domingo, 11 de enero de 2015

el que no llora, no mama


En España hay muchas frases hechas ó proverbios ó refranes. Son dichos populares que se transmiten de padres a hijos, de boca a oreja como se dice ahora, con el que se manifiesta un pensamiento ó un consejo ó una enseñanza.


"El que no llora, no mama": es un refrán, una expresión, que significa que el que quiere algo tiene que pedirlo e insistir para conseguirlo. El Instituto Cervantes  incluso dice más cosas: “Significado: Si se quiere lograr algo, hay que pretenderlo e, incluso, solicitarlo repetidas veces o despertando la compasión”.

El origen de este refrán viene de la imagen gráfica de los más pequeños cuando quieren algo y reclaman nuestra atención con el llanto. El bebé que tiene hambre, el que se encuentra enfermo y tiene dolor ó incluso fiebre, el que quiere jugar, el que tiene sueño, llora para que le hagamos caso. Y a veces, también, llora en exceso para ser el centro de atracción. Es su forma de expresarse hasta que aprenda a hablar y, después, algunos niños siguen queriendo influir a sus padres llorando con la lágrima fácil.

En estos tiempos que vivimos lleno de oportunidades, con el afán de superación, con la ilusión de buscar nuevos retos, con la ambición de alcanzar nuevas metas, también es propio reivindicar lo que se considera es el premio a un esfuerzo, a una dedicación, al compromiso y – sobre todo – a la implicación de lo que haces. En tu vida cotidiana, en el trabajo, en tus ambientes sociales ó culturales, …

Esta expresión también se usa en otras latitudes para lo mismo, por ej en francés: “Qui ne demande rien, n´a rien, quien no pregunta, no tiene nada; en alemán: “wer nichts verlangt, bekommt auch nichts, el que nada pide, nada recibe; en italiano: “Chi non piange, non poppa”; en portugués: “Quem nao chora, nao mama”; en algunos países Latinoamericanos dicen “Guagua que no llora, no mama”, entendiendo “guagua” como una expresión cariñosa para dirigirse al bebé ó al niño.

Por lo que ya sabes, amig@ lector: si quieres algo, tienes que ver las maneras de conseguirlo ó lo que dice otra expresión española: “el que lo busca, lo consigue”.


viernes, 9 de enero de 2015

Scheharazade

En su sillón orejero, cómodamente sentado, junto a una lámpara cuya luz se proyecta en sus manos. Y en sus manos tiene un libro, uno de esos de Obras Completas, de finas hojas y espléndida imprenta. Recorriendo mundos lejanos con su lectura, desde su sillón de un rincón de su casa. Disfrutando de la prosa de uno de sus escritores preferidos.

Muy cerca otros libros, algunos en el suelo en hileras desordenadas. Libros de ensayo, libros de historia, novelas, … En un desorden “ordenado”, como  él dice. En cualquiera de esas hileras ó en las tres filas de las lejas de la librería ó en la mesa que hay en medio de su biblioteca, donde sea, encuentra el libro que le pidas. Es un enamorado de la letra impresa, de los libros de papel, de pasar las páginas, de leer esa letra menuda.


Hoy tiene la vista cansada. Usa gafas, aunque no le hacen falta pero dice que le dan la imagen del intelectual que nunca ha querido ser. Y sin querer serlo, lo aparenta y le divierte. Redondas, de pasta, de color marrón, pasadas de moda, pero esto le tiene sin cuidado.

Cuando nos recibe está tarareando una partitura de Rimsky KorsakovEl mar y el barco de Simbad  de  “Scheherazade”. Y nos cuenta la historia de esta princesa que se convirtió en reina gracias a su inteligencia, además de su belleza. Y recordamos la música, disfrutamos con lo que nos cuenta y casi terminamos todos tarareando las escenas musicales más conocidas de esta suite sinfónica.


Séneca, como así le llaman en el barrio, aunque no es su verdadero nombre, se recrea con cada frase. Su entonación, el gesto de sus manos, su emoción cuando narra, nos atrapan y nos contagia su entusiasmo. Casi nos da la sensación de haber escuchado con el esta música de Korsakov y de recorrer juntos las calles de Bagdad admirando a Scheherazade, su forma de caminar, las telas que la visten, su manera sensual de pronunciar las palabras, su mirada penetrante recorriendo tu cuerpo, su majestad. 

