martes, 24 de junio de 2008

carros de fuego en la víspera de la cremá



Una costumbre, probablemente catalana. Desde hace algunos años, la comisión de fiestas de la Hoguera Séneca-Autobuses, en la ciudad de Alicante, la ha tomado como propia. Unos demonios traen la llama para prender la hoguera.

La noche del 23 de junio, víspera de la cremá. Llama para la noche que se hará día. Cuando se quemen las Hogueras con la llama que hará arder los ninots. La llama que hará desaparecer los infortunios y las malas sensaciones. La llama que purifica. La llama que iluminará el camino del mañana.

No hay comentarios:

entrevista a Pascual Rosser Limiñana sobre sus novelas

En su libro, Más allá del horizonte, habla del exilio forzoso al que, como vemos en televisión, se ven obligados millones ...

entradas populares