sábado, 4 de agosto de 2018

En verano todo es posible


Empezar las vacaciones en familia es todo un lujo. Este año todos en casa, ninguno disperso viajando por aqui o por allá. Todos unidos compartiendo el mismo espacio en común pero, eso si, mis hijos organizando sus propias actividades cuando no coincidimos en el tiempo. Es lógico y es normal.

Iniciar las vacaciones rodeados de naturaleza también es algo especial. Palmeras, yucas en flor, pinos, hibiscus alardeando de sus flores, helechos, rosales, ...

Una fuente echando agua hacia el cielo. En su tina, palomas, tórtolas y gorriones beben y se bañan en los días más calurosos. Mientras, las gotas realizan su propia melodía al golpear con el agua que relajan con su sonido las horas de descanso.

Alrededor de la mesa, de tertulia. Temas de actualidad y, sobre todo, de familia devoran las horas. No hay prisas, ni urgencias, ni nada que no pueda esperar a mañana o a pasado mañana ...

Un libro siempre cerca. En papel o en digital por ebook. Una novela o un ensayo que provoca a nuestra imaginación para recorrer mundos lejanos, para descubrir nuevas experiencias, para alcanzar nuevos horizontes.

Un verano que promete, ya les contaré si procede y si a sus protagonistas les parece bien. 

No hay comentarios:

Navegar por el Wolfgansee. Entre Sankt Gilden y Sankt Wolfgang

Navegar por un lugar diferente al que estás habituado siempre es un aliciente, hacerlo en un lago cubierto de nubes y lloviendo sin para...

entradas populares