martes, 29 de marzo de 2011

bergantín goleta Cervantes Saavedra. El Barco.


Cuando un velero de altos mástiles se recorta en el horizonte mi interés despierta mi imaginación y se pregunta qué vientos le han traído a esta costa. Con el trapo desplegado se me atropellan las palabras de admiración, se me amontonan las expresiones de envidia, se agolpan las esperanzas para que un día pueda ser marinero en la cubierta de uno de estos bellos barcos.

Pienso en las singladuras que ha realizado, en su historia, en las personas que han colmado sus sueños navegando con un gran velero como este, incluso en los nombres que ha recibido.

No podía imaginarme que este precioso velero de gran porte, que se recorta en el horizonte, antes fue faro. Sí amigos lectores/as. Aunque parezca curioso, así fue.  Se construyó en 1934  en los astilleros suecos Gotaverken (Goteborg) como buque faro, este a 11 metros de altura. Con 34,90 m. de eslora y 7,20 m. de manga, se le bautizó con el nombre de: Sydostbrotten nº 33. Estuvo navegando en la zona de Sydostbrotten (Suecia) desde 1934 a 1964, cambiando a la zona de Norstromsgrund (Suecia) a partir de 1965 a 1970.

Hasta 1977 estuvo amarrado en el puerto de Estocolmo esperando una nueva oportunidad para atravesar los mares. En este año cambió de propietario que lo adquirió para convertirlo en un velero. En 1978 navegó desde Estocolmo hasta los astilleros lusos de Aveiro donde le realizaron importantes reformas. En 1981 su silueta era otra. Se había convertido en un bello bergantín-goleta de 48,5 m de eslora, 7,8 m de manga y tres mástiles en aparejo mixto con 16 velas. Tiene una tripulación de 16 personas, con 11 camarotes dobles y dos cuádruples.
En 1982 participó en la Regata Cutty Sark. Posteriormente estuvo navegando por los mares del Caribe. En 1984 lo fletó una importante cervecera canadiense para celebrar los 450 años de Quebec. En 1987 fue seleccionado para formar parte de la flota de buques de vela que navegaría a Australia para celebrar los 200 años de la Nueva Australia. Volvió para navegar por el Mediterráneo. Se le llamaba “La Reina del Mar Rojo” cuando en 1994 recorrió este mar en reiteradas ocasiones.



El 1 de Noviembre de 1999 tomó a Málaga (España) como su base. En octubre del 2003 fue nombrado miembro honorífico de la Sucursal Española World Ship Society. Posteriormente ha trabajado para la Universidad Privada Camilo José Cela y la institución educativa SEK (San Estanislao de Kostka), utilizándolo como aula flotante para universitarios. Para conmemorar la travesía que hizo Miguel de Cervantes en la batalla de Lepanto, en 1571, se organizó a bordo un viaje de instrucción en el 2005, llamada “La más alta ocasión”, para recordar a este ilustre personaje de la literatura española, su obra, su época, su vida, sus aventuras, además de recibir formación marinera sobre navegación, astronomía, orientación, ... En el 2006 este velero fue adquirido por la Sociedad Española Amorina, que lo puso a disposición de la Fundación Cervantes Saavedra como buque escuela o de recreo, según los casos.



En octubre de 2008 participó en la salida de la Volvo Oceane Race desde el puerto de Alicante. En noviembre del mismo año se le hicieron varias reformas en los astilleros Armada de Vigo, retocando el mascarón de proa que tiene un gran parecido a la Reina Doña Sofía y la placa de la popa donde son protagonistas Don Quijote y Sancho, personajes de “Don Quijote de la Mancha” de Cervantes.  Y es esta popa una de sus señas de identidad. Alta, redonda, curiosa. En julio de 2009 se le vio por la costa de Ceuta y unos días después estuvo en Melilla, con 25 oficiales reservistas voluntarios de la Armada Española a bordo, como un buque escuela.


  
Y este es el barco que tantos mares ha recorrido y en tantos puertos ha arribado. Este es el velero que tantos nombres ha tenido y en tantas costas ha navegado. Y este barco es hoy, además de toda su historia y todas sus peripecias en el mar, el plató de una serie de televisión con el nombre de “El Barco”, bautizado como el “Estrella Polar”, un buque escuela de ficción, que co-protagoniza con actores de renombre como Juanjo Artero, Mario Casas, Blanca Suárez, Irene Montallá, Iván Massagué, ... Un barco que navega mar adentro para poder grabar escenas donde no hay barcos en el horizonte porque la serie así lo exige. Una velero que navega buscando una esperanza, una tierra que les de el cobijo y el descanso necesario a los hombres y mujeres de la mar.


Para más información visita: 

LAS FOTOS DE ESTE ARTÍCULO ESTÁN HECHAS Y SON PROPIEDAD DEL AUTOR DE ESTE BLOG.

1 comentario:

Anónimo dijo...

yo tuve la gran fortuna de ser uno de los tripulantes del Amorina (ahora Cervantes Saavedra) en su singladura a Lepanto, nunca fui buena para expresar lo que viví con palabras, por lo tanto, no podré contároslo pero cada día lo recuerdo y recuerdo ese mar, en el que como en la serie, aveces no había nada más que nosotros...

La chica de la polio. In memorian

Desde que te conocí supe de tu dedicación desinteresada al servicio a los demás. No puedo negar que te envidiaba, con esa envidia sana por ...

entradas populares