oro al esfuerzo

 

Muchos niños aspiran a ser algún día excelentes deportistas como Gasol, Nadal, Iniesta, Pedrosa, … Muchos los  tienen como ídolos a imitar. Son buenas referencias para su educación, para medir su esfuerzo, entrenar para  conseguir sus éxitos, esforzarse para superar la meta.

Como Pedro, un niño con problemas de movilidad en las piernas, que no se rinde ante su adversidad y que, quizá por ello,  sorprendentemente avanza más rápido de lo normal en su recuperación. Tiene varios ídolos deportistas en los que se fija como modelo a seguir, pero su mayor  héroe es Alberto Contador. En el ascenso al Tourmalet, Pedro miraba absorto la tele del bar de debajo de su casa, junto con su padre: cada pedaleada del ascenso era un suspiro de impaciencia; cada curva, una inquietud; el sufrimiento en la mirada de Contador, el premio a su esfuerzo; hasta que vio la pancarta de la meta. La cara de Pedro, sus gritos, sus aplausos y su entusiasmo animaban al ciclista español desde tan lejos. Y al pasar la meta, tan cerca de Andy Schleck, su rival y amigo, las lagrimas de emoción de Pedro corrían veloces por sus mejillas.

andyencabeza-copia[1]

gesto[1]

Rivalidad, competitividad, mentalidad ganadora, son características que definen tanto a Contador como a Schleck y que, seguro, que nos van a dar un gran espectáculo deportivo durante los próximos años.

Alberto Contador ha conseguido el Tercer Tour en Paris el pasado domingo 25 de julio y lo ha hecho en un fin de semana memorable para el deporte rodado español con la victoria de Fernando Alonso en el Gran Premio de Alemania de Formula 1 y la de Jorge Lorenzo en el Campeonato de moto GP en el circuito californiano de Laguna Seca.

pistolero[1] 12d-01-Ferrari[1] e__archivo_photo_10_1_1_20100728_ypo09f1.tif6[1]

Contador, con estos tres Tours, acompaña al palmarés del belga Philippe Thys, al frances Louison Bobet y al norteamericano Greg LeMond. En sus objetivos está el seguir compitiendo y aspirar a ganar hasta los cinco Tours como Anquetil, Hinault, Merckx e Indurain y, por qué no, los siete de Armstrong.

“Ahora si que me lo creo después del gran sufrimiento de la contra-reloj de ayer (por el sábado 24 de julio). Las diferencias han sido muy pequeñas y hemos tenido que trabajar el menor detalle para tratar de sacar provecho. En la crono sufrí mucho, pero ahora estoy muy feliz y ganar es una enorme liberación”, dijo Contador al sobrepasar en Paris la pancarta de la meta. Pedro, al oírlo, piensa que para el también será una liberación superar sus lesiones después de aquel fatídico accidente de trafico, que no quiere recordar, conseguir que algún día pueda pedalear en una bici y emular a Alberto Contador.

Tour_Francia[1]

Ciclista-Alberto-Contador[1]

Comentarios

Entradas populares de este blog

Alicante, la millor terra del món

40 años de democracia española

Españoles en Argelia, historia de una emigración