miércoles, 20 de julio de 2011

la font del llop (Monforte del Cid)

P1120076

Entre lomas y campos de secano, un oasis de verdor. No es un espejismo debido a las altas temperaturas. En lo que es vaguada ó es valle, una manta verde y unos pequeños lagos. En su vera una sola casa, un caserón,  con paredes pintadas de blanco, tejas árabes y vigas de madera en su interior. El restaurante La Font del Llob Golf Resort, colindando con un campo de golf de 18 hoyos.

P1120075

P1120089

Aunque parezca mentira parece que estamos en el extranjero. El español no es la lengua mayoritaria. El inglés y el alemán son las que predominan. Qué listos y que bien informados están. Hay un dicho popular en la zona que dice que si quieres encontrar un palacio en medio de un desierto pregunta a un inglés. Y este caserón es un palacio por el sosiego que se respira entre sus muros y sus terrazas. Porque aquí no es palacio el edificio que más riquezas acumula, sino el que más sensaciones cobija.

P1120085

Y este, en el término municipal de Monforte del Cid (provincia de Alicante), ha encontrado su espacio vistiendo los áridos bancales con el verde del cesped, con el azul de cinco pequeños lagos. Es tanta la tranquilidad que aquí se respira que las aves migratorias que pasaron por este campo de golf no marcharon pasada la temporada sino que se han quedado quizá para siempre porque han anidado y ya han tenido sus polluelos. 

P1120092

Desde una de las terrazas, reposando la comida bajo una enorme sombrilla (ya os contaré otro día sus recetas), las palabras se relajan tanto que llaman a la siesta, buena costumbre en estas fechas veraniegas. Pero no es el momento de dejarse vencer por el cansancio. Sí lo es para relajarnos con amigos. Y aún resistiéndonos, si cerramos los ojos durante un instante, el sonido de las cuerdas de la sombrilla al chocar con su mástil parece más que estamos en la cubierta de un barco que en tierra firme. Y con estos sonidos nuestra imaginación se pierde entre nuestros pensamientos mientras la conversación retoma su protagonismo.

P1120088

P1120094

Un lugar este para perderse por unas horas, desconectar móviles y similares y recargar tus pilas. Al volver a la civilización nos parece otra, más cercana, más asequible, más nuestra.

Para más información del campo del golf y del restaurante  y su localización visita:

http://fdlgolf.es/el-club/

http://www.1golf.eu/es/club/font-del-llop-golf-resort/

lunes, 18 de julio de 2011

hace 75 años

 

“Nací en Buenos Aires (Argentina) pero bien podía haberlo hecho en Sevilla, Madrid ó Alicante (España) si mis padres no hubieran cogido un barco para huir de una guerra. También podía haberlo hecho en Argel pero el destino nos llevó a América del Sur. Y así, con lo puesto, todos, mis abuelos, mis padres y yo (en la barriga de mi madre) zarpamos rumbo a lo desconocido. Todo lo justificaba salvar la vida. Porque mi abuelo paterno era delegado sindical, mi padre diputado socialista. Republicanos convencidos. Y con el alzamiento nacional tuvieron que huir de Sevilla para no ser fusilados por sus ideas de izquierdas. Crecí con el odio exagerado de mis abuelos hacia los militares españoles que habían apoyado el golpe de estado del General Franco, hacia los políticos y los empresarios que lo consintieron. Crecí, también, con una postura más conciliadora de mis padres con su mirada puesta en un futuro distinto y democrático en España. Muchos familiares se habían quedado en España. Unos se salvaron de las injusticias republicanas, que también las hubo, otros de las fascistas. Pero sobrevivieron. Y unos y otros nos invitaban a volver a España. Pero mis abuelos primero, mis padres después, habían hecho una nueva vida en Buenos Aires. Sin embargo, me animaban a que algún día volviese yo a esa España nueva. Que llegó de la mano de una monarquía parlamentaria donde todas las ideologías políticas tenían cabida: de derechas, de centro, de izquierdas (incluso los comunistas). Y aquellos odios se enterraron para siempre. Aunque aún hay heridas sin curar. Todo esto me viene a la memoria porque hace 75 años se inició una guerra que cambió la vida de muchas familias españolas, también la mía. Y me acuerdo especialmente porque por fin voy a viajar a España. Por fin mi viaje se va a reconciliar con el dolor de mis mayores al tener que dejar su tierra amada para salvar su vida y la mía. Por fin voy a encontrarme con mis parientes y con la tierra que me tenía que haber visto nacer. Porque con este viaje uniremos nuestros destinos en uno, el mío, para conocernos, para abrazarnos, para reconciliarnos”.

Así se expresa por escrito María, una víctima sin serlo de aquella guerra. Pero ¿cuántas Marías hay, cuántas historias se parecen?. España es otra España, nada tiene que ver con aquella de 1936. Pero aún hay historias como esta que necesitan reconciliarse con el pasado. Aún hay heridas sin cerrar. Por esto la Ley de la Memoria Histórica. Quizá hasta que no pasen varias generaciones de españoles esas heridas no curarán.  Y lo harán, todos juntos.

