lunes, 22 de abril de 2019

Ficus gigante en Alicante




Uno de los muchos atractivos turísticos que tiene Alicante son sus ficus gigantes, árboles centenarios y singulares que hay en diversos parques y avenidas de la ciudad.

Son ficus de hoja grande, denominados ficus macrophylla y ficus nitida. Su origen es Australia. Los más grandes suelen tener anchos troncos, algunos con 6 metros de diámetro, pueden alcanzar los 50 metros de altura y tener copas de más de 25 metros de diámetro. Sus hojas son verde oscuro brillante durante todo el año.

De largas y enormes raíces que se aferran a la tierra, algunas al aire libre. Estas parecen serpientes, brazos, que se tuercen y retuercen, que se doblan a derecha y a izquierda, arriba y hacia abajo, modelando las líneas como si se tratara de una escultura de la naturaleza. La frondosidad de estos ficus, el grosor de sus ramas, hace que el propio árbol desarrolle unas raíces aéreas que caen de sus ramas hasta el suelo para mantener el equilibrio y evitar que se fracturen por su peso.


Según la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Alicante son árboles singulares “aquellos ejemplares arbóreos ó arbustivos de porte arborescente con unas características extraordinarias de rareza, porte, edad, significado histórico, cultural ó científico”. Estos árboles están protegidos por ley para su protección y mantenimiento. El Ayuntamiento de Alicante los ha incluido en el Catálogo de Árboles Monumentales de Interés Local con 23 ejemplares registrados. Desde dicha Concejalía se pone empeño en la divulgación de las características de estos ficus para conocimiento de la comunidad científica ó medioambiental y, también, de todos los ciudadanos porque “no se pone interés por aquello que no se conoce”.

Estos ficus centenarios están ubicados en diversos parques de la ciudad: en el Portal de Elche, Plaza Gabriel Miró, Paseo de Canalejas, Avenida Salamanca junto a la estación de Renfe, Avenida Juan Bautista Lafora, Calle San Agatangelo y Parque El Botánico.

El Portal de Elche se construyó a mediados del S. XIX después de derribar las murallas que se levantaban antes de la Rambla (esta es actualmente una de las avenidas principales de la ciudad). En medio hay un kiosko - hoy es un bar - que imita a uno de los cuatro que había en cada una de sus esquinas cuando se inauguró esta plaza. Los ficus son enormes, de los denominados ficus macrophylla.


En lo que se llamó plaza de las Barcas, de Isabel II, de Correos y hoy de Gabriel Miró (s. XIX), encontramos esta plaza cuyo terreno fue ganado al mar. Es una de las plazas más entrañables de Alicante. En ella hay unos ficus de gran porte en las esquinas y en algunos de sus lados, que rodean a una fuente, de nombre “La Aguadora” del escultor Vicente Bañuls. En esta plaza encontramos el ejemplar de ficus más notable de todo el País, según el mapa forestal de España, junto con tres ficus de la misma especie, denominada macrophylla. Tienen un diámetro de copa que supera los 25 metros.


El proyecto de jardinería del Paseo de Canalejas se inicia en 1886. Es un parque de tierra con extensiones de árboles y arbustos separados por parterres. En el hay muy bellos ejemplares de ficus, en concreto hay 6 de ficus macrophylla y 11 de ficus nitida.

Junto a la fachada principal de la estación de tren (Renfe) hay tres ficus con parterre. Bajo sus altas copas, sus anchas ramas y frondosas hojas se refugian los transeúntes en verano para refugiarse del sol y del calor sofocante. Estos árboles singulares todos los años son elegidos por los estorninos como descanso en su viaje migratorio. Son más jóvenes que los citados con anterioridad, aunque son enormes.


Salvo los de la Avenida Salamanca, la calle San Agatangelo y el parque El Botánico, los demás forman parte de la red de senderos urbanos que ha planificado el Ayuntamiento de Alicante dentro de su entorno municipal, en concreto es el sendero denominado “Paseos y árboles singulares en el Centro Tradicional de Alicante”.

No hay comentarios:

La font vella, en Beniardá

En dirección de la font vella, por calles desiertas, limpias, silenciosas. En un pueblecito del valle de Guadalest: Beniardá es su no...

entradas populares