martes, 2 de septiembre de 2008

senderismo noctuno: Aigues-Campello-Aigues

“Soledad, agua, frío, viento, … y ¡una venera!. Estos serán los compañeros del peregrino del Camino de Santiago”. Así empieza el prólogo Juan Ignacio Cuesta en su libro “Guía pagana del Camino de Santiago”. Todos los senderistas tienen entre sus metas hacer alguna vez el Camino de Santiago por muchas motivaciones, además de la religiosa, si esta es una de ellas. En mi propósito está recorrer una ruta que parte de Portugal. Valença (Portugal) - Tuy (Galicia-España) - Santiago de Compostela. Quizá para julio del año que viene. Pero todo se andará.

No me he confundido de post, amig@ lect@r. En una noche de principios de agosto pasado unos amigos y socios de la Asociación de Caminantes de Aigues hicimos una ruta de senderismo nocturno. Un grupo de amigos salimos de Aigues alrededor de las 21:00 h. Y un perro. Mientras, en Aigues, se pedía la mano a la nueva Reina de las Fiestas y lo celebraban con fuegos artificiales. Los vimos en la lejanía, abriéndose paso entre las sombras del cielo. Haciendo compañía de la, casi, luna llena (lo fue el 16 de agosto). Llenando de explosiones lejanas la tranquilidad de la noche.



Por una senda junto al Barranco de Aigues. Por el Monte de Xixi. Cerca de las antenas de telecomunicaciones. Por la bajada de lo que los ciclistas de montaña del lugar llaman “la bestia negra”. Ya os contaré por qué, a la vuelta. Por la Partida de Foia Santamaría. Camino de Campello.

Muy cerca de esta localidad nos juntamos con miembros de la Asociación del Camino de Santiago de Alicante. Todo el recorrido de vuelta a Aigues son experiencias contadas por otros de este camino de peregrinación y senderismo a Santiago de Compostela. Palabras que acompañan a nuestros pasos. Palabras que se aferran a la tierra mientras subimos “la bestia negra”. ¡Un ascenso con un desnivel del 30 %!. En muy poco tiempo. Los vehículos de la autopista, antes tan cercanos, los vemos pequeñitos desde arriba. Parecen hormiguitas que corren deprisa hacia su hormiguero.


A lo lejos, las luces de Aigues. A lo lejos, nuestra meta de esta noche. Una noche calurosa donde las haya. Vamos tan empapados de sudor que si nos duchásemos en este momento no estaríamos más mojados. Pero seguimos caminando. Caminando con el Camino. Por los caminos de nuestra memoria, de nuestras experiencias. De las sensaciones que queremos compartir con nuestros compañeros senderistas. Arturo. Javier. Paco. Enrique. Jose María (de la Asociación del Camino de Santiago de Alicante).

Llegamos a Aigues con la desiertas luces de la calle. La torre vigía, iluminada, nos da la bienvenida. Pocos tertulianos quedan ya por la calle en la madrugada del domingo. Arturo, del restaurante La Taberna, con unos amigos. Un policía municipal nos saluda sonriendo. Un gato nos observa con sus ojos luminosos desde la penumbra de una esquina.

Unos refrescos bien fríos sobre unas mesas del Restaurante Alejandro nos reclaman. Un breve descanso antes de volver a nuestras casas sabiendo que volveremos a la próxima ruta senderista nocturna que nos organice la Asociación de Caminantes de Aigues. Ya la sabemos. ¡El próximo 13 de septiembre!. Aigues – Aigues, un sendero que circunvala el pueblo. Itinerario de la travesía: “Vuelta alrededor de Aigües”, Salida a las 23 h desde las Escuelas de Aigües por el camino junto al antiguo matadero, siguiendo pegado al río, subimos por La Venteta en dirección a la carretera de Relleu. Cruzamos la carretera para coger el Camino Viejo de Alcoi, rodeando los pozos, pasando por detrás del Balneario hacia la Ermita y desde allí al Area Recreativa, para terminar en las Escuelas. Para unas tres horas de duración. ¡Allí estaré, amigos senderistas!.

4 comentarios:

fer dijo...

Conozco esa "bestia negra" de la que hablas... Hace muchos años la subí, en bici (creo recordar que tuve que hacer alguna parada). Recuerdo que las vistas eran muy espectaculares...

Saludos!

Juan José dijo...

juer, ese de la foto es Arturo.
Espero que esté bien.
Hace meses, nos contaba batallitas en Alicante Vivo.
Saludos, Paskki.
A seguir todos bien

paskki dijo...

Uno de los premios del ascenso de "la bestia negra" efectivamente son las vistas. También de noche. Las lucecitas de los edificios y los viales de las playas y toda la area metropolitana de Alicante. Los faros de los vehículos. Verdaderas luciérnagas.

Saludos.

paskki dijo...

Para no quitar mérito a nadie, el perfil de la foto es de Javier. Podríamos ser cualquiera y por eso no he querido poner una mejor foto que tengo donde se ve con claridad quien es en realidad. Arturo estuvo, como siempre, agradable compañero de caminos.

Saludos.

La chica de la polio. In memorian

Desde que te conocí supe de tu dedicación desinteresada al servicio a los demás. No puedo negar que te envidiaba, con esa envidia sana por ...

entradas populares