su magia, contagia

 

Unos de los dones que tuvo Don Bosco fue la capacidad de acercarse a los adolescentes de su época para, con palabras, con gestos, transmitirles mensajes de ánimo, de comprensión, de motivación, en la búsqueda de soluciones en la difícil situación económica de entonces. Con su Oratorio los jóvenes aprendieron a leer, a comportarse con sus semejantes, a disfrutar con actividades culturales ó deportivas que nada tenían que ver con las penurias que tenían que pasar a diario.

Don Bosco 1

Otro de los dones de Don Bosco fue su habilidad con los movimientos de sus manos y los trucos de magia. Con ellos, consiguió arrancar muchas sonrisas en aquellas caras de adolescentes que habían madurado antes de hora. Consiguió que mientras estaban con él, mientras disfrutaban con sus gracias, mientras observaban sus trucos, se olvidaban de tantas penalidades y de tanta hambruna. Con sus palabras sencillas iba cultivando en esos jóvenes una semilla con nombre propio de aquellos valores que definirían con el tiempo su obra. Con su voz les fue cautivando y acercándolos a Dios. Porque con su Oratorio y su magia consiguió otra forma de evangelizar, más amena, para aquellos adolescentes.

Don Bosxco

En los Oratorios actuales también hay actividades culturales, deportivas, para disfrutar, para divertirse. Y en algunas celebraciones, como la celebrada para la Gala de Cortos, hace unas semanas en el Club Salesiano Tucumán 7 de Alicante, el artista invitado fue un mago que nos dejó boquiabiertos a niños y a adultos. Un joven principiante de las artes de la magia se ganó enseguida al público del patio de butacas, donde me encontraba con mi familia. Convenció con su magia. Con la maestría de un maestro hizo aparecer a una paloma de entre un pañuelo arrugado y desaparecer en un chasquido de dedos. Después de su actuación hizo magia de cerca con una baraja de cartas, con una habilidad extraordinaria. Rodeado de su público nos asombró a todos. Me hizo recordar una actuación de Tamarit: él sentado en una mesa y muchos de nosotros observando su magia a su alrededor. Este joven mago, con un público joven, entregado, se ganó el aplauso de los presentes. El mago Dálux, es como se llama, promete (www.elmagodalux.es).

P1010651

P1010659

P1010649

Comentarios

Entradas populares de este blog

Alicante, la millor terra del món

Españoles en Argelia, historia de una emigración

Barcos de vapor en “El amor en los tiempos del cólera”.