Para más información, visita (por ej): http://www.elpais.com/especial/aniversario-sublevacion-militar/ 

domingo, 17 de julio de 2011

procesión marinera Virgen del Carmen (El Campello) 2011.

 

¡Guapa, guapa, guapa!, le gritaron unos niños desde la cubierta de un barco, engalanado con banderas de los países de la Unión Europea. La Virgen del Carmen, en lo alto de un pesquero, presidiendo la Procesión en su honor. El niño Jesús en sus brazos. La mano derecha de la Virgen abierta en señal de acogida. El pueblo la aclama. Las bocinas de los barcos la jalean.

P1380297

P1380300 P1380302

Las embarcaciones a motor, a vela, a remos, se mueven, señal que la procesión va a empezar. La Patrona de los pescadores, de los marineros, de la Armada Española, se deja llevar. El muelle cercano a la bocana del puerto está llena de gente que le aplauden. Los barcos desfilan, todos en la misma dirección para, fuera del puerto, esperar a la Virgen. Y la recibimos con la emoción que representa este momento. Y la seguimos mar adentro en recuerdo de los que partieron un día y no volvieron jamás, acordándonos de aquellos que ese día tomaron su última travesía hacia otra vida.  

P1380335 P1380337

P1380321 P1380322

P1380353 P1380378

De vuelta, en la bocana se reza y se canta en recuerdo de todos aquellos. Y se lanzan flores al mar. Y se aplaude. Y algunos nos emocionamos en la cubierta del barco. También en tierra. Mi hijo me mira como diciendo “¿que le pasa a este?” porque me ve emocionado. Y lo estoy. Me acuerdo de Antonio Rodríguez, José Miguel Montalvo, Miguel Ángel Vázquez, Manolo Rosser, … Ellos tienen mucho que ver con mi pasión por el mar. Por Antonio me aficioné al windsurf, con mi tío Manolo monté por primera vez en un velero, … Recuerdos inolvidables que forman parte de mi memoria para siempre.

P1380386 

P1380451 P1380455

En tierra, desde la terraza del Club Náutico de El Campello vemos como el día se apaga y viene la noche. Aunque como suele pasar en muchas fiestas veraniegas, pronto se tapiza de luces de colores con fuegos artificiales entre los mástiles de los veleros.

P1380462

P1380506 P1380515

miércoles, 13 de julio de 2011

giralda, giraldilla ó giraldillo

 

Desde allá donde se vea destaca como ella sola, pero no es nada sin la otra. Aunque tan sólo mida algo menos de cuatro metros, corona esta torre tan hermosa que, con ella, miden 101 metros de altura. La Giraldilla ó el Giraldillo. Dicen los sevillanos que la llaman de una manera ó de la otra según la hora y las altas temperaturas del día … Si el buen humor tuviese que buscar casa, seguro que la encontraría en Andalucía.

P1360588

Orgullosa y bella se levanta la Giralda. Así se llama la torre campanario de la Catedral de Sevilla. Parte de ella antes fue musulmana. Los dos tercios inferiores de esta torre fueron el alminar de la antigua mezquita de la ciudad (s.XII), de época almohade. El tercio superior es un añadido en época cristiana. Se hizo para ser ocupado por las campanas. También para rascar el cielo con su fábrica, para estar más cerca de Dios, para ser bien visible desde cualquier punto de la ciudad. La Giralda fue declarada Patrimonio Nacional en 1928 y Patrimonio de la Humanidad en 1987.

P1360682 P1360715 P1070145

Al final de la torre, hay una bola (llamada tinaja) que es la base del Giraldillo. Escultura fundida en bronce realizada por Bartolomé Morell entre 1966 y 1968. Representa una mujer con túnica, con una palma en una mano y un escudo en la otra, quizá inspirada en Palas ó en Minerva. Y de serlo, se cristianizó el modelo de una imagen pagana. Como tantas tras cosas antes y después.

P1360724

P1360722 P1070139

Esta escultura bien puede ser una veleta cuando se deja mover por el viento, venga este de donde venga. Por esto, se le llamó Giraldilla, hoy llamado Giraldillo cuando a esta torre campanario se le empezó a llamar La Giralda. Es una de las esculturas de bronce más importantes del Renacimiento. Representa la Fe, el triunfo del cristianismo sobre el mundo musulmán.

P1360725

Y no por mirar hacia arriba uno se marea ó se cansa si lo que hay que ver merece tanto la pena como en este caso. Pero su observación bien merece un premio. Refugiarte en unas de las muchas tabernas de las callejuelas que vienen ó van de la Catedral al Barrio de Santa Cruz y la antigua judería. La bodega de Santa Cruz ó la bodeguita La Parrihuela ó tantas otras de las que abundan por estas callecitas. Con vigas de madera en el techo, con arcos de medio punto, con paredes pintadas con el amarillo albero de la arena de La Maestranza de Sevilla extraída de las canteras de Alcalá de Guadaria. Esas calles estrechas están llenas de rincones de gran encanto por donde corre el vino y huele a pescaíto frito. Y por donde la imaginación, el chiste, las bromas y las historietas no tienen dueño.

