miércoles, 29 de agosto de 2018

Kofi Annan, la ONU y Rotary



Kofi Annan, Secretario General de la ONU de enero 1997 a diciembre 2006 y Nobel de la Paz en 2001, nos ha dejado pero nos queda su obra y su legado. El sábado 18 de agosto de 2018 falleció en Berna (Suiza). Oriundo de Kumasi en Gandha (1938), diplomático de carrera, dedicó su vida a la ONU donde empezó a destacar en 1962 como funcionario de la Organización Mundial de la Salud.


Fue un líder de la cabeza a los pies y un referente para los miembros de la propia ONU y de todos aquellos a los que sus discursos eran más que palabras y sus acciones fueron más que un titular en los medios de comunicación. Sus mensajes llegaban con facilidad no sólo a mandatarios de los Gobiernos miembros de la ONU, sino también a la gente, por su contenido y por su forma de expresarse en un lenguaje directo.


Las prioridades de Kofi Annan fueron la renovación de la ONU; el reforzamiento de sus acciones encaminadas al desarrollo sostenible; el mantenimiento de la paz y la seguridad internacional; el fomento y la promoción de los derechos humanos; la defensa de los valores universales de igualdad, tolerancia y dignidad humana consagradas en la Carta de Naciones Unidas; la restauración de la favorable opinión pública en la Organización y – como él decía - “acercando las Naciones Unidas a la gente”.

En 2001 fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz por su trabajo al frente de la ONU para hacer de este un mundo mejor y más pacífico. Contribuyó a que fuera el diálogo – y no la guerra – una herramienta imprescindible para conseguir y mantener la paz.

Su legado es inmenso. Impulsó los objetivos del Milenio contra la pobreza; mejorar la educación en los países en desarrollo; fomentar la firma del protocolo de Kioto contra el cambio climático; acciones para salvaguardar el medio ambiente; la creación del fondo mundial para el sida y para la salud para financiar el aumento de gastos de su prevención y tratamiento;…

La relación de Rotary Internacional con la ONU la tiene desde su nacimiento. Rotary tuvo un papel destacado en la constitución de la ONU. Más de 40 rotarios participaron como Asesores, Consultores y Delegados en la Conferencia de la Carta de las Naciones Unidas de 1945. Desde entonces, Rotary cuenta con sede permanente en la ONU y estatus de organización consultiva directa en las áreas económico y social. Por esta estrecha relación Rotary señala en su calendario el “Día de Rotary en la ONU”.



Poco antes de que dejara su cargo como Secretario General de la ONU, aprovechando el “Día de Rotary en la ONU”, el 4 de noviembre de 2006 Kofi Annan resaltó los importantes lazos entre ambas Organizaciones. Este encuentro se celebró en la sede de la ONU en Nueva York al que asistieron Bill Boyd, Presidente de Rotary Internacional de ese año, así como Luís Vicente Gay, Presidente de la Fundación Rotaria, además de 1.200 rotarios y rotaractianos. Kofi Annan dijo que “durante más de 100 años Rotary ha estado a la vanguardia del esfuerzo para mejorar las vidas de las personas en todo el mundo. Y, desde la creación de Naciones Unidas, Rotary ha sido un magnífico socio para nosotros. Vosotros habéis unido fuerzas con nosotros en temas de salud, alfabetización y erradicación de la pobreza. Vosotros habéis trabajado para Naciones Unidas por todo el mundo. Habéis promovido la paz a través de vuestros programas de intercambio.  Y habéis jugado un rol fundamental e histórico en nuestra misión colectiva de erradicar la polio en el mundo.

Rotary está demostrando que pueden convivir en paz personas de diferente procedencia, resaltando las cosas que tienen en común, por encima de aquellas que los diferencian. En esto consiste nuestro trabajo humanitario.

Esta es la última vez que me dirijo a vosotros como Secretario General de las Naciones Unidas, por esto quiero agradeceros en este momento, el magnífico apoyo que me habéis brindado a mí y a la Organización durante los últimos 10 años. Gracias por entender que nos corresponde a todos aprovechar este instrumento indispensable, en interés de las personas para las que está creado. Os deseo que continuéis con éxito en vuestra valiente misión”.






Kofi Annan tenía siempre presente a Rotary. La relación y la colaboración era mutua, hubo muy buena comunicación destacando el liderazgo de Annan con el trabajo de Rotary, organización que une líderes dispersos por el mundo a través de sus clubes rotarios y rotaractianos para intercambiar ideas y pasar a la acción en actividades de servicio a los demás.

En su discurso de despedida como Secretario General de la ONU el 11 de diciembre de 2006, al referirse a los agentes no estatales, Kofi Annan mencionó a Rotary al manifestar que “… los Estados ya no pueden, si es que alguna vez pudieron, hacer frente a los desafíos por sí solos. Cada vez es más necesario conseguir el apoyo de esos otros agentes, tanto en la formulación de estrategias mundiales como en su puesta en práctica, una vez convenidas. Uno de mis principios rectores como Secretario General ha sido conseguir su ayuda para los objetivos de las Naciones Unidas, por ejemplo, mediante el pacto mundial con empresas internacionales, que puse en marcha en 1999, ó en la lucha mundial contra la poliomelitis, que espero que ya esté en su etapa final, gracias a una extraordinaria alianza entre el sistema de las Naciones Unidas, los Centros de los Estados Unidos para el Control y Prevención de Enfermedades y, de manera decisiva, Rotary Internacional”.


Mucho queda por hacer. Pero recordar ahora a Kofi Annan, su gran labor para que este mundo sea mejor y sus palabras de estímulo para los agentes no estatales y, en concreto, para Rotary Internacional, contribuyen a continuar con acciones solidarias para que el esfuerzo y el empeño de muchos produzca buenos resultados y – por ejemplo – se erradique la polio en el mundo para siempre.


No hay comentarios:

colores de Otoño en el Valle de Guadalest

Desde un mirador al borde de la carretera Callosa d´Ensarriá a Guadalest vemos el castillo de esta última población. Cómo escala por...

entradas populares