lunes, 19 de marzo de 2018

San José y el día del Padre





Hoy ha sido un día especial. Lo primero acordándome de mi padre. Marchó a su eterna travesía pero lo tengo presente cada día que pasa. Recuerdo sus enseñanzas que, junto con mi madre, nos inculcaron desde niños con una premisa: la tolerancia del prójimo por encima de todo y sobre todo y con esto crecimos y así vivimos. 













Y me acuerdo de Pepe, mi suegro, que también marchó. Un bonachón de la cabeza a los pies, amante de su jardín aunque cayeran chuzos del cielo o ardientes rayos de sol, no había escusa para dejar de cuidar con cariño sus limoneros ó sus rosas, con el mismo ahínco que hizo con su familia. 

También ha sido un día especial para mí. Mi mujer, siempre tan atenta, y mi hijo (mi hija está estudiando en Bruselas) me han dado una sorpresa y me han hecho un regalo por el día del Padre que no esperaba. Aunque el mejor regalo de todos es estar juntos.









Hoy es el santo de mi madre por la festividad de San José. María José es su nombre. Es mi consejera para tantas cosas de la vida cotidiana. Y de la no cotidiana. Tan viajada, tan leída, tan vivida por ella misma que tanto sabe de los quehaceres de la vida, sus consejos valen por más de uno, por dos o por diez. En el día de su santo la mejor forma de celebrarlo es rodeado de sus hijos. Y así ha sido. 


En el restaurante e instalaciones del Club Náutico de Campello. Cerca del mar y de su brisa, hoy un poco rizado por el viento y picoteado por una lluvia escasa de medio día. Desde la terraza de este Club Náutico, como desde una atalaya, se disfruta de un paisaje de tierra y de mar. La torre vigía, símbolo de esta población, los baños de la Reina, el puerto deportivo, la playa, el pueblo, … Un horizonte donde en los días luminosos muchas veces se confunde el mar con el cielo.

Al final de la tarde, un extraordinario concierto del Cuarteto Casals en el Teatro Principal de Alicante organizado por la Sociedad de Conciertos de Alicante. Beethoven y Vivaldi han sido las partituras que han tocado con maestría. Está reconocido como uno de los Cuartetos de cuerda más importantes de su generación, invitado con regularidad a los festivales y ciclos de conciertos más prestigiosos del mundo. 


Y la lluvia ha hecho presencia esta noche. Y de que manera, torrencialmente. Para no privarnos de nada en un día perfecto.

No hay comentarios:

Un astronauta en la catedral de Salamanca

Callejeando por la monumental Salamanca, admiramos sus edificios de noble fábrica, Patrimonio de la Humanidad con el resto de su casco a...

entradas populares