Procesión marinera de la Virgen del Carmen en Campello


Aunque el cielo y el mar maquillan el paisaje de un manto gris. Aunque el mar de fondo moldea las olas después de días de Levante. Aunque las nubes prometen romper a llover de un momento a otro. El fervor de un pueblo es más fuerte. La devoción de los pescadores por pasear por la bahía a su patrona, la Virgen del Carmen, es superior a cualquier incidencia.




Desde el puerto deportivo de Campello. Menos barcos que otras veces, pero suficientes. Al salir por la bocana del puerto las embarcaciones bailan a las olas. La corona de la Virgen. La coronita del niño Jesús. Brillan en el atardecer de un día difícil. Entre la bruma, un brillo de esperanza.




Cuando vuelven, la embarcación que lleva a la Virgen se acerca al espigón. Una corona de flores parte de sus manos. Una corona de flores para el consuelo de una tragedia. Una corona de flores en recuerdo del fallecimiento de un mecánico mientras trabajaba en las instalaciones del Varadero del Club Náutico. Esta misma mañana de 16 de julio. Flores que pretenden secar lágrimas de desesperación por el infortunio. Unas flores que ya navegan en la superficie del mar.








Llega la Virgen a tierra. Bailes regionales la reciben. Gritos y aplausos de un pueblo que le adora. Miradas de personas que le quieren. Conciencias que le rezan. Ojos que le miran con cariño. Voces que le cantan, que cantan a la vida ante esos ojillos de la Virgen y del niño Jesús que les miran. Manos que acarician el aire por donde pasa para que caminen con dulzura por sus calles. Pasos de un presente que termina, hasta el año que viene.

Comentarios

Anonymous ha dicho que…
si quieres ver El Campello, su torre y su puerto entra en:

www.guiavirtual360.com

Entradas populares de este blog

Alicante, la millor terra del món

Españoles en Argelia, historia de una emigración

Barcos de vapor en “El amor en los tiempos del cólera”.