sábado, 1 de septiembre de 2018

El Giraldilla, velero de Don Juan de Borbón


Una de las aficiones de Don Juan de Borbón, heredadas de su padre el rey Alfonso XIII, fue su amor y su pasión por la mar y la navegación a vela. Uno como el otro navegó allende los mares en diversas embarcaciones.


Después del Saltillo, un velero de 26,25 metros de eslora que le cedió Juan March a Don Juan de Borbón en 1946 para uso y disfrute del Conde de Barcelona desde Cascais (Portugal), un grupo de amigos le regalaron un nuevo velero. Llamado inicialmente Giralda, en recuerdo del buque real que tuvo el rey Alfonso XIII con este nombre, era una "yola" de 15,88 metros de eslora, de dos mástiles, el segundo situado a popa detrás de la rueda del timón, diseñado por Sparkman & Stephens y botado en 1963 en Dinamarca.

Sin embargo, un grupo de monárquicos españoles consideraron que era un velero pequeño para un rey en el exilio por lo que compraron y le regalaron otro más grande y más confortable al que llamaron Giralda (sin diminutivo) y la "yola" de regatas lo llamaron Giraldilla.


Don Juan navegó en el Giraldilla durante los años de 1963 a 1971, posteriormente se lo vendió a Bernardo Arnoso, Manuel Lampique y Rodolfo Bay. Bernardo Arnoso fue compañero inseparable de Don Juan en las travesías en el Saltillo navegando por el Atlántico y por el Mediterráneo.


Después de pasar por varios propietarios, en el 2002 pasa a ser propiedad de la Fundación Hispania de barcos de época. Esta Fundación tiene como buque insignia el Hispania, velero que fue del rey Alfonso XIII. Después de restaurar el Giraldilla en los Arsenales de la Armada en Cartagena, expertos en carpintería de ribera, volvió a participar en regatas por el Mediterráneo a partir de 2004. Con la crisis financiera de hace unos años esta Fundación llegó a un acuerdo en 2010 con la Fundación Isla Ebusitana y se lo traspasó, fundación esta que también tiene barcos de época y que participa en actividades náuticas. La actual propietaria del Giraldilla es María del Valle De la Riva (viuda de Pedro Bores) con base en el Club Náutico Puerto Sherry, apasionada de las regatas de los veleros de época y clásicos.


Como en otras ediciones, el Giraldilla participa de la regata de la XV Copa del Rey Repsol de barcos de Época 2018 en Mahón al mando de Tito Galnares. En la jornada final de hoy tiene a bordo un invitado de excepción, el rey Felipe VI, muy aficionado a la vela como su padre el rey (emérito) Juan Carlos I, siguiendo la tradición familiar de la afición a este deporte.



En esta edición de la Copa del Rey compiten cuarenta y cinco embarcaciones de diez naciones.

No hay comentarios:

colores de Otoño en el Valle de Guadalest

Desde un mirador al borde de la carretera Callosa d´Ensarriá a Guadalest vemos el castillo de esta última población. Cómo escala por...

entradas populares