viernes, 23 de mayo de 2008

Cristo Redentor. Río de Janeiro.




En lo alto de la montaña del Corcovado. El Cristo Redentor. El monumento brasileño más conocido del mundo. El tren que sube a la cima atraviesa el Parque Natural de Tijuca, un bosque en medio de la ciudad de Río de Janeiro. A los pies del Cristo, varios miradores para ver unas vistas espectaculares en días claros. El Pan de Azúcar. El mar. Las islas. Las playas. La ciudad. Este día las nubes algodonosas y la niebla enturbian el horizonte. Pero también tiene su encanto. Desde el 7 de julio de 2007 es una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno.

No hay comentarios:

entrevista a Pascual Rosser Limiñana sobre sus novelas

En su libro, Más allá del horizonte, habla del exilio forzoso al que, como vemos en televisión, se ven obligados millones ...

entradas populares