las Abdicaciones en el Reino de España



Según la Real Academia de la Lengua Española, institución creada por el rey Felipe V el 3 de octubre de 1714, la palabra “abdicación” significa renunciar ó ceder los derechos de un rey. Como lo que hizo el rey D. Juan Carlos a favor de su hijo Felipe de Borbón el pasado 2 de junio. 

No es la primera abdicación es España. Ha habido otras por diferentes motivos y conviene recordarlo porque forma parte de nuestra historia. 

Abdicó el rey Carlos I de España y V de Alemania a favor de su hijo Felipe II de España y de su hermano Fernando y se retiró en el Monasterio de Yuste, en la provincia de Cáceres, hasta su fallecimiento. Felipe V, primer rey Borbón, abdicó el 10 de enero de 1724 a favor de su hijo Luís I, con la intención de retirarse al Palacio de La Granja de San Ildefonso, cerca de Segovia, aunque por la muerte prematura de Luis I volvió a ejercer de rey a partir del 7 de septiembre del 1724 hasta su muerte, siendo uno de los reinados más largos de la historia de España. 

La siguiente abdicación fue la de Carlos IV a favor de Fernando VII después del motín de Aranjuez en protesta de los abusos de poder de Godoy. Posteriormente, reunidos en Bayona Carlos IV y Fernando VII, cediendo a las presiones de Napoleón, incluso sobre su integridad física, se abdicó a favor de José Bonaparte I, hermano de Napoleón. Previamente, Fernando VII convocó desde Bayona al Concejo de Castilla para que gestionara el poder administrativo de España. Este Concejo de Castilla no aceptó a José Bonaparte iniciándose la Guerra de la Independencia con la reposición de Fernando VII después de la derrota de Napoleón en España. 

Posteriormente, Isabel II abdicó en 1870 desde el exilio a favor de quien sería Alfonso XII. Otro rey, Amadeo de Saboya abdicó el 11 de febrero de 1873 impotente ante la división política que sostenía el sistema político de ese momento.

Alfonso XIII renunció a la Jefatura del Estado el 13 de abril de 1931 cuando los partidos republicanos ganaron las elecciones municipales en algunas de las ciudades más importantes de España como Madrid, Barcelona ó Sevilla. Fue un gesto del rey para evitar derramamiento de sangre entre españoles republicanos y los que no lo eran. A su vez, abdicó de la Jefatura de la Casa Real el 15 de enero de 1941 a favor de su hijo D. Juan de Borbón. 

D. Juan de Borbón, Conde de Barcelona, renunció a los derechos dinásticos el 14 de mayo de 1977 a favor de su hijo Juan Carlos, ya siendo este rey de España con el nombre de Juan Carlos I, manifestando las célebres palabras emocionadas de "Majestad, todo por España. Viva el rey. Viva España".

La última abdicación es la del rey Juan Carlos el 2 de junio de 2014 a favor del actual rey de España Felipe VI, en un acto de generosidad después de 39 años de reinado, habiendo sido la época de mayor prosperidad de la historia de España. Abdicación ésta regulada en la Constitución Española de 1978 y aprobada por las Cortes Generales. En su discurso de abdicación manifestó, entre otras cosas que “Hoy merece pasar a la primera línea una generación más joven, con nuevas energías, decidida a emprender con determinación las transformaciones y reformas que la coyuntura actual está demandando y a afrontar con renovada intensidad y dedicación los desafíos del mañana”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

40 años de democracia española

Alicante, la millor terra del món

Imperator Hispaniae