nombrados ministros.

Y siguen. Iglesias renuncia a ser ministro siempre que el PSOE o Sánchez no veten a ninguno de los candidatos que él proponga. Y desde el PSOE se dice por activa y por pasiva que los miembros del Gobierno lo elige su Presidente. Es lógico. Tiene que elegir a su equipo, con quien haya empatía y confianza entre ellos. De lo contrario habrá dos gobiernos en uno sin unidad de criterio y eso es precisamente lo que Sánchez quiere evitar desde el principio.

Hasta la próxima votación de investidura tenemos culebrón para rato. Con un final feliz, aunque depende para quién. Y con un encaje de bolillos magistral para que haya acuerdo y nos vayamos de vacaciones de verano con la elección del nuevo gobierno de España.  Eso sí, según parece, elegido por populistas, independentistas y nacionalistas, además de los socialistas.  Que Dios reparta suerte y gobiernen para el interés general y desde el sentido común. Que así sea.



Este artículo se ha publicado con anterioridad en mi columna de opinión del periódico Alicante Press el 21 de julio de 2019

bloque surrealista


Seguimos con la dispersión de mensajes en los medios de comunicación entre los líderes políticos sobre su posición en la investidura de Pedro Sánchez para Presidente de Gobierno de España a finales de este mes. Se sigue negociando - incluso más de lo que dicen, sin fotógrafos, incluso casualmente en el ascensor -, pero no hay manera que se pongan de acuerdo.

Nació socialdemócrata, se hizo liberal y ahora se erige como jefe de la oposición de la derecha sin serlo. Albert Rivera se ha propuesto superar al PP en las urnas y en esta tesitura se ha hecho intransigente, amparado con la Ejecutiva de su partido. Es el que más claro tiene su mensaje ante la investidura de Sánchez: Ciudadanos votará en contra y no hay nada más que decir, aunque entre sus filas haya dimisiones - y las seguirá habiendo - por mantener esta postura.

Albert Rivera empezó su carrera política con un mensaje claro, se presentó desnudo a los medios de comunicación reivindicándose como un político sin pasado, sin ataduras, puro, al servicio del ciudadano. Con un eslogan potente: "Sólo nos importan las personas. Nos importas tú". Era bienvenida una nueva voz y un nuevo proyecto constitucionalista en Cataluña que influyera en la toma de decisiones desde el sentido común. Ese bagaje por el desierto llevó a Ciudadanos, nada menos, que a ganar las últimas elecciones en esa Comunidad Autónoma. Aunque ha servido de poco, sigue habiendo un gobierno independentista en la Generalitat por la suma de partidos rupturistas contra el Estado español. Muchos echamos de menos una moción de censura donde Arrimadas presentará un programa de gobierno coherente e integrador. Aunque estuviera abocada a perderla. Pero peor es la inacción. Con ese resultado electoral en Cataluña se vieron ganadores en las elecciones generales en España. De estimaciones electorales a victorias pírricas que lo convierten en el partido político que más creció en esas últimas elecciones generales en porcentaje de votos pero siendo la tercera fuerza política, sin llegar a ese sorpasso tan anhelado sobre el PP. 

En España es necesario un partido de centro y me temo que a Ciudadanos este tren se le escapa. Su orientación hacia el centro derecha da alas a sus adversarios políticos para arrebatarle ese porcentaje de votos que están más a la derecha o a la izquierda de su partido. Hay un espacio claro, el centro o centro izquierda - donde se ha ubicado el PSOE - que es donde Ciudadanos tiene más futuro. Por la derecha ya están el PP y Vox. Las encuestas privadas ya marcan una clara tendencia en la recuperación del PP y esto hace pensar que el centro derecha ya está ocupado por ellos. Las urnas marcarán el veredicto final.

