Berlín





Lo que queda del muro de Berlín se ha convertido con el tiempo en un símbolo a la libertad. Piedra a Piedra. El muro forma parte del recuerdo de unos acontecimientos que no debieron ser y fueron. Que debieron evitarse y no se evitaron. Y hoy ese muro, que fue infranqueable para muchos, es un mural de arte espontáneo y callejero. Y un símbolo para Berlin también es su Puerta de Brandemburgo que hace años dividía a Alemania en dos y ahora es una puerta abierta al futuro para todos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Alicante, la millor terra del món

Españoles en Argelia, historia de una emigración

Barcos de vapor en “El amor en los tiempos del cólera”.