domingo, 5 de mayo de 2019

¡¡ Felicidades, RCRA !!




El Real Club de Regatas de Alicante (RCRA) está de enhorabuena. Hace unos días - el 23 de abril - fue su cumpleaños. Mucho tiene que celebrar desde que se constituyó en 1889.

Hoy el RCRA está dirigido por un equipo joven con muchas ganas de emprender grandes proyectos para este Club. Ahora se lo cuento, pero antes permitan que haga un breve recorrido por la historia del RCRA a través de sus sedes. Cinco son los edificios que forman parte de la historia del RCRA.


Alicante siempre ha vivido de cara al mar. Ya me entienden. Otras ciudades vivieron de espaldas al mar, como Valencia, hasta que organizaron la Copa América. La buena relación de Alicante con el mar provocó la motivación para crear un club de regatas. Un grupo de amigos lo constituyó en un pabellón flotante en la playa del Postiguet el 23 de abril de 1889, siendo uno de los clubes náuticos más antiguos de España.


El club de regatas se trasladó a la dársena interior del puerto de Alicante en 1890, instalándose en la llamada “Casa de Botes”, construido con materiales de madera. Ese mismo año se organizaron las primeras regatas en colaboración con el Ayuntamiento de Alicante coincidiendo con las fiestas de la ciudad.

El 6 de octubre de 1900 la reina regente, María Cristina de Habsburgo-Lorena, en nombre y representación del que sería Alfonso XIII, concedió la condición de “Real” al Club de Regatas de Alicante” y otorgó un Premio para las actividades organizadas por el Club.

En 1909 el rey Alfonso XIII visitó de nuevo Alicante, antes lo hizo en 1905, para colocar la primera piedra del futuro edificio del RCRA, siendo Alfredo Salvetti el Presidente del Club de Regatas, con asistencia de autoridades y numeroso público. Terminado el acto oficial se realizaron regatas en la que participó el rey y el Infante D. Carlos. El primer Premio de las regatas de balandros de siete metros lo ganó el Infante D. Carlos. El Premio fue una copa de plata donada por la Infanta Isabel. El rey patroneó el “Osborne” y ganó el tercer Premio de los balandros de seis metros, según informó el periódico Alicante Puerto acompañado de un reportaje fotográfico.










El rey Alfonso XIII volvió a Alicante a inaugurar el nuevo edificio, el 11 de febrero de 1911. Con el Sr. Bardin, Vice Presidente del RCRA, visitó - según el diario “El Noticiero” - el almacén de embarcaciones y las terrazas de la planta baja, la biblioteca y la balconada del piso principal, así como el salón de baile donde estaba preparado el almuerzo. Durante este, el rey hizo grandes elogios del RCRA manifestando que “el de Alicante es el mejor Club de Regatas que tiene España”, según se publicó en el periódico Nuevo Mundo de Madrid. Las nuevas instalaciones del Club formaban parte de un edificio con personalidad propia, construido al estilo "neo-árabe". A finales de los años cincuenta se amplió con nuevos salones para los socios al quedar liberada la planta baja que se usaba como almacén de botes al construir este en un edificio contiguo.




En 1966 el edificio del RCRA sufrió una gran transformación externa, sin personalidad y más acorde con las modas arquitectónicas del momento. Coincidió con una efervescencia social, el Club fue en esa década el centro neurálgico, deportivo y cultural de la sociedad alicantina.

Cuando se gana para la ciudad toda la dársena interior del puerto, el RCRA cambia - otra vez - de ubicación, esta vez al muelle de Poniente. En este nuevo traslado se construye un edificio moderno de varias plantas y torreta, con una terraza para el disfrute de los socios que es el mejor balcón de la ciudad.



Todos estos años, desde su nacimiento, el RCRA ha ido evolucionando a través de la organización de actividades y competiciones de las disciplinas deportivas de remo, la vela y la pesca. Con Miguel López Barbero, actual Presidente del RCRA, el Club afronta nuevos retos, alguno de ellos manifestados por el propio Presidente, como son: recuperar masa social - ya se está consiguiendo - con un objetivo ambicioso de crecimiento, precisamente ahora tienen una oferta especial para hacerse socio: la cuota de alta la han reducido al 50 %; el empeño que los jóvenes con apego al RCRA tengan a este como una referencia para sus actividades; realizar una gestión económica equilibrada; apostar por el éxito en la vela - el remo está dando muy buenos resultados - mejorando la tecnificación y los medios para el desarrollo de esta actividad náutica deportiva; y reactivar la vida social del Club mediante la organización de eventos y actividades culturales relacionadas con el RCRA.




El RCRA fue el mejor Club del Campeonato de España 2018 en Yolas y Subcampeón del Mundo de Clubes 2018 en la modalidad de remo de mar, destacando también en la Excellence Cup Meeting Internacional 2018 en la modalidad de Optimist.

Pero hay algo más que falta y es que los alicantinos se involucren más con las actividades del RCRA en colaboración con las Administraciones Públicas, acercando al ciudadano las regatas y las competiciones. Si la ciudad se moviliza con la Ocean Race ¿por qué no para el Trofeo Tabarca?, regata estrella del RCRA.

En un entorno envidiable en el puerto de Alicante, como la Escuela de Vela en La Cantera, hoy el RCRA afronta grandes proyectos para conseguir éxitos memorables. Que así sea.



Este artículo se ha publicado con anterioridad en mi columna de opinión del periódico Alicante Press

No hay comentarios:

La font vella, en Beniardá

En dirección de la font vella, por calles desiertas, limpias, silenciosas. En un pueblecito del valle de Guadalest: Beniardá es su no...

entradas populares