un faro, un hotel

 

Si se aprueba en el Parlamento español, muy pronto dejaremos de ver los faros casi abandonados, sólo custodiados por un ordenador que da órdenes al haz luminoso que todas las noches guía a los barcos en alta mar. Sólo visitados por un farero que ya no vive entre sus muros, que sólo lo visita para supervisar el buen funcionamiento del sistema de luces automatizado.

FARO DE ÁGUILASFaro de Águilas (Murcia)

Porque son ya muy pocos, unos 40, los fareros – oficialmente llamados Técnicos de Sistema de Ayuda a la Navegación - que aún viven de esta profesión en España. Que aún tienen la suerte de contemplar el mar desde las altas torres de los faros, que aún les desvelan las tempestuosas noches de tormenta, que aún salvan vidas con el haz luminoso de su faro. Que cuando el amanecer da la bienvenida al nuevo día les sorprende mirando por su ventana, quizá a unos 200 metros sobre el nivel del mar, quizá tan cerca que las gotas traviesas de las olas les moja la cara al tropezar con la orilla.

FARO DEL CABO LA NAO Faro del Cabo La Nao (Jávea)

Una nueva ley, promovida por el actual Gobierno español, plantea una nueva manera de proteger el rico patrimonio inmobiliario de los faros: convertirlos en hoteles, albergues, restaurantes, centros de interpretación, museos. Con un fin muy claro: su conservación. Sin ceder el dominio público, sin vender la propiedad a empresas privadas. Sólo mediante concesión para su uso y disfrute.

FARO DEL CABO LA HUERTA EN ALICANTE Faro del Cabo la Huerta y bahía de Alicante

En el Congreso se debate la Ley de Puertos. El PSOE, partido del actual Gobierno, ha presentado una enmienda para flexibilizar la conversión de los faros en instalaciones culturales, restaurantes y hoteles. Porque teniendo estas edificaciones un espacio reducido lo que se pretende es que sean instalaciones hoteleras de encanto. Ya lo preveía la Ley del 2003, pero ha tenido poca repercusión desde entonces porque esta es muy restrictiva en cuanto a los permisos y cómo concederlos. Sólo el 25 % de los 187 faros que hay en España tienen otro uso además de las funciones del faro, siempre que la luz de este no se entorpezca con otras actividades.

P1080585 Faro de Trafalgar (Cádiz)

Lo que se discute ahora en el Congreso es que si el faro está pegado al mar, es el Consejo de Ministros quien podrá levantar la prohibición de instalaciones hoteleras que pudieran favorecer el desarrollo de actividades culturales. Y si el faro está a más de 20 ó 100 metros del mar, dependiendo de que el terreno sea urbano ó no lo fuese en 1988 cuando entró en vigor la Ley de Costas, será el Ministro de Fomento (no el Consejo de Ministros como ocurre ahora) quien autorice directamente estas instalaciones

P1230362 Faro de la Isla de Tabarca (Alicante)

Será un complicado proceso en donde se tienen que involucrar Ayuntamientos, Comunidades Autónomas y el Gobierno, con la Dirección de Costas y Medio Ambiente. Todos están obligados a entenderse. Mientras se respeten las edificaciones de los faros e instalaciones colindantes y su entono natural, creo que es una buena iniciativa porque los edificios que no se habitan se caen. Y es lo que se quiere evitar. ¿Para cuando una instalación hotelera de encanto en el Faro de la Isla de Tabarca en Alicante?. Muy pronto lo sabremos.

Comentarios

Marisa ha dicho que…
Hola Pascual, siempre me han gustado los faros, son muy cinematográficos, seguro que todos tenemos en nuestra retina recuerdos de películas donde salen faros, tienen un encanto mágico, y también imaginamos a los fareros, hombres solitarios, con mucha vida interior, forjados por la cercanía al mar, qué pena si desaparecen.
Marisa.
El Viajero virtual ha dicho que…
Ya hay en Europa algunos faros transformados en hoteles, creo que es una idea magnífica. Un privilegio ver salir y ponerse el sol sin que nada te lo impida, oir las olas del mar...
Saludos
Pascual ha dicho que…
Los faros me producen una atracción especial. Y esta también la hemos visto reflejada en la literatura y en el cine.

Marisa, lo que se pretende con esta Ley es conservar los faros. Que la empresa privada, mediante una concesión para el uso y disfrute del faro, realice en él una actividad empresarial con el compromiso de mantener las instalaciones. Es más discutible que en los faros de interior se puedan construir otras edificaciones, supongo que respetando lo que ya hay.

Es cierto, Viajero Virtual, que esta idea no es original de nuestros legisladores y que en otros países ya se usan faros como hoteles. Es una buena idea que espero se materialice en nuevas iniciativas e instalaciones para el uso colectivo. ¿Para cuando uno en el de Tabarca?.

Saludos.

Entradas populares de este blog

Alicante, la millor terra del món

40 años de democracia española

Españoles en Argelia, historia de una emigración