domingo, 11 de julio de 2010

por el sueño de todo un país, unidos por estos colores

 

bandera española P1040715 P1040712 P1040705 P1040732

En los balcones, en las ventanas, en las fuentes ornamentales, en las antenas,
en los maniquíes de los escaparates de tiendas de ropa, en los bares. En tantos sitios, ... La bandera de España ondea al viento. Por una ilusión de unos futbolistas, por la esperanza por una victoria, por el sueño de todo un país. Porque la Selección Española de Fútbol ha conseguido que estemos unidos por estos colores. Han conseguido que con ellos seamos una sola voz, que grita, que silba, que acompaña al aplauso, que se apasiona, que disfruta, que se emociona. Hoy juegan, jugamos, la final del Mundial de Fútbol contra Holanda.

_2RS4771equipo de la Selección Española de Fútbol que jugó contra Alemania en la Semifinal del Mundial de Fútbol en Sudáfrica 2010 y le ganó uno a cero

Siendo difícil, España puede ganar porque los jugadores de esta Selección se lo merecen. Porque juegan bien. Porque han demostrado tener su seña de identidad: dominar el balón.  Porque juegan juntos, sin individualidades. Porque están compenetrados. Porque son equipo.  Porque todo lo que rodea a la Selección Española de Fútbol es bueno. Porque queremos disfrutar de este día histórico. Porque no hay retos imposibles. Porque en los momentos importantes esta Selección se crece. Porque disfrutan con su juego. Porque están motivados. Porque la victoria es posible.

seleccion_espana_2010 foto oficial de la Selección Española de Fútbol 2010

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Y España gana a Holanda uno a cero en un partido duro y emocionante hasta el final. ¡España, Campoena del Mundo de Fútbol 2010!. Emoción innenarrable.

Pedro Mas dijo...

Todavía me sigo frotando los ojos. Después de tantos años de frustación y frases como "hemos jugado como nunca y perdido como siempre", por fin tenemos un equipo que despierta respeto y admiración. Gracias a la Selección por la alegría que me disteis ayer.

La chica de la polio. In memorian

Desde que te conocí supe de tu dedicación desinteresada al servicio a los demás. No puedo negar que te envidiaba, con esa envidia sana por ...

entradas populares