Entradas

Mostrando entradas de julio, 2008

reflesjos en el mar (II)

Imagen
Líneas. Curvas. Ondulaciones. En reposo. Mientras el sol se pasea por el cielo. Triunfante de su poder. Su luz. Su calor. Mientras el mar acaricia el casco de la embarcación. Cuando el mar se amansa una mañana de sábado. Cuando el marinero se baña y vive. Mientras navega la mañana. En la Isla de Tabarca.

un día de playa

Imagen
En la playa de Poniente. La brisa marina borra nuestras huellas que dejamos en la fina arena de la playa. La brisa borra nuestro pasado. Ayer, presente. Hoy ... historia. La brisa nos refresca las mejillas en este día caluroso de verano. Frente a la isla de Benidorm. En un día de playa.

explosión multicolor

Imagen
Un disparo. Un aviso. Unas explosiones. El cielo oscuro de la noche se llena de colores. Doran la oscuridad provocando sensaciones de júbilo. Aplausos. Sonrisas de satisfacción. Lágrimas de emoción. Por unos instantes el cielo oscuro se viste de fiesta. Se ilumina en una noche de verano.

La ermita de la Playa de Poniente, en Benidorm

Imagen
Alejada del bullicio. Del ir y del venir continuo de los paseantes. Lejos de la aglomeración de tiendas y establecimientos de restauración. Con una playa de arena fina y aguas cristalinas. Con la isla como testigo. Con el mar como mensajero. Historias nuevas, historias viejas, que se narran desde esta tranquila playa. La Playa de Poniente.

Menos visitada que la Playa de Levante, la de Poniente es más tranquila. Sin desmerecer una de la otra. Su costa y su litoral. Su paisaje. Su geografía. Las gentes que la visitan. El mar que baña sus orillas. Su entorno, que aún se salva del urbanismo salvaje. En su extremo occidental, el Tossal de la Cala, una Ermita y un Mirador, se recortan sobre el Mediterráneo.



Mi amigo Javier Fiol me enseña este poco conocido rincón de Benidorm. Tossal donde vivieron los íberos en los años de los siglos III-I a. C. Este asentamiento íbero fue declarado Bien de Interés Cultural en 1984 para preservar lo que quedaba de la presión urbanística. Lugar que comparte es…

Calafate-Rabosa-Rincón Bello-ladera de els Castellerets-Rabosa

Imagen
Hoy salimos al monte con intención de comer por el camino. Es una buena manera de disfrutar del senderismo, sin prisas. Una forma de estar más tiempo en contacto con la naturaleza, al aire libre. Sin mirar el reloj, sin tiempos marcados. Sin necesidad de terminar de caminar por estos senderos a una hora en concreto. Con la única limitación de que se haga de noche.

Un grupo de amigos partimos de Elda. Pedro. Los hermanos Indalecio y Jesús. Y Paskki. Camino de nuevas aventuras. De pasar un buen rato. De disfrutar del paisaje. De vivir al aire libre.

Salimos de Elda en dirección a Xorret de Catí. Una señal a la derecha. Vamos hacia Rabosa, Parque de Montaña del Centro Excursionista de Elda y lugar de encuentro y referencia en esta zona montañosa. Antes de llegar, doblamos a la izquierda por un carril que toma la dirección de la ermita de Catí. Hoy vamos cargados de mochilas. Más preparados que otras veces. Mi amigo Enrique, buen senderista, dice que siempre hay que llevar mochila. Con un…