Por su parte, la ambición de Pablo Iglesias no deja de sorprendernos. No solo quiere ser ministro, sino que ha sugerido ser Vicepresidente del Gobierno en las últimas conversaciones con Sánchez. Increíble pero cierto, cuando los votos de Unidas Podemos no bastan para que Pedro Sánchez sea elegido Presidente del Gobierno. Da que pensar, ¿no estará Iglesias buscando su estabilidad personal en su presente y futuro cuando su liderazgo en su partido cada vez está más cuestionado?, ¿busca los privilegios como ministro?. En una negociación como esta llama mucho la atención hablar primero de cargos - de su cargo - en vez de programa. Quien te ha visto y quién te ve ahora, Sr. Iglesias.

Casado ha moderado y centrado su discurso y bien que se agradece. Ejerce de Jefe de la Oposición por derecho propio como el segundo partido político más votado en las últimas elecciones generales. Está dando la imagen de un líder de un partido político de Estado, con altura de miras. Para broncas ya están los extremos y ahora también los naranjas. Manifiesta que no pueden abstenerse porque son la alternativa electoral al PSOE pero el PSOE se abstuvo para que Rajoy fuera presidente y también ellos eran la alternativa al PP, como después se ha demostrado en las urnas. Casado y los suyos no pueden realmente abstenerse total o parcialmente por la actitud de Rivera y los suyos. Y ahí estamos, Sánchez se ve abocado a pactar con independentistas, rupturistas y podemistas.

La Ejecutiva del PSOE votó hace unos días por unanimidad un gobierno monocolor previo a la reunión con Iglesias. Iglesias cita a sus bases para votar si negocia con Sánchez ese gobierno o uno de coalición. E insiste en su puesto en el Consejo de Ministros. Considera que se lo merece, no será por su resultado electoral. A todo esto, Sánchez no se fía de Iglesias… PSOE y Unidas Podemos tienen políticas enfrentadas con las soluciones en Cataluña, la aplicación del 155 de la Constitución, … No parece que puedan gobernar juntos y sí negociar acuerdos puntuales en políticas sociales. ¿Hasta dónde cederá Sánchez para ser Presidente del Gobierno antes que se convoquen nuevas elecciones generales, hasta donde lo estará el PSOE?. Difícil respuesta con los cambios de criterio que Pedro Sánchez nos tiene acostumbrados para mantenerse en el poder.

Unos y otros están dando muy mala imagen. Con actitudes como la suya, los votantes terminarán añorando el bipartidismo. Que por cierto, daba estabilidad y no el bloqueo actual.

Cada día estamos más cerca de repetir elecciones generales atendiendo al artículo 99 de la Constitución. Ellos sabrán, pero el hartazgo de la sociedad española es grande con los políticos y con la repetición de elecciones, sólo puede traer abstención que beneficiará a la lista más votada que - según todas las encuestas públicas y privadas - favorece al PSOE. Valoren ustedes. 


Este artículo lo publiqué con anterioridad en mi columna de opinión del periódico Alicante Press el 13 de julio de 2019.

lunes, 15 de julio de 2019

La Real Liga Naval Española en Alicante con Luís Barcala.




En un ambiente distendido y ameno propio de la camaradería de las gentes del mar, desde la Delegación de la Real Liga Naval Española (RLNE) en Alicante organizamos un Almuerzo coloquio con Luís Barcala, Alcalde de Alicante, que tuvo lugar en el restaurante La Cantera con un menú arrocero. Empezó el almuerzo con una breve exposición sobre quién es Luís Barcala, cómo llegó a la política y a Alcalde de Alicante, en el que manifestó su perfil humano y social. 

Contó su incorporación a la Academia del Aire en San Javier, siguiendo los pasos de su padre que fue piloto del Ejército del Aire español, pero descubrió que no era lo suyo y estudió derecho. Después de su licenciatura y de tres años de pasantía, montó un despacho profesional, fue asesor jurídico del Teléfono de la Esperanza, del PP, de un importante banco, y desarrolló su carrera profesional en esta disciplina. 


