martes, 27 de marzo de 2018

Pasión por resolver conflictos



Es emocionante saludar con una apretón de manos a una persona que ha participado como mediador en más de 200 conflictos internacionales para buscar vías de entendimiento entre partes enfrentadas y, a veces, irreconciliables. Antaño un apretón de manos era un signo de entendimiento, de acuerdo, de conformidad; hoy se ha convertido en un gesto, en un saludo y poco más.


Hace unos días escuché a una leyenda urbana viva con toda su lucidez. A sus 87 años Johan Galtung dio una conferencia convencido en su discurso lleno de teorías y experiencias sobre la mediación en conflictos Internacionales de lo que es un experto, habiendo resuelto muchos de ellos. Estés de acuerdo ó no en todo lo que dice, da igual si lo que se admira es el empeño en dedicar una vida para encontrar puentes de entendimiento entre partes en conflicto.

Galtung, Premio Nobel de la Paz Alternativo en 1987, es el padre de la investigación académica de la paz, fundador de prestigiosas organizaciones como la International Peace Research Oslo ó el Journal of Peace Research, sigue trabajando en Transcend, red global por la paz, el desarrollo y el medio ambiente fundado junto con su mujer Fumiko Nishimura en 1993. Es autor de casi 200 libros y tiene publicados cerca de 2.000 artículos académicos.

Galtung se define así mismo como un visionario. Pronóstico con mucha antelación la caída del muro de Berlín y la desaparición de la URSS. Ahora manifiesta que está cerca el final del Imperio de EEUU y que esta debilidad puede llevarnos a una guerra a nivel mundial. Existió el Imperio español, después el inglés, le sustituyó el de EEUU y ahora visualiza ya un nuevo imperio, esta vez asiático: China.

Para España visualiza un futuro incierto y un distinto modelo territorial de Estado. Al referirse a Cataluña manifiesta que hay una negociación en ciernes donde habrá que ceder un alto porcentaje, no puede ganar siempre el mismo al referirse al Gobierno. Vaticina que España lleva camino de convertirse en un Estado Federal con 6 Estados: Cataluña, País Vasco, Galicia, Castilla, Andalucía, Baleares y Canarias. Modelo complejo, tanto que el PSOE – dice - no sabe cómo hacerlo.  A su vez afirma que ve a una Andalucía muy musulmana donde la mayor parte de sus habitantes hablará el árabe. Ya ocurre esto - manifiesta - en pueblos andaluces pequeños en los que la mayor parte de la población son jornaleros marroquíes que trabajan en el campo. Estas situaciones traerán conflictos que habrá que resolver, otra vez, mediante la mediación.

Galtung manifiesta que tiene una fórmula para conseguir la paz. “hacen falta cuatro cosas: Paz es igual a Equidad multiplicada por Armonía ó Empatía y dividida por trauma por conflicto. Equidad como cooperación en beneficio propio e igual; Armonía ó Empatía es sentir la alegría y también el duelo y sufrimiento del otro. Hay que entender cómo los otros ven la situación; Hay que tener en cuenta los traumas derivados de la violencia; por último conflicto, que no equivale a violencia. Un conflicto es una incompatibilidad de objetivos. Yo quiero algo y tú quieres algo y no vemos cómo podemos obtenerlo ambos. Con los traumas y con los conflictos hay que hacer algo. En el caso de los traumas se llama conciliación. En los conflictos se llama solución. Entonces debemos construir equidad, empatía, conciliación y solución. El problema es entender cómo hacerlo, y esto se consigue en un fin de semana”.

Galtung afirma que “si quieres evitar la violencia hay que identificar el conflicto y tratar de resolverlo. Para mediar, lo primero hay que hablar con todos y hay que entender lo que dicen”.

Galtung dio esta conferencia en un acto organizado por el Rotary Club de Alfaz del Pi Internacional del Distrito 2203 de Rotary ante un concurrido público atento y admirador a toda una vida entregada a una causa: mediar, proponer soluciones y poner las bases para resolver conflictos.

Rotary Internacional apuesta por la paz desde su organización a través de la Fundación Rotaria financiando 100 becas pro paz anuales para profesionales a los que se les forma en diversas Universidades del mundo para ser líderes del mañana en la resolución y prevención de conflictos locales, nacionales e internacionales.


Este artículo ha sido publicado con anterioridad en mi columna de opinión del periódico Alicante Press. 

No hay comentarios:

Un astronauta en la catedral de Salamanca

Callejeando por la monumental Salamanca, admiramos sus edificios de noble fábrica, Patrimonio de la Humanidad con el resto de su casco a...

entradas populares