viernes, 14 de marzo de 2008

Gata de Gorgos !

Pueblo de unos cinco mil habitantes. Al norte de Benisa. Al sur de Jávea, por el interior. Entre las sierras del Castell de la Solana y la de Castellar. Al sureste de la comarca de la Marina Alta. En la provincia de Alicante. A 78 metros de altitud sobre el nivel del mar. A unos 10 km de las primeras playas. Es Gata de Gorgos.

Sus primeros pobladores buscaron la cercanía de las aguas del río Gorgos, que atraviesa el término municipal, para construir sus casas. Entonces, un río caudaloso. Hoy es una rambla seca. El río irrumpe sin permiso en la vida de los aldeanos cuando baja violento los días de riada con lluvia torrencial en busca de Jávea y el mar.

Por esta rambla, por esta garganta, este pueblo se llama Gata. En lengua ibérica significa oquedad, agujero, en relación con el desfiladero por donde discurre el río.








Los orígenes del pueblo están allá por el año 1.023. Entonces aquí se desarrollaba la explotación de una alquería mora dependiente de la Taifa de Denia. En 1.025 el rey Jaime I conquista estas tierras expulsando a los musulmanes y cristianizando a sus pobladores. En 1535 Gata se independizó del municipio de Denia. De este mismo año es su iglesia.

Campos de almendros, de olivos, de algarrobos. Campos donde las vides crecen generosas, donde con la uva moscatel se elabora un sabroso licor conocido con el nombre de mistela.

Los rius raus perviven al tiempo en las huertas. Construcciones rústicas. Paredes encaladas. Piedra de tosca. Arcos que se recortan sobre el paisaje. Los sequers, donde se secan las pasas. Ya lo hacían los musulmanes, quienes las envolvían en pámpanas ú hojas de vid y las vendían dentro de cestos de palma blanca. Desde entonces, otra actividad que aún perdura. La elaboración de cestas, alpargatas, sombreros, sillas, muebles, … con esparto, con mimbre, con caña, de palmito.

No hay mejor manera para conocer un pueblo que recorriendo sus calles. Observar sus casas. Sus puertas. Sus ventanas. Sus costumbres. Las miradas de las ancianas detrás de los visillos. Las inquietudes de los mayores, la indiferencia de los niños, a tu paso. El olor a pan recién hecho. El silencio del medio día cuando todos comen, otros duermen y pocos trabajan.









Por las calles llego al parc de la Font del Riu y el parc del Arrabal, en el margen izquierdo del río Gorgos. Otra vez el río. Jardí d´escultures contemporánies acompañan a enormes troncos de olivos y algarrobos. Troncos con formas caprichosas compiten con las esculturas el interés del visitante.















Con las primeras horas de la tarde el pueblo recupera la vida. Padres que recogen a sus hijos en el colegio. Se abren los comercios. Se anima el tránsito de vehículos y de personas. Y Gata se convierte en un bazar. En las orillas de la carretera general, hoy llamada avenida de la Marina Alta, los tenderos sacan a la calle artículos de mimbre, de esparto, de caña, de palma. Cestos, sombreros, lámparas. Anticuarios de otras latitudes, que se han afincado en estas tierras, abren de par en par las puertas de sus establecimientos invitando a entrar. Bodegas que enseñan sus entrañas para dejar ver sus barriles y sus botellas desde la calle. Aromas a vinos dulces. Colmados con cestos de naranjas y frascos de miel en la puerta, como reclamo. Guitarras colgando de la fachada de una tienda de instrumentos musicales de madera. Sillones de mimbre en la acera. Sillas de todos los colores.

A pocos kilómetros del pueblo, el lavadero municipal en el Paratje de la Rana (ver en este blog mi artículo del 3 febrero 2008 sobre este paratje). Muy cerca, otros rincones que visitar. El pozo del tío Mariano, junto a un frondoso bosque de pinos. La font de la Mata, junto a restos de asentamientos musulmanes. Olivos, algarrobos, eucaliptos centenarios. Las sierras del Castell de la Solana y la de Castellar.

Precio a nuestro paseo, nos refugiamos bajo un techo de vigas de madera. El olor de los fogones. La tranquilidad que nos dan estos muros. En el café-bar La Tosca. Hoy comemos a menú. Muchos platos a elegir. Disfrutamos. Faves. Pollo con pasas al horno. Tarta de chocolate. Encontramos el sosiego necesario cuchara en mano durante la tertulia. Corre el día. Corren las horas de la tarde, mientras unos niños corretean por un pequeño patio donde en verano ponen otras mesas. Junto a un antiguo pozo. Junto a una pequeña fuente. Donde los atardeceres se alargan hasta la madrugada. Pero hemos de partir, con el recuerdo de las viandas, con el último sorbo de mistela, con el susurro de la fuente.












10 comentarios:

paskki dijo...

El café-bar La Tosca está en la Avenida Marina Alta, nº 97, la carretra general que cruza Gata de Gorgos, teléfono 966. 454. 148. Negocio familiar. Trato amable. Buenas viandas.

Dharma_dn dijo...

Me ha gustado mucho su blog... enhorabuena la verdad...

yo he estado por Javea y puedo decir que es increible... gracias por recordarnos las joyas que guardan nuestros pueblos...

le añado en mis webs y blogs favoritos OK?


* Un saludo

paskki dijo...

Me alegro que te guste. Eres bienvenid@. Considérate en tu casa. En esta casa de todos que es internet y los blogs. Blogs en donde contamos experiencias y sensaciones de nuestros pueblos, de sus historias, de sus secretos; de nuestras montañas, de sus vaguadas, de sus senderos, de sus fuentes; de nuestras costumbres.

Un saludo.

Randolo dijo...

Muy descriptivo. Te ha salido fenómeno el post. Enhorabuena. Me asombra tu prolificidad.

Anónimo dijo...

Hola, Paskki:
Sóc Miguel Vives, cronista oficial de Gata de Gorgos. Compartim espai de blog a "Alicantevivo". Encara que no ens coneguem personalment físicament, sí pels escrits. Esplèndid reportatge el fet a Gata. Et felicite i anime, perquè encara se li pot afegir més coses, com pujar al Calvari i disfrutar d´aquell espai o la mateixa Font de la Mata. Espere que en altra ocasió ho faces.

paskki dijo...

Hola, MIguel. Sigo tus escrito en Alicante Vivo con mucho interés. Y sí, en Gata me quedan algunas asignaturas pendientes que contar. Pero todo se andará.

Un abrazo.

persa dijo...

Paskki sóc fora del meu poble moltes gràcies per dedicar-li temps i paciència. M'ha fet recordar carrers, paisatges que de tant en tant m'alegra.

Anónimo dijo...

Hola¡ Soy una seguidora de "sosegaos". Esta semana he tenido la oportunidad de visitsr Gata y la verdad quede muy satisfecha de su pueblo y de la recomendacion del Restaurante La Tosca, una comida casera que hacia mucho tiempo que no degustaba y porsupuesto el moscatel , excelente . Un saludo

Restaurante La Tosca dijo...

Buenas noches gente de sosegaos, acabo de crear el blog http://latoscagatadegorgos.blogspot.com/.

Os invito a todos a conocer el restaurante La Tosca, visitado por algunos de ustedes, y me alegro que os haya gustado.

Espero dar a conocer este restaurante familiar por todo internet.

Saludos

Anónimo dijo...

!!

hola!! chao

La chica de la polio. In memorian

Desde que te conocí supe de tu dedicación desinteresada al servicio a los demás. No puedo negar que te envidiaba, con esa envidia sana por ...

entradas populares