6 de diciembre Día de la Constitución, en el mar

El 6 de diciembre celebramos en España el día de la Constitución, conmemorando la de 1978, que redactó una nueva forma de convivencia entre los españoles, definiendo al Estado como una Monarquía parlamentaria. 

El Preámbulo y el artículo 1 definen los valores de la Constitución de 1978. Manifiestan que "España propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político". 


Estos valores me vienen a la memoria disfrutando de esta festividad a bordo de un velero. Porque es libertad lo que siento sentado en su cubierta. La libertad de la gaviota y el cormoran que vuelan siguiendo la estela del velero. La libertad del viento que recorre la bahía moldeando la superficie del mar. La libertad del propio velero que, escorado, navega por encima de las olas teniendo en el horizonte el faro de Santa Pola, la isla de Tabarca, el castillo Santa Bárbara de Alicante ó el inmenso mar frente a su proa. 


Con la justicia del deber cumplido, del trabajo bien hecho. Toda semana necesita de un fin de semana para el descanso. Pero muchas semanas se ven invadidas por días festivos como este que la ralentizan en sus quehaceres laborales pero que la llenan de otras actividades lúdicas, como la festividad de hoy en un jueves que parte la semana laboral. Aunque bien viene esta fiesta para disfrutarla en esta cubierta en una mañana soleada de otoño, muy fría y con viento. 24 nudos de viento aparente y casi sin olas, el casco del velero acaricia veloz las crestas de las olas mientras navega por la bahía.  


Hombres y mujeres son bienvenidas en cubierta porque el mar ó la mar así lo quieren. Desde el principio de los tiempos hasta nuestros días ellos y ellas han escrito la historia de estas costas y las de más allá en los mares océanos. A bordo de embarcaciones de toda condición, protagonizando hazañas y retos de singular importancia. Y son nuestras palabras quienes l@s recuerdan en esta cubierta. Porque aquí el pluralismo de nuestras manifestaciones es propia en cada conversación. Cada uno dice lo que quiere con el respeto mutuo a la opinión contraria, con el enriquecimiento propio de la manifestación ajena. 



Hoy ha sido para mí una forma diferente de disfrutar el Día de la Constitución en España.

Comentarios

Entradas populares de este blog

40 años de democracia española

Alicante, la millor terra del món

Imperator Hispaniae