lunes, 14 de enero de 2008

Aigues y senderismo !

En la Comarca de L´Alacantí. A unos 340 metros de altitud. En la vertiente oriental del Cabeçó d´Or. Aguas de Busot. Aigues. Aguas, por la existencia de un importante acuífero en su subsuelo. Menos de mil vecinos censados. Refugio de muchos. Tranquilidad y veranos frescos. Sorprenden sus arboledas, sus pinos centenarios. Viviendas unifamiliares, lugares de reposo y sosiego, grandes fincas. Personas de toda condición. Personas de alcurnia, Marqués del Bosch, Conde de Casa Rojas, aún propietario de grandes extensiones en la zona. El balneario, en restauración.

A la entrada del pueblo, frente a las escuelas públicas, una fuente nueva. En la sierra, la Font de la Cogolla, entre pinares. Entre bancales, la Font del Castellet, en dirección al mar. El lavadero municipal. El balneario. Un acuífero. Agua pura.

Preside el pueblo, la torre vigía. Tuvo dos plantas. Compitiendo con la altura, la cúpula de la iglesia. Calles rectas. Campos de secano lo circundan. Los pinos se agarran a las faldas de las sierras para crecer con ellas.

Torre vigía.


Compitiendo con la altura, la cúpula de la iglesia.


En la antigua tienda de colmados, donde se vendía de todo, Arturo y su mujer dan comidas. La Taberna. Punto de encuentro. Vigas de madera en el techo. Aperos de labranza en las paredes. Lo mejor, los platos de cuchara, recetas de antaño. Destaca ¡la olleta!. Repostería casera. ¡Flan de chocolate! (c/ Canalejas, 10. Aigues. Telf.: 965690273).


La Taberna.



... antigua tienda de colmados ...



Rincón del comedor grande.


Una Asociación, la de los Caminantes de Aigues. Javier Larrosa (696342353) es uno de sus fundadores. Llamo a Javier y nos vemos en Aigues. Me intereso por sus motivaciones. Por sus motivos de crear expectativas sobre el entorno natural de Aigues. Me informa. Me agasaja con detalles. Pero sobre todo me regala algo muy apreciado por mí: su tiempo. Su experiencia. Su amor por esta tierra. No siendo oriundo de Aigues, nació en Orihuela, dedica con pasión muchas horas para hacer realidad una ilusión. Que sean oficiales determinados senderos. Crear afición por las sierras, los riachuelos, las fuentes, que tienen tan cerca. Conservarlas. Cuidarlas. Vivirlas. Disfrutarlas.




Calles rectas.


Para el 27 de enero próximo han organizado una excursión de senderismo: Aigues – Cabeçó d´Or – Aigues, una ruta de dificultad media alta de aproximadamente cinco horas de duración. Invita a todos los amantes de la naturaleza. Anima a todos. Salida desde las escuelas de Aigues a las 8 h. Recomienda llevar: “Comida: agua ó zumo, chocolate, frutos secos, galletas energéticas, bocadillos; Ropa: calzado adecuado, ropa cómoda, gorra, chubasquero. El itinerario de la travesía “Aigües – Cabeçó D’Or - Aigües”: 1. Salida desde las Escuelas de Aigües hasta el Balneario, a la izquierda de la Ermita del Bosque. 2. Enlazamos con el PRV243 Camí del Bacorero y subimos hacia El Cantal. 3. Continuamos un tramo del PRV243 y seguimos camino abajo. 4. Pasamos dos pozos y cogemos a la derecha en dirección a la línea de alta tensión. 5. Llegamos a la cumbre y cogemos a la derecha un sendero no muy bien señalizado hasta llegar a encontrarnos con el sendero PRV-2 situado en el Plá del Cabeçó. 6. Seguimos el sendero hacia la derecha, subiendo hacia el Plá de La Gralla. 7. Llegamos a la Casa de Polset, donde se cruza el camino del Racó de Seba y sale el sendero dirección a la cima del Cabeçó D’Or, pasando por Casa del Comte. 8. Una vez en la Casa del Polset, se decidirá si subimos hasta la cima o regresamos por el mismo recorrido hasta Aigües. Vuelta hacia Aigues y final del recorrido en Las Escuelas”. Inscripción libre. Organiza esta Asociación. Colabora el Ayuntamiento de Aigues.



Escuelas.


Plano de Aigues.


El entusiasmo de Javier por Aigues y su entorno le anima a recuperar senderos, a mejorar los caminos que se abrieron en la sierra para el disfrute de vecinos y visitantes, a promover ideas para que los paseos al aire libre de sus montañas se mantengan en condiciones de uso. Me enseña algunos motivos de su pasión. Hierbas medicinales. Pinadas. Fuentes. Ermita. Senderos. Riachuelos. Barrancos. Montañas.

Una peña, en donde hay un mirador, de El Garroferet, con vistas a los cuerpos danone que se tostaban en la piscina del Balneario, actualmente en restauración. Junto a este, plantas medicinales: romero, tomillo, lavanda, rabo de gato, … Detrás del balneario nacen varios caminos que atraviesan los PRV 243 y 226. Cogemos uno de los caminos, el de la izquierda. Nos lleva por una senda con unos bancos de piedra. Disfrutar del paisaje. Olvidar las prisas. Descansar atentos a los ruidos de la sierra. Un mirlo negro. Gorriones. Sentados sobre la piedra fría viendo los colores del atardecer. Estos bancos tienen nombre. El del Dr. Sapena, médico del pueblo y del balneario. En este, en una roca, casi borrado, un dibujo del pintor Agrasot, quien pasaba temporadas en el Hotel Miramar, el balneario. El banco del Congreso, bajo los pinos. El banco de España, desde él vemos el valle; en los días claros, Campello, Santa Pola, Alicante, el mar. Una finca de alto copete, la Torreta. Desde aquí vemos la Penya Rotja. Nos adentramos por la pinada. Un pulmón verde. Algunos árboles moribundos reclaman mayores cuidados. Ramas secas que el viento desprendió de su tronco demandan más atención. La Font de la Cogolla, hoy seca, tenía un importante caudal. Una casita con tejado a dos aguas la protegía, ahora en ruinas. El manantial del interior de la tierra afloraba a la superficie con propiedades minero-medicinales alcanzando casi 38º C. Muy cerca, un mirador. Una zona de recreo. Más arriba, una ermita. Veneran a la Virgen del Carmen, pintada en la pared detrás del altar. En julio todo el pueblo sube en romería para conmemorar su santo. Unos por devoción. Otros por tradición. En andas, desde el pueblo, llevan a la imagen de la Virgen al interior de la ermita.