Después de esta breve introducción, se abrió un turno de preguntas de los asistentes, advirtiendo Barcala que estaba abierto a cualquier pregunta de la índole que fuera. Este fue el motivo de tratarse muchos temas prioritarios de la ciudad como los urbanísticos, tecnológicos, náuticos, culturales, … Un largo etcétera de temas entre los que estuvo Alicante Futura y el Distrito Digital en relación con el puerto de Alicante, el soterramiento del tráfico rodado de la fachada marítima de Alicante, el Parque Central, los depósitos de la Británica, la remodelación de los espacios de la Fábrica de Tabacos en la que hay verdaderas sorpresas para la ciudad, el Palacio de Congresos, nuevas zonas verdes, infraestructuras ferroviarias como la conexión del tram con la Estación de Renfe y con el aeropuerto, …. 


Con una atención especial al voluntariado, para ayudar a esas asociaciones que llegan donde la Administración no alcanza. Con interesantes novedades cuyos detalles aún no se pueden contar porque están en desarrollo y de las que dio algunas pinceladas. Y con pinceladas los asistentes descubrimos una de sus aficiones: pintar, enseñando algunos de sus cuadros donde refleja sus gustos, imágenes de viajes que llamaron su atención, sus recuerdos, mostrando ese lado humano que tanto desconocemos de nuestros servidores públicos.

Entre las iniciativas náuticas del equipo de gobierno municipal, que lo componen los concejales de PP y Ciudadanos, destacó el proyecto de la Semana Azul a iniciativa de Cs, destinada a los colegios de la ciudad para que se dedique tiempo para enseñar a sus alumnos los deportes que tengan que ver con el mar como la vela ó el remo. Desde la Delegación de la RLNE en Alicante nos ofrecimos a aportar ideas para desarrollar este asunto. 

A su vez, invitamos a Luís Barcala, como Alcalde de Alicante, a la entrega de Trofeos de la Alicante Royal Cup, regata que se celebrará en Alicante durante los próximos 6 a 8 de septiembre desde las instalaciones del Real Club de Regatas de Alicante, club organizador de esta regata junto con la RLNE.


Fue un almuerzo coloquio en el que se trataron muchos asuntos de una ciudad que necesita definirse a sí misma, además de ser ciudad de servicios y destino del turismo de sol y playa. Luís Barcala y sus socios de gobierno tienen un gran reto: poner en marcha esos proyectos que harán de Alicante una nueva ciudad empresarial, cultural y marítima.


Pascual Rosser Limiñana, Delegado de la Real Liga Naval Española en la provincia de Alicante.


De mayor quiero ser político



Hace unos días el CIS publicó el barómetro de junio y la intención de voto de cara a unas nuevas elecciones generales con datos interesantes y cuestionados para todos los gustos, por lo que esa estimación lo que hace es sumar más incertidumbre. A esto se añade el hartazgo de la sociedad española que ve con preocupación lo que cuesta que nuestros políticos se pongan de acuerdo para formar Gobierno y para iniciar una necesaria actividad parlamentaria. Con esto, todo parece indicar que el PSOE se siente cómodo con la posibilidad de la repetición de elecciones generales porque aumentarían mucho sus votos y sus escaños frente a las anteriores, si las encuestas no se equivocan.

Al mismo tiempo el CIS publicó los datos de lo que más preocupa a los españoles. La mayor preocupación es el paro. Con la segunda mayor preocupación surgió la sorpresa: los políticos. Su valoración está bajo mínimos. Tantas elecciones juntas, la repetición de las elecciones generales anteriores a las ultimas, la posible repetición de unas nuevas si es fallida la investidura de Sánchez,…. Caso aparte es el de Iglesias quien por sí solo daña a la clase política con su descrédito, la desconfianza que ha generado entre los suyos, con el cabreo generalizado de los demás. A este político la ambición le ha superado y cada paso que da es peor que el anterior. Primero vino lo de la mansión donde ahora vive tirando por tierra sus propios criterios ideológicos, luego las escoltas, y ahora su afán de ser ministro en el próximo y posible Gobierno de Sánchez, supeditando su cargo a la propia negociación de Unidas Podemos con el PSOE. “El burro por delante para que no se espante”, dice un dicho popular del pueblo que es llano y sabio. Una vergüenza de libro. Y si no hay vergüenza, si no se tiene decoro con lo público, si la ambición personal prima sobre el interés general, es fácil que la buena imagen de los políticos se eche de menos. Aunque no se puede generalizar porque siempre pagan justos por pecadores.

