domingo, 12 de diciembre de 2010

Ricardo Regalado Pareja: te recordaremos siempre

 

La esperanza es lo último que se pierde, pero el viernes se me rompió en mil pedazos, como un cristal al golpearse contra el suelo, cuando me enteré que Ricardo Regalado Pareja se ha ido para siempre después de una larga enfermedad. Pero no se han marchado con él sus recuerdos. Su ilusión, su entusiasmo, su cariño por la familia, por sus amigos. Su profesionalidad, sus buenas maneras, su dedicación. Su tesón, su fuerza, su lucha de los últimos meses. No se han marchado con él. Permanece y permanecerá siempre entre nosotros.

2010-12-18_IMG_2010-12-11_01.16.48__S1001.jpg[1]

Estudió Medicina por vocación, destacando en los estudios. Licenciado en Medicina en 1989 en la Universidad de Alicante con Premio Extraordinario Fin de Carrera. Especialista en Urología. Ejerció su profesión en la Fundación Puigvert  en Barcelona, en el equipo de Urología del Hospital Clínico San Juan, como Jefe del Servicio de Urología en el Hospital San Jaime de Torrevieja, así como Director del Instituto Mediterráneo de Urología en Alicante. Con esta dedicación profesional aún tuvo tiempo para dedicarlo en favor de los más desfavorecidos, colaborando activamente con la Fundación Vicente Ferrer.

En la homilía, durante el funeral, el Jesuita Pedro Vera nos ha manifestado que en estos duros momentos hay dos palabras que nos reconfortan. Gratitud y Consuelo. Gratitud de haber disfrutado la vida cerca de Ricardo. Consuelo por compartir estos duros momentos con familiares, amigos, conocidos. Consuelo para los que tienen fe porque Ricardo se habrá encontrado ya con Dios. Consuelo porque Dios “enjuagará las lágrimas del mundo”, como manifiesta Isaías, y enjuaga también las nuestras.

41670_1377967200_3559_n[1]

Pero es inevitable que se produzcan muchas preguntas, se manifiesten muchos por qué. Ricardo ha partido con 45 años, entusiasmado con su profesión y los nuevos adelantos. Ilusionado con su recuperación, ha luchado conscientemente hasta el final. En los últimos días era él el que animaba con sus gestos, con sus palabras, a sus familiares y amigos. Su hermano Rafa, entre ellos, cariñoso, vigilante, cercano, aferrándose a una posibilidad y a la vida que se le escapaba a su hermano Ricardo por momentos, como volvía a la esperanza para ilusionarse juntos.

Como nos ha dicho emocionado Ricardo Regalado, padre, con palabras entrecortadas al final del funeral, Ricardo te recordaremos siempre.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola,
No tuve la posibilidad de conocerte porque nuestros mayores nos la negaron. Según he podido leer eras una buena persona.
Os acompaño en el sentimiento.
Un abrazo.
Eva Martínez Pareja

Anónimo dijo...

La pérdida de Ricardo ha sido un duro golpe para todos los que le queríamos. Quererle era fácil. No he conocido a nadie con su fuerza y su generosidad, con tanto que dar a los amigos. Cuando él aparecía todo se iluminaba a su alrededor. Va a ser muy difícil prescindir de su compañía. Como consuelo nos quedan los maravillosos momentos vividos junto a él. Personalmente me quitan a uno de mis puntales, uno de los básicos, por lo tanto me quedo ya tocado para siempre. Era un profesional de la medicina muy respetado y entregado por completo, tanto desde el punto vista científico, como técnico y humano. Como persona era un auténtico sabio en cuestiones de la vida. Había leído, viajado, conversado y meditado mucho. Una personalidad rica y elaborada en todos los aspectos, enriquecedora para los que tuvimos la suerte de ser sus amigos. La capacidad de luchar contra la adversidad ha sido también un ejemplo para todos nosotros estos años atrás. Ricardo, te voy a echar mucho de menos, amigo.
Paco Sánchez-Martín.

Anónimo dijo...

Las cosas que más satisfacción dan en el nivel profesional no suelen estar relacionadas con el dinero. Conocí a Ricardo poco tiempo y fue porque le dí varias sesiones de un Master en la UPV. Precisamente el ejemplo de verlo asistir a mis sesiones aun estando enfermo con todo su entusiasmo y energía ha sido una experiencia muy gratificante como docente. Esto fue en el 2009. Recuerdo que un amigo suyo, Antonio, me comentó que Ricardo venía desde Alicante a Valencia con Chofer (por su enfermedad) a escuchar mis sesiones. Lo conocí poco pero siento mucho su fallecimento.Se notaba que era una persona cercana e interesada por los temas humanos. Si realmente mis sesiones contribuyeron en algo a su bienestar, mi labor docente cobra todo su sentido. Hasta siempre Ricardo. Esperanza Suarez Ruz

Anónimo dijo...

Ricardo era especial, buena persona y un profesional como la copa de un pino. Te queremos.

Anónimo dijo...

Hola amigo, ayer fui al hospital, te aseguro que casi le pregunto a una de tus enfermeras por ti, aun mire a la puerta de tu consulta esperando que salieses a darme ese beso junto con el abrazo que siempre compartiamos, solo quiero que sepas que (aunque se que desde donde estes me ves), siempre estas en mis oraciones. Por aqui todo sigue parecido, y nada suple tu ausencia, sigo un poco enfadado contigo, por haberte ido tan pronto, pero por algo seria, solo te pido que nos cuides desde las alturas, por que te seguimos necesitando. Un abrazo AMIGO.

La chica de la polio. In memorian

Desde que te conocí supe de tu dedicación desinteresada al servicio a los demás. No puedo negar que te envidiaba, con esa envidia sana por ...

entradas populares