Mirador de El Garroferet.




El Balneario, en obras de restauración.


Detalle del Balneario, las montañas, las palmeras, ...



Banco del Dr. Sapena, con Javier Larrosa.


Banco de España.




Entre los pinos, una finca de alto copete.



Pinada. Un pulmón verde.




La Font de la Cogolla.




La ermita.



Virgen del Carmen, pintada detrás del altar, en el interior de la ermita.



Cumbre del Cabeçó tapada por las nubes.


Otro camino nos lleva al lado norte del pueblo. Desde aquí vemos la cumbre del Cabeçó tapada por las nubes. Junto al camino, el Barranco de la Umbría. Se nos cruza una liebre. Se para en medio del camino. Nos mira. Se marcha deprisa. Sus saltos y sus gestos me recuerda a Tambor, en Blancanieves. Cruzamos tierras de secano. Cruzamos la carretera que lleva a Relleu. Nos metemos por un caminito que baja. Tenemos que tener cuidado. Hay mucho barro. Bajo nuestros píes un hilillo de agua busca el riachuelo. Los juncos se inquietan con nuestra presencia. Se abrazan. Se acarician. Aplauden cuando nos acercamos al caño. La Font del Castellet. Agua fría y dulce sale de sus entrañas. Por una acequia va camino de reunirse con otras aguas. Allá a lo lejos, el mar. Javier tiene un proyecto para ponerla en valor, para vestirla con las galas que se merece. Insiste en que hay que recuperar y mantener el patrimonio natural de Aigues.


La Font del Castellet.

La ilusión de Javier, su servicio desinteresado a los demás, su tiempo, no tienen precio.

Aigues, lugar ideal para el descanso. Como dice el dicho popular “Aigues sin médico cura, aquí botica ni se nombra, bastan sus aires y sus aguas y de sus pinos su sombra”.

8 comentarios:

deep space dijo...

Hace pocos meses que no paso por allí, tras años de hacerlo en bici con cierta asiduidad. He pasado muy buenos momentos de encuentro conmigo mismo en el Cabeço y sus alrededores, siempre en soledad, en esa especie de sublimación espiritual que produce la lucha con uno mismo en la subida por retorcidas sendas -tal vez inéditas- sobre dos ruedas. Me alegra comprobar que el balneario de Aguas está en restauración. ¡Por fin! Ya veía que un día de estos se derrumbaba.

Me interesa la marcha del 27 de enero. Me apunto.

paskki dijo...

Yo también me apunto. Es una buena manera de estar en contacto con la naturaleza en su estado puro. Es una buena manera de disfrutarla en compañía de amigos. Y es importante para Javier Larrosa y lo mejor es disfrutarlo con él y con sus compañeros de la Asociación de Caminante de Aigues.

arturo dijo...

Mañana un poco antes de las ocho, os espero en el bareto de al lado de las escuelas, para tomarnos un cafetito caliente y un "cantahueso" de Monforte del Cid y después subir daonde haga falta.

¿os habeis apuntado a la comida?

arturo dijo...

paskki, te has recuperado yá?
se pasó mal, pero que bien lo pasamos y nos trataron.

La próxima el 24 de febrero, muy facil bajando hacia el mar. Solo unas tres horas.

paskki dijo...

Sí que lo pasé mal ..., hoy tengo unas ahujetas tremendas que no me han privado de trabajar, pero mereció la pena, todo mereció la pena. No sólo por el paisaje, alcanzar el éxito al llegar al objetivo que nos marcó Javier, sino por el calor humano. La marcha fue dura pero el premio lo obtuvimos durante todo el día con unos y con otros. El broche, la comida. Recuerdos, risas y camaradería. Mucho buen rollo y buena gente. En tí he encontrado un amigo de fatigas montañeras y mucho más. Un abrazo.

arturo dijo...

pasate por alicantevivo, para las jornadas de participación ciudadana de aigües, donde la asociación de caminantes va a tener un stand el sabado 23/2/08, Javier a traves del ayuntamiento nos han invitado a participar, colaborar y ayudarles.
Estaremos en contacto.
965261250
armodevi@yahoo.es
630016514

paskki dijo...

Me apunto a aportar mi granito de arena para colaborar con Javier Larrosa, de la Asociación de Caminantes de Aigues, y con vosotros, Arturo. Ya hablaremos. Un abrazo.

Maria José dijo...

Ejem.....TAMBOR,el conejito, era personaje de BAMBI no de Blancanieves.
Aigües es un descanso para el cuerpo y para el espiritu, asi que a conservar su patrimonio que no es escaso y a evitar que tanto el pueblo como su entorno pierda su identidad.

entrevista a Pascual Rosser Limiñana sobre sus novelas

En su libro, Más allá del horizonte, habla del exilio forzoso al que, como vemos en televisión, se ven obligados millones ...

entradas populares