Las negociaciones previas a la investidura citada no ayudan a mejorar esa mala imagen. En esas conversaciones entre líderes de algunos de los partidos políticos con representación parlamentaria parece que no prima el interés general, ni el servicio público, y sí el interés particular de algunos y las estrategias de su partido político. Siempre se ha dicho que cuando han gobernado tanto el PP como el PSOE, lo han hecho con sentido de Estado. Esto último brilla por su ausencia actualmente en muchos de los representantes políticos, esos que ellos mismos se han llamado “la nueva política”. Que Dios nos coja confesados ante tanto dislate.

Me preocupa y me duele que la percepción de la mayoría de los españoles sea tan negativa con los políticos. A nadie puedo engañar que me gusta la política. En mi familia ha habido varios miembros que la han ejercido desde diferentes ideologías. De ellos aprendí que el interés general es lo primero de todo. Cuando dejaron de ser políticos se incorporaron a su recuperada vida cotidiana más pobres económicamente que cuando iniciaron su actividad política, aunque mucho más “ricos” que nadie por haber ejercido el servicio público de una forma totalmente desinteresada. La única que debería primar.

Y ¿qué pasa con las negociaciones, tendremos Gobierno antes de agosto?. Está claro que no hay alternativa, que solo con el PSOE se puede hacer una mayoría que prospere, pero aun así no se ponen de acuerdo. La abstención de PP y Cs bastaría y evitaría que el PSOE de Sánchez negociara con los independentistas y populistas. Rivera reitera que no se abstiene. Casado también se reafirma en lo mismo, aunque se ve más obligado a buscar una solución porque el PSOE se abstuvo para elegir a Rajoy como Presidente del Gobierno y evitar el bloqueo para no repetir elecciones generales por segunda vez, y sugiere acuerdos entre otras formaciones políticas que sumen esa mayoría.

Y sino, nuevas elecciones generales. La última encuesta privada de GAD3 para ABC da ganador al PSOE, se desploma Unidas Podemos, sube PP, se mantiene Cs y baja Vox. La del CIS se parece aunque con sorpasso de Cs sobre el PP (con una diferencia de un 2%) pasando Cs a ser la segunda fuerza política. O sea, los extremos se deshinchan y se hace fuerte de nuevo el bipartidismo de PP y PSOE. Sería otra clara consecuencia del hartazgo del pueblo español ante tanta incertidumbre política.

Los niños, los adolescentes, tienen su propia opinión sobre este asunto. Hace unos años, ya cuestionada la clase política, se hizo una encuesta en las escuelas y se les preguntó qué quieres ser de mayor.  La sorpresa es que la profesión número uno en preferencias era ser político.  Les preguntaron el motivo de esa elección. Los más avispados dijeron que porque se hacen ricos y no trabajan. Qué les dirían sus mayores para tener una percepción tan negativa porque ellos por sí mismos no podían – por su edad – conocer la verdad de este asunto. Era una percepción muy alejada de la realidad que aún está latente en la sociedad, y no sólo por los más pequeños. Es una percepción que los políticos han de enmendar con buenas maneras y mejores acciones que mejoren su imagen pública. Que así sea.



Este artículo se publicó con anterioridad en mi columna de opinión del periódico Alicante Press el 6 de julio de 2019.

Un Rey ejemplar



Parece que fue ayer y ya han pasado cinco años desde que Felipe VI  fue proclamado Rey de España. Inició su reinado con buen pie, paso firme, cargado de nuevas ideas y buenas intenciones.

Parece que ha sido fácil y, sin embargo, lo ha tenido muy complicado, no sólo por el procés en Cataluña - el Rey es garante constitucional de la Unidad y Permanencia de España - sino también por las fallidas investiduras, el bloqueo institucional, la repetición de las elecciones generales, la parálisis de las instituciones, ...