El mar y el barco de Simbad

Scheharazade, suite completa.

jueves, 1 de enero de 2015

1 de enero: Día Internacional de la Paz


El 1 de enero es el Día Internacional de la Paz desde que el Papa Pablo VI lo instauró en 1968. En su mensaje de 1 de enero de 1968 empieza diciendo “ Nos dirigimos a todos los hombres de buena voluntad para exhortarlos a celebrar «El Día de la Paz» en todo el mundo, el primer día del año civil, 1 de enero de 1968. Sería nuestro deseo que después, cada año, esta celebración se repitiese como presagio y como promesa, al principio del calendario que mide y describe el camino de la vida en el tiempo, de que sea la Paz con su justo y benéfico equilibrio la que domine el desarrollo de la historia futura”.


paz

Pablo VI manifiesta también que este Día de la Paz no sea exclusivamente religiosa, sino que “querría encontrar la adhesión de todos los amigos de la Paz, como si fuese iniciativa suya propia, y expresarse en formas diversas, correspondientes al carácter particular de cuantos advierten cuán hermosa e importante es la armonía de todas las voces en el mundo para la exaltación de este primer bien, que es la Paz, en el múltiple concierto de la humanidad moderna”.

Una reivindicación desde la mentalidad que un mensaje para la Paz, es un mensaje para tod@s  sin distinción de religión. Pero también, añado, sin distinción de raza, sexo ó condición, sin distinción de una ideología política ó de una clase social. La Paz es de tod@s y para todos. La Paz es un deseo, un sentimiento global, es la convicción que mañana, en un tiempo no lejano, la Paz es posible.

El Papa Francisco, inicia su mensaje de 1 enero 2015 manifestando que “Al comienzo de un nuevo año, que recibimos como una gracia y un don de Dios a la humanidad, deseo dirigir a cada hombre y mujer, así como a los pueblos y naciones del mundo, a los jefes de Estado y de Gobierno, y a los líderes de las diferentes religiones, mis mejores deseos de paz, que acompaño con mis oraciones por el fin de las guerras, los conflictos y los muchos de sufrimientos causados por el hombre o por antiguas y nuevas epidemias, así como por los devastadores efectos de los desastres naturales. Rezo de modo especial para que, respondiendo a nuestra común vocación de colaborar con Dios y con todos los hombres de buena voluntad en la promoción de la concordia y la paz en el mundo, resistamos a la tentación de comportarnos de un modo indigno de nuestra humanidad”.

Hoy es un día para manifestar nuestro compromiso para reivindicar la paz, para expresar nuestra implicación en emprender alguna acción que se dirija a este objetivo. Una Paz que reduzca, incluso evite, los conflictos armados ó los de cualquier violencia. Una Paz donde el hombre y la mujer sean iguales. Una Paz duradera.

Muchas son las manifestaciones en el mundo pidiendo un mundo en Paz, desde la Plaza de San Pedro en Roma, desde otras muchas otras plazas, uniendo las manos, soltando palomas de la paz, haciendo talleres para formar a los niñ@s hacia la Paz para que plasmen con colores su visión de lo que han aprendido, repicando campanas como hacen en el campanario de la catedral de Tarragona desde hace 25 años, … Todas son buenas. Todas solicitan lo mismo. Todas piden la Paz. Todas buscan un mundo sin guerras ni conflictos violentos.

Desde el Rotary e-Club del Mediterráneo – D2203  reivindicamos la Paz durante todo el año con nuestro proyecto "Unidos por la paz a través del respeto a los Derechos Humanos" mediante varias acciones: con una foto de Unidos por la paz allí donde te encuentres; con un manifiesto dirigido al representante de Rotary Internacional en Naciones Unidas reivindicando que  “Eduquemos a los niñ@s en la Tolerancia y el Respeto y tendremos Hombres y Mujeres defensores de La Paz"; con la organización de un Premio a una persona física y a una persona jurídica que hayan dedicado su vida a la paz ó a la solidaridad para contribuir a la paz; con un evento donde reivindiquemos la paz y entreguemos ese Premio; promoviendo la elección de un becario para las Becas Pro Paz de Rotary. Quizá sea poco pero es nuestra forma de reivindicar y llamar la atención sobre la paz durante este año rotario. Luego vendrán otros con esta misma reivindicación que no tiene descanso, ni fin, hasta conseguir nuestro objetivo: la Paz.

1921980_597706820343921_407403921304723585_n

Feliz 2015 !!!, amig@s


La chica de la polio. In memorian

Desde que te conocí supe de tu dedicación desinteresada al servicio a los demás. No puedo negar que te envidiaba, con esa envidia sana por ...

entradas populares