"no llores como mujer lo que no has defendido como hombre"



Tal día como hoy, 2 de enero (de 1492), Boabdil, último rey musulmán del reino de Granada, entregó las llaves de esta ciudad a los Reyes Católicos, Fernando II de Aragón e Isabel I de Castilla.

Fue un hito para la historia de España ya que después de más de 700 años de ocupación musulmana en diversos territorios de la península ibérica, Muhamed Abú Abdallah, más conocido como Boabdil el chico, rindió a los Reyes Católicos la ciudad y el reino de Granada.

Sin embargo, no fue una rendición sin más. Boabdil impuso una serie de condiciones, llamadas las Capitulaciones de Granada, que los Reyes Católicos aceptaron después de diez años de guerra contra el reino de Granada. Estas condiciones eran ventajosas para los vencidos respetando la vida, bienes, leyes, culto y la lengua de los musulmanes nazaríes.

Boabdil, camino de su exilio, dirigió una mirada emocionada a su ciudad natal, Granada. Su madre, Aixa, le dijo “No llores como mujer lo que no has defendido como hombre”. A Boabdil los Reyes Católicos le concedieron un Señorío en las Alpujarras instalándose en Laujar de Andarax, población almeriense. En esta localidad falleció Morayma, en 1493, esposa de Boabdil y última sultana de Granada. En este mismo año Boabdill abandona la península Ibérica para siempre para instalarse en Fez.

Con la rendición de Granada se acaba con el único reino musulmán en Europa Occidental. A su vez, es la consolidación del nacimiento de una España joven y poderosa, así como la de su unión política, territorial (con la posterior anexión de Navarra) y religiosa. Esta España fuerte, unida y cohesionada, hará que se expanda por América, el Pacífico y Europa, adquiriendo un poder político y económico muy importante, dominante frente al resto de las naciones del mundo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

40 años de democracia española

Alicante, la millor terra del món

Imperator Hispaniae