Ca Rafael en Benimantell

Como otras poblaciones de esta comarca de la Marina Baja, en la provincia de Alicante, los orígenes de Benimantell se deben a que fue una alquería musulmana. Luego pasó a manos cristianas. Hasta nuestros días. Por su nombre, por la organización de sus campos en terrazas, por la distribución de las calles del pueblo, … recuerdan su pasado musulmán.


Hoy el turismo rural ha dado nueva vida a estas tierras. Tierras de secano. Olivos. Almendros. Tierras que casi se despoblaron al buscar algunos de sus habitantes nuevas oportunidades en la ciudad. Muchos de ellos han vuelto añorando sus terruños. Con ellos, nuevos forasteros. Hay caras nuevas. Estas tierras están siendo invadidas silenciosamente con personas de otras latitudes. Otros cabellos. Otras lenguas.

Pueblos como Benimantell, Benifato, Beniardá, Confrides, Guadalest, Polop, … se aferran a sus costumbres. Guardan su pasado como oro en paño y viven su presente y su futuro con el respeto a su propia identidad.




Con las costumbres, la herencia gastronómica. Olleta de blat. El arroz caldoso amb Fesols, Penques y naps, arroz de la montaña, arroz al horno, … Estas son, también, las especialidades en Ca Rafael, restaurante de Benimantell, situado en el margen izquierdo de la carretera en dirección a Alcoy, donde antes estaba el Mesón Aitana. Rafael Sales, su propietario, nos da la bienvenida al franquear la puerta del establecimiento. De carácter amable, se hace pronto con los niños. Una vez aposentados en nuestra mesa, redonda como deben ser las mesas, nos comenta cuáles son sus especialidades y nos da algunas recomendaciones. Nos dejamos guiar. Primero serán unas entradas. Setas de Chopo. Gambas con camisa de hojaldre. Verdura rebozada y frita. Carpacho de foiá con confitura de pera. Exquisitos. Sorbete de limón. Como plato fuerte, Carlos toma su habitual sopa de pollo con fideos. Myriam y Paqui eligen el arroz, que comemos los tres. Arroz con gambas, ajetes y chopitos. No dejamos ningún grano. Cerveza. Repostería casera. Flan de café. Tarta de higos. Mandarinas para Myriam. Helado de Pokemon para Carlos. Cortado. Licor de plantas aromáticas: romero, tomillo, … , anís. Los cuatro, 90,60.- euros. Quizá un nuevo lugar de culto en la restauración de la montaña. Como lugar ideal para alargar las tardes con una tertulia. Bajo las vigas de madera, junto a la chimenea, recordando escenas en blanco y negro que cuelgan de las paredes y que nuestra memoria nos las devuelve desde nuestra niñez cuando Guadalest era un pueblecillo visitado, pero no tan masificado como ahora. Cuando la carretera comarcal tenía menos tránsito. Cuando Benimantell era más pequeño, apiñándose sus casas unifamiliares alrededor de la iglesia, sin edificios de pisos como ahora, a la orilla de la carretera.



















El día está gris y tristón. Después de comer damos una vuelta por Benimantell. Calles limpias. Calles silenciosas. Calles estrechas por donde sólo pasa un coche, si pasa. En el Carrer Major, un colmado. Atraídos por agradables olores entramos. Compramos lo que será nuestra merienda. Esparteros: huevos, azúcar, leche, aceite, harina, unos minutos de horno, espolvoreados de canela, hecho por Productos Llorens en Beniardá. Como un bollo alargado. Muy recomendable. En el Carrer del Barranc están jugando a la pilota. Castells de Castells contra Benimantell. Una gran fuente de 1944 es una espectadora más, pendiente de sus carreras. Pendiente de sus esfuerzos. Pendiente de la rivalidad, esperando el resultado. Preparada para el aplauso al ganador y el consuelo al perdedor. Lo importante es participar.



















Calles que suben, calles que bajan. Un poco de desorden urbanístico, pero esto es uno de sus encantos. Suenan las campanas de la iglesia que marcan las cinco de la tarde. Casas con personalidad. Ventanas y ventanucos. Tejas pardas que dibujan el horizonte. Escalones en la calle. Macetas en el suelo con las primeras flores de la primavera. Regresamos. No levanta la bruma, ni lo hará ya en todo el día.

Comentarios

paskki ha dicho que…
Restaurante - Mesón Ca Rafael, sito en la carretera de Alcoy, nº 17, en Benimantell, teléfono 965.885.165. El propietario se llama Rafael Sales.
Anónimo ha dicho que…
En Alicante ciudad a los Esparteros les llaman Bartolos ó Pepas, aunque las Pepas están rellenas de crema. Esparteros, Bertolos ó Pepas, a disfrutar que son dos días y están buenísimos.

Francisca.
Anónimo ha dicho que…
¡Y felicidades por el blog!. Disfruto con tus narraciones.

Francisca.
Anónimo ha dicho que…
Felicidades por el reportaje. Iré a Ca Rafael a comer y te lo contaré. Un saludo.
paskki ha dicho que…
La verdad es que disfrutamos comiendo. Tanto que mi hija, a quien le encantó sobre todo el foia, nos dijo al marcharnos que cuando vayamos de nuevo a Benimantell quiere que volvamos a Ca Rafael. Y volveremos.
Anónimo ha dicho que…
Me han impresionado mucho las fotos, que en cierta manera, me devuelven a tiempos pasados de mi juventud cuando las calles del pueblo donde pasaba el verano tenian el mismo sabor. En cuanto al meson, creo que por lo que cuentas es digno de visitarlo, quizas lo hagamos proximamente. Me gustaria rebautizar el plato de foie como "virutas de foie.." en vez de "carpaccio". Al parecer fue en el Harry's Bar de Venecia en los 50 donde Giuseppe Cipriani concibio un plato de solomillo de ternera cruda cortado en laminas muy finas y servido con mayonesa y zumo de limon, especialmente dedicado para una dama, Amalia Nani Mocenigo, que sufria de anemia y por lo tanto se le habia prescrito una dieta rica en carne. Giuseppe bautizo su plato con el nombre de Carpaccio en honor de Vittore Carpaccio, famoso pintor que era conocido por el uso de rojos brillantes tal y como lucia su creacion culinaria. Estoy convencido que Rafael Sales estara de acuerdo.
Un abrazo
Cuchillero
paskki ha dicho que…
Muy ilustrado tu comentario, Cuchillero. Dicen que todos los días de aprende algo y hoy es uno de ellos. Gracias por acercarte a este blog y contarnos tus impresiones.

Un abrazo.
Anónimo ha dicho que…
Realmente a sido una sorpresa muy agradable el haber comido en ca Rafel,
gracias por haberlo recomendado.
Hemos comido de cine y el trato de Rafa ha sido fabuloso.Lo recomendamos encarecidamente.

Entradas populares de este blog

40 años de democracia española

Alicante, la millor terra del món

Imperator Hispaniae