pailebote Santa Eulalia




A principio del s. XX un importante empresario valenciano, D. Pascual Flores Benavente, contrató en Torrevieja a los Astilleros de Antonio Martí Aguirre, apodado “el temporal”, para la construcción de dos pailebotes de 3 mástiles cada uno. Así fue entre los años 1917 y 1919. Estos astilleros estaban en la playa del Arenal de Cala Cernuda en Torrevieja.  El armador les puso el nombre de dos de sus hijos: Pascual Flores y Carmen Flores. Preparados para el tránsito de mercancías y pasajeros. Fueron los últimos grandes veleros en surcar el Mediterráneo. El patrón del Carmen Flores fue Francisco Martí, hermano del maestro constructor de este velero.  Este velero botado en 1919 tiene con el bauprés y la botavara 34,6 metros de eslora, 8,80 metros de manga, 3,70 metros de puntal.



Alrededor de 80 años el Carmen Flores estuvo en activo, incluso cambiando de nombre y de uso. En 1928 y 1975 fue un motovelero con los nombres de Puerto de Palma y Cala San Viçent. A partir de 1975, llamado Sayremar Uno, fue un barco auxiliar para trabajos submarinos. En 1997 lo compró el Museo Marítimo de Barcelona después de una subasta. Con esta adquisición este Museo cumplió un reto: la recuperación y restauración de un gran velero de principios del siglo XX.



Y volvió a cambiar de nombre por el actual: Santa Eulalia en honor de la co-patrona de la ciudad de Barcelona. Actualmente está amarrado en el Muelle de la Madera del Port Vell de Barcelona.  Es una extensión del Museo, y es visitable cuando está en dicho muelle y no está navegando divulgando sus artes de navegación allende los mares. Un lujo caminar por su cubierta y creer escuchar los vientos en las velas mientras la roda de su proa se abre paso entre las olas. También un lujo que también se conserva el Pascual Flores con Torrevieja (Alicante) como puerto base, pero esto es otra historia que contaré más adelante en este blog.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Alicante, la millor terra del món

Españoles en Argelia, historia de una emigración

Barcos de vapor en “El amor en los tiempos del cólera”.