plaza del Dins en Alcoy


Uno de los lugares más emblemáticos de Alcoy, al que algunos llaman la plaza Mayor, la del Convento y otros por su propio nombre, la del Dins, es un lugar de encuentro, sosiego, tertulia, y fiesta en los días de celebraciones mundanas y callejeras.



Donde antes hubo un convento de grandes dimensiones con iglesia, el de San Agustín, hoy sólo queda su claustro con arcos clasicistas. Desde el acceso a esta plaza por la calle Santo Tomás nos encontramos con un solo arco gótico empotrado en la pared que era de acceso a la iglesia del convento desde el claustro.



Es con la protección de Saurina de Entenza, condesa de Terranova, sobrina del rey Jaime I y esposa del Almirante aragonés Roger de Lauria, cuando se construyó este convento fortificado, junto a su palacio señorial. Se iniciaron las obras en 1.290 terminando en julio de 1.338. Lo habitaron 17 monjes guerreros de la Orden de San Agustín, dependiente de la Orden Militar de Montesa. Para su fábrica se utilizaron buena parte de las piedras del destruido castillo y de sus murallas tras la conquista de la ciudad por Jaime I contra los moros. Martí Casanova escribe en su Guía del forastero de Alcoy, en 1.864, que este convento tenía claustro, huerto y cocina con muchas fuentes.



Este convento fue subastado en una de las desamortizaciones del siglo XIX vendiendo bienes de la iglesia y de las comunidades religiosas. Concretamente en 1837. Fue comprado por la ciudad, para la construcción de unos párvulos y para dependencias del Ayuntamiento. Madoz nos cuenta que “al tiempo de la supresión existían 2 conventos: uno de la orden de recoletos de S. Francisco fundado en 1740 … ; y el otro, del orden de San Agustín fundado en 1.290. … hallándose en el de San Agustín, la sala consistorial, las oficinas del Ayuntamiento y el pósito ó granero público”.




El convento y sus glorias son sólo el recuerdo y parte de la historia de Alcoy. Su claustro es hoy una plaza pública con viviendas en cada lado, punto de encuentro en cuyos bares y terrazas para el tapeo ó el tardeo, ó ambas cosas, la tertulia discurre bien cerca de estos arcos centenarios, testigos de tantas cosas …

Comentarios

Entradas populares de este blog

Alicante, la millor terra del món

Españoles en Argelia, historia de una emigración

Barcos de vapor en “El amor en los tiempos del cólera”.