La isla del tesoro

“ Con diez cañones por banda,
viento en popa, a toda vela,
no corta el mar, sino vuela,
un velero bergantín.
Bajel pirata que llaman,
por su bravura, El Temido,
en todo mar conocido,
del uno al otro confín”.



Así empieza una de las poesías más famosas de Espronceda, titulada La Canción del Pirata. ¡ Pirata !. Un bandido. También un intrépido, un aventurero. Quién no ha soñado alguna vez navegar allende los mares. Quién no se ha visto en la popa de un bergantín junto a la rueda del timón. Quién no se ha imaginado navegar escorado sobre las olas. Descubrir nuevas tierras. Encontrar el mapa de un tesoro escondido e ir a buscarlo. Quién no se hubiese unido a los marineros del Capitán Nemo cuando extraían monedas de oro de un galeón español del siglo XVII hundido en las profundidades de la bahía de Vigo. El tesoro que narró Julio Verne en su novela “Veinte mil leguas de viaje submarino”. Quién no hubiese ayudado al Capitán Haddock y a Tintín mientras buscaban el tesoro de Rackham el Rojo, aventuras narradas por Hergé.



Las aventuras de Tintín. El tesoro de Rackham el Rojo.

Pero a veces vale más una imagen que mil palabras. A veces por más que contemos a nuestros hijos historias reales. Por más que les narremos cuentos de aventuras. Por más que les hablemos de héroes de ficción. Por más que se lo imaginen, es un espectáculo ver cómo se emocionan sentados en la butaca de un cine ó de un teatro disfrutando de la representación. Como ocurrió el pasado domingo día cuatro de enero en el Teatro Principal de Alicante.

La isla del tesoro, de R. L. Stevenson

La Compañía Insomio Teatro, dirigidos por Christian Martens, con 20 artistas, 15 temas musicales, 30 trajes de época y cuatro escenografías distintas, representó el musical La Isla del Tesoro, inspirada en la novela del mismo nombre de Robert Louis Stevenson. En el escenario vimos pasar las escenas en la "Taberna del Almirante Benbow", en los acantilados de Bristol, donde habitan la humilde Rosemary con su hijo Jim Hawkins. A ella llega un misterioso marinero llamado Billy Huesos. Le acompaña una misteriosa historia de traiciones y venganzas entre piratas, además del plano del tesoro del legendario capitán Flint, pirata muerto hace años. Pero sus antiguos compañeros de fechorías, liderados por John Silver "El Largo", le acechan, le buscan, pues quieren su parte del botín ...








El mejor regalo de estos días es la sonrisa de un niño ó de una niña. Con sus inocentes miradas, las cosas sencillas tienen más sentido. Los detalles son los protagonistas. Los instantes vividos son los recuerdos de sus vidas.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Felicidades por el reportaje. Con él he recordado mis tardes de verano leyendo cuentos de aventuras. Julio Verne, por supuesto. También estuve en el Principal de Alicante, más pendiente de cómo reaccionaba mi hijo a la función que a la representación misma. Saludos.

Entradas populares de este blog

Alicante, la millor terra del món

40 años de democracia española

Españoles en Argelia, historia de una emigración