lunes, 30 de junio de 2008

Un día para recordar

Una de las cosas más gratificantes que hay en la vida es pasar buenos momentos con amigos y con la familia. Seguramente los mejores. Seguro que los más entrañables. Y uno de estos días lo viví el pasado sábado en casa de mi amigo Enrique, por su cumpleaños. De enhorabuena la hospitalidad que nos brindaron Enrique y Mª José, su mujer. Enrique, un amigo y un gran compañero senderista.

Un día de encuentros. Con amigos que no veía desde hace tiempo. Agustín, Julián. Apretones de manos. Abrazos. Entre todos, contando anécdotas de nuestra infancia, de nuestra juventud. Y en el recuerdo, aquellos que ya no están entre nosotros y fueron protagonistas de estas: Jose Miguel, Antonio. Los ausentes también estuvieron presentes.

Nuevos conocidos. Nuevos amigos. Una velada internacional, con Lisboa y Oporto presente en nuestras conversaciones. Un día para nuestro diario. Un día para recordar.

2 comentarios:

Enrique Martín dijo...

Dije que lo haría y no lo hice, pero lo haré: sacaré las fotos de la inauguración de la casa, de hace 17 años y las publicaré. El ambiente fue algo distinto...

Pascual, tu foto es el único testimonio gráfico de esta noche.

¡Qué sería de nosotros sin tí!

¡Iros preparando, que para el mes de noviembre habrá otra!

paskki dijo...

No es una buena foto, pero da igual. Es un instante de un buen momento entre amigos. Una foto de un día para recordar. Saludos.

La chica de la polio. In memorian

Desde que te conocí supe de tu dedicación desinteresada al servicio a los demás. No puedo negar que te envidiaba, con esa envidia sana por ...

entradas populares