lunes, 22 de septiembre de 2008

dorados, ocres


La retina de mis ojos se llena de dorados, de ocres. Dorados y ocres que se abren paso en el horizonte. Entre la maleza. Junto al arbolado. A la orilla de un río y de un lago. Estos colores que visten las hojas de un robusto álamo. Estos colores que despiden las cortas tardes de septiembre. Colores que cantan. Colores que anuncian. Colores que cierran la estación del verano y abren la del otoño. ¡Porque hoy empieza el Otoño!. Junto a la Primavera, mi estación preferida.

No hay comentarios:

Guadalest

En un lugar estratégico en medio del Valle, esta población fue ambicionada por todos los pobladores de estas tierras. Guadalest, un pueblo ...

entradas populares