castillo de Perputxent (Lorcha)

Sus muros guardan un tesoro. El de su historia. También el de su leyenda. El de sus glorias. También, el de sus dramas. Incluso el de sus instantes, esos momentos anónimos que no son protagonistas de nada pero que existen y forman parte de un acontecimiento.

Los lienzos de las murallas acogen este tesoro en silencio. Lejos quedan los recuerdos y su protagonismo en este valle. Lejos los gritos de la batalla. Lejos, los honores por la victoria. Pero sus piedras siguen visibles después de tanto tiempo desde su fundación. Sus piedras se resisten a pasar desapercibidos. A que se les olviden. A que se conviertan tan sólo en un puñado de tierra.


Es el castillo de Perputxent. Está situado junto a la sierra de Benicadell, en el término municipal de Lorcha (provincia de Alicante). Por el norte, se encuentra la sierra de la Solana. Desde esta atalaya, su guarnición vigilaba y defendía este paso obligado entre el mar y la serranía. Desde Oliva, por el estrecho de la Safor, en dirección a Alcoy. Con el río Serpis a sus pies.

Este lugar tan estratégico fue ambicionado por muchos. Parece que los primeros en interesarse fueron los Romanos. Y por supuesto, Moros y Cristianos. Fueron los moros los primeros en construir un castillo en este lugar, castillo conocido por Hisn Burbudjan. El famoso y sanguinario árabe de los ojos azules, Al-Azaq, vivió entre estos muros. Después de la rebelión que protagonizó contra los cristianos del entonces Reino de Aragón, a quienes debía vasallaje por un pacto de 1254, esta fortaleza fue destruida.



En 1269, con la expulsión de los moros a su tierra de origen en el norte de Africa, el rey Jaime I cedió el castillo y la villa (Lorcha), que nació a sus pies, a Gil Garcés de Azagra. Posteriormente estuvo en manos de Arnau de Romaní, quien en 1288 cedió a la Orden del Temple (Templarios). Aunque el origen de esta Orden fue Jerusalén y nació para proteger a los peregrinos que acudían a los santos lugares, con el tiempo aglutinaron un inmenso poder económico que despertó las envidias de muchos gobernantes. Tanto que el rey Felipe IV de Francia, en 1307, con el apoyo del Papa Clemente V, apresó a sus componentes y se apropió de sus propiedades y riquezas, consiguiendo que este Papa disolviera esta Orden en 1312. Inicialmente, algunos de sus miembros se refugiaron en los reinos de la península ibérica y, aunque Jaime I los defendió, finalmente también fueron perseguidos en los reinos de Castilla y de Aragón. En 1319 sus bienes,villas, castillos y fortalezas pasaron a formar parte de la Orden de Montesa.


Sello de los Caballeros Templarios, con su imagen de dos caballeros subidos en un caballo, símbolo de su inicial pobreza. El texto está escrito en caracteres griegos y latinos Sigillum Militum Xpisti: que significa "El sello de los soldados de Cristo".


Fueron estas Ordenes Militares las que levantaron el nuevo castillo, con diferencias claras entre el castillo musulmán y el cristiano. El musulmán tenía dos recintos y un aljibe, sin destacar ninguno de sus edificios. El cristiano se construyó con una gran torre y diversas dependencias.

Actualmente, este castillo está en un estado de conservación lamentable. Merece la atención de sus propietarios. Desde la administración pública se ha organizado su protección a través de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español y la declaración como Bien de Interés Cultural (BIC).



Desde la antigua estación de ferrocarril de Lorcha, junto a la senda de la vía verde que camina junto al río Serpis, una señal de madera marca la dirección de un sendero. El que serpentea el cerro donde se encuentra el castillo. En un ascenso cómodo puedes acercarte a sus murallas. Piedras que respiran el orgullo de una vida tan fructífera pero el desconsuelo de su estado actual. Piedras que gritarían, si pudieran, para que sus propietarios consolidaran sus muros y su torre.

Comentarios

randolo ha dicho que…
Me ha gustado mucho este post. Te voy a hacer una sugerencia. Debido a la riqueza de nuestra provincia en castillos, muchos han escrito libros sobre el tema. Haz un blog de castillos, con recorrido de acceso y estado actual.
paskki ha dicho que…
Acepto el testigo. Puedes ver que este mes he narrado varios de estos castillos y tengo previsto hacerlo de otros. Incluso de fuera de nuestras fronteras. Pero no voy a hacer otro blog, sino que con la etiqueta Castillos los incluyo en este blog de sosegaos. La mayor parte de estos se encuentran en parajes que invitan al sosiego. Gracias por tu sugerencia, amigo Randolo. Un abrazo.
Anónimo ha dicho que…
EN EL PERIODICO INFORMACION DE ALICANTE DE AYER SE PUBLICO LA NOTICIA DE LA INMINENTE ADQUISICION DE ESTE CASTILLO POR LA DIPUTACION DE ALICANTE. POSTERIORMENTE, SE PROCEDERA A SU RECONSTRUCCION. ESPERO QUE LLEGEN ATIEMPO Y EVITEN QUE SE CAIGAN LAS MURALLAS DEBIDO A SU LAMENTABLE ESTADO. FELICIDADES POR EL ARTICULO. SALUODS.
Anónimo ha dicho que…
En un periódico que no conocía www.alacantdigital.com confirman de fuentes oficiales que hoy se ha adquirido. Ahora falta su rehabilitación y puesta en valor.

Entradas populares de este blog

40 años de democracia española

Alicante, la millor terra del món

Imperator Hispaniae