lunes, 3 de septiembre de 2018

Cómo sobrevivir a la picadura de un pez araña



Los que tenemos la suerte de disfrutar del mar casi todos los días del año sabemos que observarlo es una maravilla, cada día se viste de un color diferente, con sus vientos, sus olas y su horizonte allá a lo lejos. Disfrutarlo con el baño, el buceo ó navegando sobre sus aguas, es otro gran placer. Aunque como medio natural al aire libre, no está exento de riesgos, por insignificantes que estos sean ó parezcan serlo.


Y uno de estos pequeños riesgos me ha tocado a mí esta mañana. Al salir del baño en la playa con un mar revuelto, en la orilla me ha picado un pez araña. Pequeño porque suele tener entre 15 y 50 cm. También se le conoce como pez escorpión, pez víbora ó pez dragón. No por su tamaño, insisto. Su picadura es muy dolorosa. Suele estar enterrado en la arena en la orilla. Tiene el cuerpo alargado, con boca y cabeza de gran tamaño inclinada hacia arriba. Se encuentra en el mar Mediterráneo y en el océano Atlántico.

Ante la posibilidad de que se le pise ó ante sus depredadores tiene un sistema defensivo que consiste en glándulas productoras de veneno situadas en las espinas de su aleta dorsal y en el aguijón del opérculo (zona redondeada que cierra las branquias).


Cuando un pez araña te pica sufres un gran dolor y notas cómo - poco a poco - su veneno produce el hinchazón del miembro que ha sufrido la picadura. En mi caso, el pie izquierdo. Con el paso del tiempo el veneno empieza a expandirse - en este caso - por la pierna. Puede producir cianosis, coloración de la piel: sonrojada, en mi caso. También puede producir picor, pérdida de sensibilidad, mareo, dolor de cabeza y calambres musculares. Según los casos y la gravedad de la picadura, sus efectos puede durar unos días ó incluso meses. No todas las picaduras son iguales y es peor para las personas con alergias.

Lo primero que hay que hacer es atender la herida inmediatamente después de la picadura, solicitar ayuda al servicio de los vigilantes de la playa ó acudir al centro de salud más cercano. Esto último es lo que he hecho yo. Cuanto antes se atienda la picadura, sus efectos son menores. En dicho Centro lo primero que me han hecho es poner mi pie izquierdo en agua muy caliente (alrededor de 45 º) durante un largo periodo de tiempo en función del dolor y del alivio que produzca esta acción; el calor anula los efectos del veneno. En otros casos, si no se puede introducir el lugar de la picadura en agua, se ponen compresas, vendas ó trapos calientes sobre ella. El ATS ó el médico de guardia observará si la aguja está clavada en la parte afectada y en caso afirmativo la sacará con el instrumental adecuado para esto. El facultativo de ese centro de salud u hospital indicará la pomada que se ha de aplicar en la picadura y las medicinas que se han de tomar en cada caso.


La única manera de evitarlo es ir a la playa con escarpines de goma ó sandalias que se puedan meter en el agua. A este pececillo no lo ves por lo que tampoco puedes evitar pisarlo. Por lo tanto ya sabes, prevenir es mejor que curar, según dice el refrán popular.


No hay comentarios:

Migrantes, emigrantes e inmigrantes

En agosto se ha suscitado un debate en redes sociales por la supuesta avalancha de migrantes a las costas españolas y por el uso indist...

entradas populares