P1070152 

Para más información de Sevilla, visita: http://www.sevilla.org/ 

De la Catedral de Sevilla: http://www.catedraldesevilla.es/

Del Barrio de Santa Cruz: http://fotografias-sevilla.com/barrio-santa-cruz.php

martes, 12 de julio de 2011

con un caldero con mújol

 

Cuando hay que hacer un alto en el camino, cuando hay que descansar de los quehaceres cotidianos, la mejor manera de hacerlo es con amigos y con la familia. Alrededor de mesa y mantel, en un ambiente sosegado, con la brisa del mar acariciando nuestras caras, con buenas viandas que llevarnos a la boca. Hoy hemos elegido el Venezuela (en Lo Pagan, Murcia), para alimentar nuestro ocio en este Restaurante de culto en la zona. Restaurante que antes fue chiringuito y que los tiempos modernos lo han vestido con elegantes adornos, aunque han conseguido mantener las recetas y las maneras de antaño. Situado en primera línea de la playa del Mar Menor. Este mar interior que amansa las aguas del Mediterráneo y las recoge entre La Manga del Mar Menor y tierra firme.

P1120119

Con unos aperitivos donde han dominado la hueva de mújol y la mojama de atún, además de unas extraordinarias quisquillas y un pulpo a la plancha, el plato fuerte ha sido el caldero con mújol. Este pez es característico del Mar Menor. Si es apreciada su carne, mucho más lo son sus huevas. El caldero lo cocinan a la manera tradicional y nos cuentan que primero se limpia el pescado y se corta en trozos grandes, se pone sal gorda unos 30 minutos, se calienta el aceite y se fríen las ñoras, los ajos, el tomate. A fuego lento. Con medio recipiente del caldero lleno de agua se echa el pescado. Cuando hierve, después de unos diez minutos, se saca el pescado del caldero. Se le echa por encima ajo picado y el caldo del pescado colado. Se echa el arroz, se tapa y se cuece durante unos 20 minutos. Aquí, en el Venezuela, se sirve primero el arroz y luego el pescado. Acompañado con una tarina de alioli para untar el pan, el arroz ó el pescado ó todo junto.

P1120123 

El caldero es un plato que muchos pescadores hacían en la cubierta de su barca al llegar a puerto. Con el agua de la mar que le había dado la pesca, el de la mar que le daba el sustento, el de esa mar que había sido testigo fiel de sus avatares mundanos y de sus sinsabores, y de sus alegrías.

Recordando a esos pescadores ruidosos al descargar las cajas de la pesca en el muelle del puerto, miro a mis hijos, también ruidosos, con una nueva amiga. Si para nosotros es importante cambiar de aires y estar acompañados de buenas compañías, para ellos es fundamental recorrer nuevos mundos, aunque estos estén tan sólo a unas dos horas de casa y a unos 100 km de su domicilio. También lo es hacer nuevas amistades. Estas son la base de una buena convivencia en el presente y en el futuro de su vida y con estas se les abren nuevos horizontes.

P1120144 P1120145 P1120149                                                    (1)

Como los de las cercanas salinas del Parque Natural de San Pedro del Pinatar . Entre sus aguas estancadas los flamencos arrastran su pico por el fondo en busca de alimento. Vemos un pajarillo pescador. Revolotea por encima de nuestras cabezas, vuela, se para moviendo las alas a gran velocidad, ó eso es lo que perciben nuestros ojos, apunta con el pico hacia el agua y se deja caer deprisa, sin esperar un momento, como si se le escapara la vida en esto. En todos sus lanzamientos acierta y sale volando del agua con un pececillo dentro de su pico.

P1120155

Tomamos un refresco en el Club Náutico de San Pedro del Pinatar. Estamos tan relajados que los sillones de mimbre parece que nos abrazan mientras refrescamos nuestra garganta con un limón granizado ó una tónica, según los gustos. Igual que esos veleros amarrados en los pantalanes. Después de faenar duro en la mar rizada de Levante, se refugian en el puerto. De la misma manera que su quilla y su casco flotan tranquilos cerca del noray, nuestros cuerpos se dejan querer por el cojín del sillón mientras la palabra acaricia el sosiego con sus letras y sus sonidos. Sensaciones que recordaremos durante mucho tiempo con la ilusión de repetirlas con tan buena compañía.

P1120173

 

(1) foto hecha por mi hijo Carlos de 9 años. Promete.

Para saber más y localizar el Restaurante Venezuela, ver la web: http://restaurantevenezuela.com/portada/

Del Parque Natural de los arenales y las salinas de San Pedro del Pinatar y del Mar Menor, visita la web: http://www.marmenor.es/rutas/salinas.htm

Del Club Náutico San Pedro del Pinatar: http://www.clubnauticovillasanpedro.com/

viñetas de actualidad

La prensa escrita cuenta la realidad con palabras y con fotografías. Pero hay otra forma de contarla a través de las viñetas por las que di...

entradas populares