lunes, 30 de junio de 2008

un broche de oro, un día de fiesta


Un broche de oro al final de las Fogueres de San Juan, en Alicante. Un castillo de fuegos artificiales extraordinario. Oro. Plata. Bronce. Y los colores del arco iris. Los colores de la bandera de España. Los de la roja, la camiseta de la Selección Española de Fútbol. Un lujo a la retina de nuestros ojos. Un espejo de nuestra alma después de tantos acontecimientos de estas fiestas, de la vida cotidiana, de la vida nacional. Un día de fiesta.

2 comentarios:

Enrique Martín dijo...

¡Espectacular!

Una pasada de foto. ¡Enhorabuena!

paskki dijo...

La foto está tomada desde mi ventana, en casa. La ventana que me abre el horizonte todas las noches que escribo ... En ese horizonte, el castillo Santa Bárbara. Y desde aquí se ven los fuegos artificailes más altos. Está hecha a pulso, sin trípode. Y el resultado ... me encanta.

entrevista a Pascual Rosser Limiñana sobre sus novelas

En su libro, Más allá del horizonte, habla del exilio forzoso al que, como vemos en televisión, se ven obligados millones ...

entradas populares