Pero ante todo, sabemos que está ahí y eso da garantía de estabilidad. No ejerce la política, no representa a ningún partido político, no tiene ideología conocida que ampare sus acciones, sino que representa a todos sin distinción alguna. Cuanto más lo atacan los independentistas y populistas, más lo reafirman los acontecimientos en su posición como Jefe del Estado y como Rey de todos los españoles, como demuestran las últimas encuestas de opinión. Su valoración personal ronda el número 7, una nota muy alta, siendo más de la mitad de los españoles fervientemente defensores del actual modelo de estado español como Monarquía parlamentaria.

En su proclamación como Rey, Felipe VI dijo que cree en la Monarquía Parlamentaria, “una monarquía renovada para un tiempo nuevo” en la que ha modernizado su Casa con mayor transparencia en el gasto y en sus maneras de realizar su función como el mejor embajador de España en el mundo y el más convencido defensor y garante de la Constitución española. En sus discursos y en sus mensajes abundan las palabras democracia, libertad, igualdad, derechos humanos, fraternidad, concordia entre todos los españoles, ...

A nadie se le escapa que el discurso del 3 de octubre del Rey Felipe VI es de los que marca una época y un reinado. Muchos dicen que se la jugó, pero otros más esperábamos como necesario ese discurso. Un clamor popular en redes sociales y más media clamaban conocer su opinión. Como el discurso del rey Juan Carlos I en el 23 F, escuchar al rey Felipe VI el 3 de octubre dio confianza para que los poderes del Estado ejercieran su poder para recuperar la tranquilad y la solvencia nacional e internacional.

En ese discurso dijo más cosas que las que parece que dijo. Fue un mensaje dirigido al pueblo español, al ejército, a los jueces. Fue un respiro para la sociedad española, puso a los independentistas en su sitio como delincuentes de un golpe de Estado y activó la maquinaria del Estado que estaba paralizada ante la gravedad de los hechos y la inacción del Gobierno de Rajoy que llegó a afirmar que no había pasado nada durante el 1-O en Cataluña.

En el discurso mencionado el Rey mostró  - sin quererlo - su decepción con aquellas personas que, aunque alejadas de los criterios constitucionales, habían garantizado que nunca incumplirían la ley. A aquellos les pudo la ambición, el ocultamiento de sus prácticas presuntamente ilegales con una acción de consecuencias desconocidas, llevando a un pueblo a la ruina ante el engaño y la presunta malversación de fondos públicos. Felipe VI estaba decepcionado, en su empeño de acercar Cataluña al resto de España y al inversa.

Acercar Madrid a Barcelona es un buen objetivo. Siempre será mejor para España que ambas ciudades estén más cerca que separadas o divorciadas una de la otra. Aunque hoy es inviable dar a Barcelona la doble capitalidad del Estado junto con Madrid - que propone Manuel Valls -, en el futuro, con unas relaciones normalizadas entre esa Comunidad Autónoma y el resto del Estado español, quizá sea posible. Buena señal sería que así fuese.

Desde los inicios de su reinado, Felipe VI lideró el Estado desde la responsabilidad y la discreción, muy propio con su carácter. Y ese discurso del 3-O mostró a todos los españoles lo que es y lo que representa como Jefe del Estado y representante de todos los españoles.

Con ese discurso, y con otros posteriores, el Rey llama a los catalanes a la concordia, a todos los catalanes. Los catalanes de bien, los que claman por el sentido común, los que anhelan por una Cataluña firme y próspera, son los que llaman al Rey para que no ceje en su empeño, para que visite Cataluña muy a menudo - como hemos visto recientemente - para que contribuya a consolidar una imagen de la Cataluña democrática que conocimos y que se ha puesto en entredicho a nivel internacional con todo el “procés”. Será bueno para Cataluña, también lo es para toda España. Que así sea.



Este artículo fue publicado con anterioridad en mi columna de opinión del periódico Alicante Press el 29 de junio de 2019.

Cádiz, mágico

Todas las ciudades con muchos siglos desde su fundación tienen un montón de historias y leyendas, unas pacíficas, otras bélicas, y l...

entradas populares