jueves, 15 de febrero de 2018

el poder de la Solidaridad




Muchas veces se ha dicho que los españoles somos solidarios. La solidaridad es un sentimiento que nos mueve a dar sin esperar nada a cambio, se ha de compartir, necesariamente tiene que emprender acciones solidarias, son hechos que se han de hacer de forma colectiva, todo al servicio de los demás.

Hay tanto por hacer que abruman los objetivos solidarios. En el mundo. Incluso en nuestro país, en barrios de muchos pueblos y ciudades de España. Que no lo veamos ó que no se quiera que se vea no significa que no existan.

El pasado jueves 1 de febrero todos los clubes rotarios de Alicante, denominados (por orden alfabético) Alicante, Alicante Centro, Alicante Costa Blanca, Alicante Lucentum y Alicante Puerto, compartieron su emblema con la sociedad – con la instalación de una escultura metálica al aire libre – acompañada a sus pies de una placa cuya leyenda manifiesta que Rotary está en Alicante desde 1930. En una de sus calles más transitadas, la avenida Loring frente a la nueva estación de autobuses. Para los rotarios este acto de la instalación de la rueda rotaria es un gesto de agradecimiento hacia esa sociedad que se ha sensibilizado con ellos para emprender multitud de acciones solidarias, también de humildad por todo lo que se ha hecho y de lo que todavía queda por hacer. Su lema es “dar de sí sin pensar en sí”.

Los rotarios son personas dispuestas a solucionar problemas, se reúnen con otros líderes para intercambiar ideas y pasar a la acción en el ámbito local ó internacional para generar cambios duraderos que hagan de este un mundo mejor. Sus causas a nivel mundial son el fomento de la paz y la prevención y resolución de conflictos, la prevención y tratamiento de enfermedades, el suministro de agua y saneamiento, la mejora de la atención médica materno-infantil, el apoyo a la educación básica y alfabetización, así como el desarrollo de las economías locales, cuyos proyectos de envergadura se emprenden a través de la Fundación Rotaria. Con un proyecto solidario estrella: la erradicación de la polio en el mundo, un empeño que Rotary inició en 1985 y que desde entonces 2.500 millones de niños han sido vacunados contra la polio en un esfuerzo económico y humano extraordinarios. Rotary y sus aliados han reducido los casos de polio en un 99,9% en todo el mundo.

En Alicante hay proyectos solidarios que ya son emblemáticos en la ciudad como el denominado “Super Niños” a favor de niños hospitalizados en la sección de oncología infantil del hospital general de Alicante y las familias que les acompañan (RCACB); el proyecto “Camino” cuyos beneficiarios son los adolescentes de la casa de acogida San Gabriel (Rotaract Club Alicante); el proyecto “Room For Change” para la creación del primer cambiador de adultos en España a instalar en Alicante (RCAL); un taller de costura en la cárcel de Foncalent para facilitar las posibilidades de reinserción social y laboral de mujeres tras el cumplimiento de sus penas (RCA); los “microcréditos” para financiar a través de los llamados préstamos al honor con un tipo de interés del 0% proyectos de autoempleo promovidos por emprendedores ó pymes para el establecimiento, ampliación ó consolidación de pequeñas empresas (RCAP); el proyecto “Guitarras en la escuela” para la integración a través de la música de adolescentes en riesgo de exclusión social (RCACB); …

Un largo etcétera de acciones solidarias donde prima el servicio con ocasión de servir a los demás. Ya lo decía la Madre Teresa de Calcuta: “si no se vive para los demás, la vida carece de sentido”, porque “el verdadero poder es el servicio” en palabras del Papa Francisco.



Este artículo ha sido publicado con anterioridad en mi columna de opinión de periódico Alicante Press.

No hay comentarios:

Un astronauta en la catedral de Salamanca

Callejeando por la monumental Salamanca, admiramos sus edificios de noble fábrica, Patrimonio de la Humanidad con el resto de su casco a...

entradas populares