Torres de vigía y de defensa: La Illeta de Campello

Desde la Torre de la Horadada por el sur a El Palmar en Denia por el norte, la provincia de Alicante tuvo 37 torres de vigía y defensa. Vigilantes de las velas de las embarcaciones enemigas que se recortaban en el mar. Avisando del peligro de un ataque mediante señales de humo durante el día, con luminarias durante la noche. Defendiendo a las poblaciones de esta costa mediterránea. Quince se han perdido para siempre. Del resto, unas se conservan en buen estado, otras están deterioradas y de seis sólo queda su base.


Estas torres de vigía y defensa se empezaron a construir cerca del mar desde época del Imperio Romano. Es durante la Baja Edad Media cuando se construyen la mayor parte de estas. En el siglo XVI el rey Felipe II refuerza la defensa de toda la costa con castillos y torres vigía. Para otear el horizonte del mar y avisar de ataques enemigos y de piratas a las poblaciones de la costa levantina. Suelen estar a una ó dos leguas unas de otras.




Imitando a Pomponio Mela, la costa Mediterránea se dividió en dos senos (también denominado ancón: nudo de codo ó recodo donde se unen dos montes). Separa estos dos senos el Cabo de San Martín. El seno ilicitano (denominado así por el puerto de Illice) se extendía desde el Cabo de San Martín (Jávea) hasta el de Palos (Cartagena). El seno sucronense (nombre tomado por el río Sucrón ó Júcar) llegaba hasta Cataluña. Los dos senos lo formaban nueve partidos, según descripción de Escolano y Perales en su "Decadas de la Historia". El tercer partido es el que correspondía a Alicante a partir de la torre vigía de Agua Amarga (ya no existe) a una legua del castillo de Alicante. Desde este a otra legua, la torre del Cabo de Alcobra (actual Faro de la Huerta). De aquí a una legua muy grande la torre de La Isleta. De esta a la del río Aguas y Peñas Blancas, a media legua. De la torre del río de Aguas está a una legua la del Giraley, también llamada Charco. Aquí se acaba el partido de Alicante y comienza el de Villajoyosa.



La Isleta ( La Illeta ) es la torre vigía y de defensa situada en el término municipal de Campello. Importante torre por su diámetro, estuvo ocupada por dos soldados de a pié y dos a caballo y un cañón de a cuatro. Está cimentada con sillares. De la base, un pequeño talud. De este parte el muro formado por sillarejo. A un tercio de su remate tiene cenefa. A partir de esta, la construcción de la torre sigue verticalmente hasta las ménsulas que rodean toda la obra. Para alcanzar la puerta de acceso tiene una escalera metálica que se añadió después de la restauración que se hizo de la torre hace algunos años. A sus pies, el puerto deportivo de esta localidad. Desde ella se divisa la bahía de Alicante hasta el Cabo La Huerta, por el sur. La costa de Villajoyosa y Benidorm, por el norte. Y el inmenso mar.





Muy cerca, una casa con tejado a dos aguas. Fiel compañera que le acompaña en las noches oscuras y en las noches luminosas de luna llena. Desde su balcón se ve recortada la torre. En su terraza, unas mesas. En una de estas, unos extraordinarios arroces y frutos de ese mar que tantos quebraderos de cabeza le hizo pasar a la torre. Hoy es sólo un recuerdo que se pasa bien entre estos muros del Restaurante La Cova. Comemos pulpo, chupitos, croquetas y dos joyas gastronómicas de esta casa: arroz del senyoret y arroz de gambas, rape, almejas y cebolla, entre seis paladares que disfrutan con estas viandas. No podría decir cuál es mejor. Los dos, extraordinarios. Buen aroma, mejor sabor. El del senyoret, seco. Lo he tomado caldoso en otros restaurantes, como el del Dársena, en Alicante. El de gambas, rape, almejas y cerbolla, caldoso. Con un buen fondo, cada uno el suyo. Y un buen toque de ñora. Regados con el vino tinto Viña Salceda Crianza. Sorbetes de limón, para unos. Milhoja con naranja, chocolate blanco y mus de chocolate negro, para mí. Lo saboreamos con una mistela de Jalón. Un buen vino dulce de nuestra tierra cierra este manjar desde esta terraza que da al Mediterráneo. Recibiendo la brisa marina de la tarde que abre la tertulia y cierra, luego, con la siesta, tan necesaria en las calurosas tardes de agosto.




Comentarios

paskki ha dicho que…
Restaurante La Cova. Partida de La Illeta. Campello. Teléfono 965634371.

Entradas populares de este blog

Alicante, la millor terra del món

40 años de democracia española

Españoles en Argelia, historia de una emigración