viernes, 20 de junio de 2008

tarde taurina


Los aledaños a la plaza son un hervidero. Un continuo movimiento de personas. También algunos niños que les mueve la vocación. Corrillos de hombres y mujeres comentando las últimas novedades de la tarde. Algunos con el puro entre sus dedos. Algunos con el fino refrescando sus gargantas. Mujeres con claveles rojos entre sus cabellos. Los nervios se aferran a las gradas. Los alguaciles. El paseíllo. Primeros lances con el toro. ¡Suerte maestro!.

No hay comentarios:

La chica de la polio. In memorian

Desde que te conocí supe de tu dedicación desinteresada al servicio a los demás. No puedo negar que te envidiaba, con esa envidia sana por ...

entradas populares