martes, 26 de agosto de 2008

Las bicicletas son para el verano



Las bicicletas son para el verano. Por el buen tiempo. Por la luz del Mediterráneo. Por la ausencia de lluvias y de frío. Pero ya no se rueda con la tranquilidad que lo hacíamos cuando niños. Por caminos, por caminos asfaltados. Poco transitados y, cuando lo eran, … lo eran a velocidad lenta, respetando al ciclista. Ahora es distinto. Hay muchos coches y se circula muy deprisa. Y aunque se ha importado de los países del centro y del norte de Europa los carriles bicis, quien los ha hace no debe de haber montado en bicicleta en su vida. Cuando un carril-bici se cruza con una calle, se cierra con bordillo en vez de una suave bajada. Ese bordillo es el asesino de las ruedas de las bicis de carretera y de paseo. Entonces hay que buscar otras opciones. Y, a pesar de esto, merece la pena rodar. Intentando emular a Indurain ó saliendo sólo de paseo. Es otra perspectiva y otra manera de dejar correr el tiempo. Porque las bicicletas son para el verano.

No hay comentarios:

entrevista a Pascual Rosser Limiñana sobre sus novelas

En su libro, Más allá del horizonte, habla del exilio forzoso al que, como vemos en televisión, se ven obligados millones ...

entradas populares